LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Más películas

La habitación del pánico
Los Tenenbaums
Vete a saber
Crossroads
Falsa identidad
La playa de los galgos
La spagnola
Monster's Ball
The Majestic
E.T. El extraterrestre
En la puta vida
El florido pensil
Guerreros
John Q.
La máquina del tiempo
Elling
En la habitación
Hable con ella
Little Senegal
Bones
Fuera del mundo
Gosford Park
Mothman, la última profecía
Mulholland Drive
Rollerball
Sexy beast
Atando cabos
Desde el infierno
En la ciudad sin límites
Última sospecha
Yo soy Sam

 

UN PADRE DE CUIDADO
(Joe Somebody)


cartel
Ampliar cartel
Dirección: John Pasquin.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 98 min.
Interpretación: Tim Allen (Joe Scheffer), Julie Bowen (Meg), Kelly Lynch (Callie), Greg Germann (Jeremy), Hayden Panettiere (Natalie), Jim Belushi (Chuck), Patrick Warburton (Mark McKinney).
Guión: John Scott Shepherd.
Producción: Arnold Kopelson, Anne Kopelson, Matthew Gross, Ken Atchity y Brian Reilly.
Música: George S. Clinton.
Fotografía:
Daryn Okada.
Montaje: David Finfer.
Diseño de producción: Jackson De Govia.

 

SOBRE LA HISTORIA
© 2001 20th Century Fox y Regency Enterprises

Todo el mundo quiere ser alguien en esta vida y Joe Scheffer (TIM ALLEN) no es una excepción. Pero Joe cree que es un don nadie. Videoespecialista de gran talento en una compañía farmacéutica de Minneapolis, le han estado dando largas durante mucho tiempo respecto a un ascenso que le habían prometido. Y Joe ha corrido la misma suerte en su vida personal, pues todavía está enamorado de su ex- mujer Callie (KELLY LYNCH).

Las cosas para Joe pasan de lo "corriente y moliente" a lo peor cuando soporta el golpe más cruel de todos: la pérdida de su querida plaza de aparcamiento conseguida no sin esfuerzo, a manos de Mark McKinney, el tirano de la oficina (PATRICK WARBURTON), quien le humilla delante de su precoz hija (HAYDEN PANETTIERE).

El incidente le estimula a embarcarse en una búsqueda de la redención… o como mínimo de la revancha con Mark. El primer paso: recibir clases de artes marciales con Chuck Scarett (JIM BELUSHI), una estrella de las películas de acción de serie B pasada de moda que, a la postre, da a Joe mucho más que meras lecciones de karate.

El siguiente: una nueva imagen que incluye un nuevo peinado y un nuevo vestuario. El plan de Joe cosecha inesperados dividendos: Cuando se extiende la noticia de su revancha, Joe consigue un súbito ascenso dentro de la compañía. Él encuentra su nuevo puesto, su popularidad y los ánimos que recibe muy excitantes (un plus es el interés que despierta Joe en Callie), pero su hija Natalie le deja bien claro que le gustaba su padre tal y como era antes y no esta nueva y mejorada versión.

Tampoco está nada impresionada con la transformación de Joe Meg Harper, la pizpireta "asesora de bienestar" (JULIE BOWEN), con quien Joe ha tenido sus más y sus menos tratando de ligársela. Mientras se aproxima la confrontación con el colega al que antes temía, Joe está decidido a mostrar a Meg, a Natalie y a todo el mundo, que quien hubo un tiempo en que no era nadie es ahora alguien con el que se puede contar.

Antes de incorporarse a la lista de guionistas más destacados de Hollywood, el guionista de UN PADRE DE CUIDADO, John Scott Shepherd, trabajó duramente en el mundo de la publicidad como productor de cine y vídeo. Sus vivencias le sirvieron de fuente de inspiración para escribir acerca de aquéllos que trabajan, a menudo de forma anónima y sin el beneficio de la fama o las cámaras de televisión, en las grandes empresas norteamericanas. "Se me ocurrió", afirma Shepherd, "que todos nosotros esperamos ser alguien especial, si no alguien famoso".

Basándose en esta premisa Shepherd desarrolló una historia sobre un trabajador de lo más corriente cuya vida parece haber pasado de largo. Los temas universales que el guión saca a relucir, tratados con humor, entusiasmo y sentimiento, llamaron la atención del ejecutivo de Kopelson Entertainment Matthew Gross, quien descubrió el guión mientras trabajaba en un episodio piloto para televisión con Shepherd. "Leí el guión en un ordenador portátil en la habitación de un hotel", cuenta Gross, "y supe al instante que tenía que hacer esta película. Me conmovieron los temas que trata la historia, incluyendo la aceptación de uno mismo, el heroísmo, las segundas oportunidades, el orgullo y su esencia, el amor".

La pasión de Gross por el guión era contagiosa y alcanzó a sus jefes Arnold y Anne Kopelson. Los Kopelson, aclamados por sus inteligentes thrillers y sus películas de acción como "Platoon", "El fugitivo", "Seven" o "Ni una palabra", dieron todo su apoyo a la confianza de Gross en el proyecto de UN PADRE DE CUIDADO.

"A Arnold, a Anne y a mí nos gustó la idea presente en el guión de que todo el mundo quiere ser alguien y que esa necesidad está presente en todos los ámbitos de nuestra vida; en nuestra infancia, en el hecho de casarnos o en nuestro lugar de trabajo", señala Gross. "John Scott Shepherd ha creado personajes muy desarrollados quienes, al final de la película, han evolucionado todos de forma sorprendente".

Las sorpresas giran en torno a la peripecia vital de Joe Scheffer, contada a través de una hábil combinación de comedia y drama y prestando una atención muy meticulosa a las divertidas y emocionantes debilidades humanas. Su historia empuja a Joe a una realidad fuertemente emocional.

"A menudo la comedia nace de cómo hacemos frente al paso del tiempo y a la desdicha, " señala Shepherd. "Encontrar escenas de humor mientras los personajes se construyen es para mí más real que las escenas cómicas ya escritas e insertadas en el guión. El humor nace del personaje, Con optimismo, el público se verá identificado y dirá, ‘he pasado por eso’, mientras se ríe al mismo tiempo".

La mezcla en UN PADRE DE CUIDADO de comedia y drama llamó la atención de Tim Allen, cuya carrera ha pasado de cómico de micrófono y la apreciada serie de televisión "Un chapuzas en casa" al cine con comedias tan exitosas como "¡Vaya Santa Claus!" o "Héroes fuera de órbita". Allen había estado buscando algo más que una mera comedia y se dio cuenta de que UN PADRE DE CUIDADO tenía los elementos para poner de manifiesto sus dotes cómicas y dramáticas. "La historia tiene mucho contenido emocional, y un sentimiento que realmente me encanta" afirma Allen. "Es como una buena y abundante comida, con personajes que abarcan un amplio abanico de interpretaciones y una realidad que es universal".

"La película trata de algo más que de las segundas oportunidades", añade. "Trata también de las terceras, las cuartas y las quintas oportunidades; trata de estar despierto, mirando todo como si fuera nuevo, siendo proactivo y evolucionando".

Según el productor Brian Reilly, el UN PADRE DE CUIDADO de Tim Allen le viene al actor como anillo al dedo. "Cuando Tim está en una historia, siempre saca a relucir su comicidad", dice Reilly. "Eso es un don. Con UN PADRE DE CUIDADO vi la oportunidad de hacer una película que funcionara tanto desde el punto de vista cómico como desde el punto de vista dramático. Y como añadido, algunos de los toques de comedia más sorprendentes y memorables fueron fruto de la improvisación de Tim en el plató".

John Scott Shepherd está de acuerdo en que UN PADRE DE CUIDADO y Tim Allen forman una pareja formidable. "Para los Estados Unidos Tim Allen es UN PADRE DE CUIDADO", afirma Shepherd. "Es un tipo accesible cuyos defectos son aplicables a la mayoría de la gente. Le vi en ‘Héroes fuera de órbita’ y vi el alma que dejaba descubrir en las contadas oportunidades en que le dejaron. Ésta es una oportunidad para que Tim explore aún más esta faceta suya".

"El público se va a quedar sorprendido cuando vea a Tim Allen en la película", añade el productor Matthew Gross. "No es sólo un protagonista romántico; expresa una increíble empatía por este personaje. Tim tiene grandes dotes para la comedia y personifica al tipo corriente al que todos quisiéramos apoyar. Hay algo de él en todos nosotros".

Una vez que Allen era parte ya del elenco de UN PADRE DE CUIDADO, los productores, los ejecutivos del estudio y el mismo Allen comenzaron a buscar un director. Tras haber trabajado con el director John Pasquin en algunos episodios de "Un chapuzas en casa" y en "¡Vaya Santa Claus!" y "De jungla a jungla", Allen y el productor Brian Reilly sabían que este destacado realizador podría capturar la emoción y la esencia de UN PADRE DE CUIDADO, además de su humor. Reilly estaba tan decidido a involucrar a Pasquin en el proyecto que se presentó en la casa del director con el guión debajo del brazo. "Había hecho dos películas con Tim y con John", dice Reilly, "y quería a toda costa hacer una tercera. El guión de UN PADRE DE CUIDADO tenía el potencial para convertirse de verdad en una película maravillosa y quería lo mejor. Así que me fui a por Pasquin".

Después de leer el guión y discutirlo detenidamente con Allen, Reilly y los jefazos del estudio, Pasquin dio su conformidad para encabezar el proyecto. "Pensé que la película iba a ser un enorme desafío para Tim y para mí a la hora de definir el tono adecuado que pudiera servir tanto para la parte cómica como para la dramática", explica. A Pasquin, como le ocurría a Allen, le gustaba las complejidades y el amplio abanico de interpretaciones. "UN PADRE DE CUIDADO es una historia de transición a la madurez", continúa Pasquin. "En el transcurso de la película, la gente gana en dimensión y se hace más y más perfilada. Cada personaje tiene su propia trayectoria vital".

La peripecia vital de Joe Scheffer – su epifanía – afecta a la gente que se encuentra a su alrededor. La mayoría de los personajes del mundo de Joe están en transición y enfrentándose a las consecuencias de haber elegido un determinado camino. Los realizadores poblaron UN PADRE DE CUIDADO con un reparto heterogéneo elegido por su individualidad.

Julie Bowen interpreta a la directora de recursos humanos, o como ella le llama, la "asesora de bienestar" Meg Harper. Los realizadores llevaron a cabo una intensa búsqueda para encontrar a alguien fresco, fuerte y conmovedor que fuera capaz de resistir la energía y la inventiva de Tim Allen. Y encontraron precisamente todo esto en Julie Bowen, cuyas dotes para la comedia y el drama han quedado patentes todas las semanas en la popular serie de televisión "Ed".

Bowen disfrutó de lo lindo dando la réplica a Allen y también explorando algunos de los rasgos más sutiles del personaje de Meg. "Meg no es exactamente aquélla que aparenta ser", afirma Bowen. "Ella está intentando amoldarse a un lugar al que no pertenece en realidad y encuentra en Joe a un espíritu análogo. Ninguno de ellos puede encontrar de verdad su sitio dentro de la gran y brillante estructura de la empresa".

Kelly Lynch interpreta el papel de otra de las mujeres presentes en la vida de Joe: su ex-mujer Callie, de la que todavía Joe está enamorado. Natural de Minnesota, Lynch se reconoció de inmediato en el personaje. "Interpreto a una mujer que es todavía una niña", explica. "Callie cree que si alguien no la está mirando, es porque seguramente ella no está en la habitación o no existe. Es una adolescente, incapaz de ser la madre de su hija, pero al final, mi personaje consigue madurar sin perder su sentido del humor".

La hija de doce años del guionista John Scott Shepherd sirvió de fuente de inspiración para el papel de Natalie, la hija de Joe. "Natalie, como ocurre con mi propia hija, podría ser fácilmente el protector de la familia", afirma Shepherd. "Natalie es lista, habla con propiedad y es casi una mujer para unos padres que llevan una vida que a ella no le gusta. Natalie le recuerda a menudo a su padre lo que es realmente importante".

El papel requería a una joven que fuera a la vez inteligente, fuerte y vulnerable. "Aunque físicamente mi hija no se parece en nada a Hayden, ella, como el personaje de Natalie, tiene doce años pero aparenta dieciocho. Hay veces que se te olvida muy fácilmente que todavía es un niña", se ríe Shepherd.

Hayden Panettiere, quien ha coprotagonizado "Titanes, hicieron historia", y su madre volaron de Minneapolis a Nueva York para hacer una prueba. "Para nosotros Hayden fue un hallazgo maravilloso", dice Pasquin. "Necesitábamos un ‘corazón viejo’ en un cuerpo joven para representar la conciencia de la película. Tras la prueba, todos supimos que habíamos encontrado a nuestra Natalie".

A medida que avanzaba el rodaje, los realizadores estaban más y más encantados de que la química que había entre los actores funcionara a todos los niveles; especialmente entre Jim Belushi y Tim Allen. Belushi interpreta el papel de Chuck Scarett, una estrella de las películas de serie B reconvertido en profesor de artes marciales. Provisto de un agudo sentido del humor y de algunos poderosos movimientos de esta milenaria técnica, Scarett va a resultar uno de los personajes más memorables de Belushi.

Belushi, quien tiene experiencia tanto en películas de acción como en las de artes marciales, conectó fácilmente con el personaje. "Construí el personaje de Chuck sobre la base de un montón de maestros que me han ayudado en mi carrera", declara Belushi. "Tanto el karate como la enseñanza tienen en común el sentido del honor y ayudar a la gente es a menudo una experiencia espiritual. Chuck se ha aceptado a sí mismo por ser quien es, por dónde está y por lo que le gusta. Creo que todos nosotros nos esforzamos por conseguir ese sentimiento de paz y de equilibrio. Él da eso a la película y, a su modo, lo comparte con Joe. Chuck enseña a Joe, tanto desde el punto de vista espiritual como desde el punto de vista dramático a escoger sus batallas y, al final, Joe aprende que lo único por lo que merece la pena luchar es por una conexión emocional". El resultado es una amistad nada convencional y muy divertida que genera sorprendentes resultados.

El entrenamiento en la pantalla de Chuck con Joe creó un vínculo entre los actores fuera de las cámaras. "Tim es brillante actor de comedia que se concentra en el momento, buscando siempre un modo de conseguir que la escena sea aún mejor", afirma Belushi. "Las escenas que más me gustan son aquéllas en las que Tim y yo lo estamos mezclando con la acción física. Esto nos centraba en el momento y ahí era donde nos entendíamos.

Fuente: Fox España


Imágenes y notas de producción de Un padre de cuidado - Copyright © 2001 20th Century Fox y Regency Enterprises. Fotos por Joe Lederer. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Un padre de cuidado"
Añade "Un padre de cuidado" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo | de compras | reportaje
especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine | reseñas de un butaquero
quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600