LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

Más películas

El forastero
El gran lío
Invicto
Jóvenes salvajes
La última fortaleza
Pirados por la nieve
Rencor
Tardes de Gaudí
Vete a saber
Metrópolis
El ataque de los clones
El quinto hombre
Escape to paradise
Fiel a sí misma
Fumata blanca
Iris
La cautiva
La soledad era esto
No somos nadie
Session 9
Suavemente me mata
Así es el amor
La guerra de Hart
Ali
El Rey Escorpión
El sueño de Ibiza
Escalofrío
La marcha verde
Waking life
Ajuste de cuentas
Aventuras en Alaska
Blade II
Charlotte Gray
Showtime
El embrujo de Shanghai
La habitación del pánico
Los Tenenbaums
Un padre de cuidado
Crossroads
Falsa identidad
La playa de los galgos
La spagnola
Monster's Ball
The Majestic
E.T. El extraterrestre
En la puta vida
El florido pensil
Guerreros
John Q.
La máquina del tiempo
Elling
En la habitación
Hable con ella
Little Senegal
Bones
Gosford Park

 

40 DÍAS Y 40 NOCHES
(40 days and 40 nights)


cartel
Ampliar cartel
Dirección: Michael Lehmann.
Países:
USA, Reino Unido, Francia.
Año: 2002.
Duración: 94 min.
Interpretación: Josh Hartnett (Matt Sullivan), Shannyn Sossamon (Erica Sutton), Paulo Costanzo (Ryan), Adam Trese (John Sullivan), Emmanuelle Vaugier (Susie), Lorin Heath (Diana), Aaron Trainor (Waiter), Glenn Fitzgerald (Chris), Monet Mazur (Candy), Christine Chatelain (Andie), Keegan Connor Tracy (Mandy).
Guión: Rob Perez.
Producción: Tim Bevan, Eric Fellner y Michael London.
Música: Rolfe Kent.
Fotografía:
Elliot Davis.
Montaje: Nicholas C. Smith.
Diseño de producción: Sharon Sheymour.
Vestuario: Jill M. Ohanneson.

 

SOBRE LA PRODUCCIÓN
© 2002 UIP

1. La producción

La acción de 40 días y 40 noches, una comedia sobre la ausencia de sexo, se desarrolla en el bullicioso mundo de los ejecutivos solteros de San Francisco. Josh Hartnett (Pearl Harbor, Black Hawk derribado) inter-preta al protagonista Matt Sullivan, un veinteañero inteligente y atractivo que intenta recuperar el control de su vida, hecha pedazos desde su última ruptura sentimental. Con el corazón destrozado y un insaciable apetito sexual que le ha llevado a tener varias relaciones de una sola noche fracasadas, Matt busca consuelo en el sacrificio. Pero tiene que mantener a raya a sus escépticos amigos y compañeros de trabajo si quiere cumplir el voto de abstinencia que se ha marcado para los cuarenta días de Cuaresma. Para alguien que nunca ha conseguido terminar nada en la vida le va a resultar difícil resistir el seductor mundo que le rodea.

"Eres la clase de tío que es incapaz hasta de terminarse un sandwich. No podrás conseguirlo. Y no te lo tomes como algo personal. Sólo te digo que no hay tío capaz de aguantar eso. Va contra la naturaleza. El varón está diseñado biológicamente para esparcir su semilla, Matt... ¡Tus semillas se van a cabrear, tío! ¡Vas en contra de la ciencia! ¿Quieres pasar a la historia como el tipo que se rebeló contra la ciencia?" _ dice Ryan, compañero de piso de Matt, cuando se entera de sus planes.

La idea de hacer una comedia sexual basada en la abstinencia procede directamente de las páginas del diario personal del autor del guión, Robert Pérez: "Este primer guión original mío es una historia de carácter semi-autobiográfico sobre una chica que más o menos me partió el corazón. Durante ese período yo estaba escribiendo un diario, sin pensar en hacer nada especial con él. Pero vi varias películas seguidas que vinieron a recordarme lo poco sexy que es el cine actual. Esta historia resulta bastante divertida porque le plantea al protagonista un obstáculo bastante real".

Encontrar al realizador adecuado no resultó demasiado difícil. El proyecto le atrajo enseguida al director Michael Lehmann, autor de comedias tan memorables como La verdad sobre perros y gatos, Airheads y Heathers, escuela de jóvenes asesinos. Explica Lehmann: "El productor Michael London, que es un viejo amigo mío, me llamó un día y me dijo que un joven escritor le había propuesto una idea para una película que seguramente me iba a interesar. Cuando me contó el argumento, me sentí entusiasmado. Es una comedia muy poco usual. El concepto es de lo más original: no es una comedia sobre el sexo sino sobre la abstinencia sexual, es algo que nadie ha hecho antes. Nadie ha tenido la tentación de divertirse con la idea de ver qué pasa cuando uno se rinde y renuncia al sexo". Irónicamente, el resultado es una película muy sexy.

"Ayer me dijo Erica que tenía que cumplir mi voto de castidad y hoy me siento acosado por el sexo.¿Por qué?" _ Matt, pidiéndole consejo a su hermano.

Griffin Dunne, que hace el papel de Jerry, el jefe sexualmente disfuncional de Matt, comenta: "Tiene un espíritu muy adolescente pero es una comedia adulta. Todos los personajes están muy calientes y piensan en el sexo y hablan de sexo sin cesar. Creo que eso no para nunca, desde que llegas a la pubertad hasta que te encuentras en tu lecho de muerte. La película se limita a presentar una intensa exageración de ese fenómeno".

Paulo Costanzo (Viaje de pirados), que hace el papel de Ryan, el compañero de cuarto de Matt, añade: "Si uno se abstiene del sexo, de repente pasa a dominar toda tu vida hasta el punto de que te ves obligado a volver a practicarlo otra vez. Eso al menos es lo que me ha ocurrido a mí cuando he decidido pasar del sexo por un tiempo. Puedo asegurar que cuarenta días y cuarenta noches de abstinencia pueden hacer que uno se vuelva loco".

"¿Hombres? Para un hombre, 40 minutos es una eternidad" _ dice Mandy, compañera de trabajo.

Para capturar ese sentimiento de locura, Lehmann subraya en la película que estamos rodeados de imágenes sexuales, lo que hace que empeñarse en olvidar el sexo se convierta en un serio problema: "El sexo juega un gran papel en nuestra psicología, en cómo vemos el mundo y en cómo nos relacionamos con los demás. Un aspecto del guión de Robert Pérez es que después de unos cuantos días de abstinencia, todos los objetos que rodean a Matt se acaban erotizando. Lo que hicimos fue exagerar esta idea un poco más y crear escenas de fantasías sexuales desmesuradas. El humor proviene de que Matt acaba torturado por aquello que está tratando de controlar. Resulta irónico y divertido que el plan de purgarse del sexo se vuelva contra él: el sexo le atormenta en sus peores manifestaciones y también en alguna de las mejores".

El plan de Matt surte imprevistos efectos en cómo percibe a la gente que le rodea, especialmente a las mujeres de su trabajo, que pasan de ser bellezas fuera de su alcance a convertirse en una tentación constante para él. Dice Lehmann: "Las mujeres de la película se dan cuenta de que el plan de Matt es típicamente masculino, y bastante estúpidamente masculino. Entonces ellas se aprovechan de eso y lo manipulan a su favor porque comprenden que este elemento de la sexualidad masculina forma parte del juego de poder entre hombres y mujeres".

Lehmann buscó un reparto de rostros nuevos: "La ventaja de trabajar con actores jóvenes es que quieren crearse una imagen propia y al mismo tiempo también quieren aprender. Eso es un reto para el director porque a menudo tengo una idea muy específica de cómo quiero que sea un personaje determinado, o cómo quiero que lo interpreten, y normalmente vengo al rodaje con una idea muy definida de cuál quiero que sea el tono de la película. Los actores jóvenes no siempre se adaptan a lo que tenías pensado, quieren aportar ideas propias sobre el tono y la caracterización. Y eso es algo que me gusta".

Lehmann escogió primero a Hartnett para el papel de Matt Sullivan: "Josh era el candidato ideal porque es un chico muy atractivo y tiene mucho carisma. Al mismo tiempo, puede hacer el papel de pardillo sin exagerar demasiado y sin caer en un juego cómico demasiado evidente. Josh tiene ocasión de probarse como actor en esta película, arriesgándose a crear efectos cómicos en situaciones hiperbólicas sin llegar a pasarse".

El productor Michael London explica que en un principio pensaron en un actor que interpretara el papel de forma exageradamente cómica. Pero al conocer a Hartnett, "lo vimos todo claro de repente. Josh no veía la necesidad de exagerar los aspectos cómicos. A él le parecía serio, mortalmente serio, que un chico hiciese voto de castidad. El hecho de que Matt tomase esa decisión para dar un dramático giro a su vida, hacía que todo resultase más divertido. Interpretó al personaje en serio, lo que sirvió para resaltar las escenas de comedia que se producían a su alrededor. Fue perfecto. Además, al elegir ese tipo de interpretación, abrió un espacio para que se desplegase el aspecto dulce y romántico de la película".

En esta película Hartnett se pone a prueba como actor, arriesgándose a poner a su personaje en situaciones exageradas sin pasarse él mismo de la raya en su interpretación. Comenta Hartnett: "Matt es tan solo un chico normal que se coloca a si mismo en una situación ridícula. Lo más interesante del personaje es que cuando algo le preocupa, sea su vida sexual o lo que sea, se concentra completamente en eso y se olvida de todo lo demás. Las fijaciones de Matt le conducen a desarrollar conductas extremas y de ahí proviene gran parte del humor de la película".

Griffin Dunne comenta de su colega Josh Hartnett: "Tiene gracia ver a Josh porque cuando yo tenía su edad hice una película, ¡Jó, qué noche!, en la que me enfrentaba a un reto interpretativo muy similar. Nuestros dos personajes tienen en común que son muy reactivos y el subtexto de las dos películas es el sexo, el deseo sexual que conduce a verse castigado o humillado, los pensamientos sexuales que acarrean todo tipo de terribles consecuencias. Era importante que esta película tuviera un buen actor al frente porque el personaje de Josh es el ancla de la historia. Los demás personajes bailamos como locos a su alrededor".

"¡Me han contado lo de tu voto y me parece genial! Es el truco perfecto para recuperar el control de mi relación de pareja. Hago el mismo voto. Le digo a ella que voy a pasar del sexo por unos meses. Seguro que al poco tiempo está rogándome que lo hagamos... ¿No crees? ¿Cómo lo ves?" _ le dice Jerry, el jefe de Matt.

El ingrediente esencial de una buena comedia es encontrar el tono exacto del humor físico. Dice Lehmann: "Mi experiencia de director de comedias me ha enseñado que puedes tener veinte líneas de diálogo muy graciosas, que parecen muy graciosas cuando las ves escritas o cuando las leen los actores en las pruebas, pero no se pueden comparar en efectividad con un buen gag visual. Es algo curioso. Es mucho más fácil encontrar divertido el movimiento o la conducta física de una persona que ninguna otra cosa. Y Josh es muy bueno en este aspecto de la comedia: fue asombroso ver a un actor por lo demás serio y profesional, capaz de bordar un papel dramático, pero también capaz de hacer las mayores chorradas con su cuerpo. Le hemos prendido fuego en un brazo, le hemos hecho caerse, correr medio desnudo... y lo ha hecho de forma impecable".

Hartmann se ganó también la admiración de sus compañeros de reparto. Dice Griffin Dunne: "Le he visto trabajar toda una mañana con un pene prostético que él mismo se ajustaba de forma casual antes de rodar una escena delante de un montón de extras. Tenía una relación muy sana con dicha prótesis. Se la pone y se olvida de que la lleva puesta, que es precisamente lo que requiere la escena. Charla casualmente con las mujeres de su oficina sin prestar atención a semejante protuberancia..."

Dunne encarna el papel de Jerry, jefe de la compañía de diseño de páginas web "bigwindow.com" y casi el único personaje de la película que pasa de los treinta. Dunne describe el dilema de su personaje: "Soy más viejo que los demás, soy la única figura de autoridad en un lugar de trabajo moderno y marchoso. Llevo casado ocho años, mientras que mis empleados ya van por la segunda o tercera novia (les duran una semana o dos). Hay mucho sexo en mi despacho pero no tiene nada que ver conmigo. Y me inquieta el voto de castidad que hace Matt porque mi propio matrimonio está en crisis: tengo una relación de celibato con mi mujer, pero no porque yo lo quiera. Así que pienso que puedo aprender algo del voto de Jerry: me doy cuenta de que en cuanto dice que va a ser casto, las chicas se ponen como locas y todas quieren estar con él. Pienso que puedo hacer algo parecido con mi mujer pero por supuesto el tiro me sale por la culata..."

Antes de completar el reparto de los personajes que debían poblar la compañía "bigwindow.com", el director Lehmann recorrió la bulliciosa zona de oficinas de San Francisco: "Los "puntocom" forman un grupo de gente muy interesante y diverso. No se ajustan al viejo cliché de que la gente que hace trabajos de tipo técnico son pitagorines o empollones pardillos. Más bien son empollones de tipo moderno o pitagorines muy seguros de sí mismos, o bien tipos que no tienen de ningún modo el tópico perfil técnico sino más bien el tipo de humor seco e irónico que uno asocia con la gente inteligente que trabaja en oficios de alta especialización".

Esto otorgó mucha libertad creativa a los responsables de la película, que pudieron incurrir en divertidas exageraciones a la hora de recrear el entorno que rodea a la expansión de internet. Dice el guionista Pérez: "Hay mucha gente trabajando en empresas así pero la mayoría de las personas de fuera no saben muy bien lo que hacen. Y eso me parece divertido: contrastar un mundo laboral que se rige por reglas nuevas con la situación de Matt, que intenta también regir su vida según reglas nuevas". Al fin y al cabo, lo que hace Matt es buscar disciplina en un mundo lleno de libertad y oportunidades.

Había que rodear a Matt de personajes pintorescos y dinámicos, que cumpliesen cada uno una función muy específica. Dice el director Lehmann: "Paulo Costanzo, que interpreta a Ryan, el compañero de Matt, no era el tipo de actor que nadie hubiera escogido para el papel después de leer el guión. Pero me gustó su sentido del humor en la prueba, leyó el papel de forma relajada e informal y lleno de agudeza. Paulo aportó al personaje más de lo que venía en el guión". Según Hartnett, Ryan es el centro cómico de la película: "Encarna la parte más ligera de la historia. Matt funciona más bien como un protagonista convencional, que contrasta con el desmadre cómico de cuerpo-de-goma del personaje de Ryan".

Para el importante papel protagonista femenino de Erica, Lehmann y el director de reparto Joseph Middleton encontraron a una fascinante actriz nueva. Dice Lehmann: "Vimos a muchas actrices muy buenas cuyo trabajo anterior conocía y a una desconocida llamada Shannyn Sossamon. Cuando entró en el cuarto, todos la miraron... No se parecía a las otras actrices que habíamos estado viendo, tenía una cualidad muy especial, era como si iluminase la habitación. Leyó el papel de forma relajada y natural, casi no parecía una actriz en su forma de enfocar el material. Todos los que estábamos presentes lo percibimos". Lehmann sabía que se arriesgaba al contratar a Sossamon: "No es fácil darle a una actriz desconocida el papel de protagonista de una película. Pero cuando regresó a leer las escenas que compartía con Josh Hartnett, vimos que había una química maravillosa entre los dos".

Erica es una mujer con un sano apetito sexual que se siente completamente confundida por el atípico experimento emprendido por Matt. Ella le desea nada más verle y se siente muy cómoda y segura de su deseo. Por eso no entiende que él se le resista: ¿por qué se niega incluso a besarla? Matt no le da la información que ella necesita tener para entender su rechazo: se siente tan atraído por ella que es incapaz de ser sincero con Erica. Pero el tomarse las cosas con calma les sirve para hacerse buenos amigos, y la amistad es un importante componente del amor duradero. Para que tan complicada relación resultara convincente sobre la pantalla, era vital que los dos actores tuvieran buena química juntos. Según explica Hartnett, "Lehmann insistió en que pasáramos tiempo juntos para llegar a conocernos bien. Cenamos juntos mientras yo todavía estaba rodando Pearl Harbor, salimos, hablamos, hicimos una lectura estupenda juntos y, luego durante los ensayos en San Francisco, recorrimos toda la ciudad discutiendo sin parar sobre los personajes. Se creó una química entre nosotros y creo que se nota en la pantalla".

Era importante que hubiera esa química entre ellos. Tenían que recrear una intensa historia de amor en una película en la que no llegaban siquiera a besarse. Tenían incluso que interpretar una hermosa escena en la que hacen el amor con una flor, sin tocarse. Dice Lehmann: "Quería que la escena de sexo entre Josh y Shannyn fuera muy efectiva y natural pero sin que se tocaran. No quería que fuera directamente sexual, sino sólo muy sugerente. Hablé con los actores para aclarar lo que se vería, lo que no se vería y cómo íbamos a mostrarlo. Esa escena es el núcleo romántico de la película, una escena muy seria y hermosa que contrasta con el humor seco e irónico del resto del argumento."

"Sí, claro, genial... ¡el orgasmo inmaculado!" _ dice Maggie, la mejor amiga de Erica.

Maggie Gyllenhaal encarna el papel de Sam, la mejor amiga y confidente de Erica. Dice Sossamon: "Sam trata a Erica de forma maternal. Sam es cínica y aguda; Erica es más ingenua aunque no tiene nada de tonta. Creo que se llevan bien porque son muy diferentes. Erica le hace reir a Sam".

Dice Gyllenhaal: "El encanto del personaje de Erica proviene de las escenas en las que la vemos vulnerable y nerviosa contándole sus problemas con Matt a su amiga Sam. Lehmann dice que se creó una química especial entre Shannyn y yo, como si fuéramos de verdad amigas íntimas. Y creo que se debe a que también nos llevamos bien cuando no estamos delante de la cámara".

Más difícil fue encontrar la actriz para el papel de Nicole, la ex-novia de Matt. Dice Lehmann: "Nicole ejerce mucha influencia sobre Matt pero lo cierto es que aparece poco tiempo en pantalla. Necesitábamos a alguien que pudiera darle dimensión, ironía, humor y una fuerte presencia física al personaje en el curso de tres o cuatro escenas. Vi a muchas actrices pero ninguna cumplía todos los requisitos, hasta que encontré a Vinessa Shaw." Atractiva y brillante, Shaw da a primera vista la impresión de ser una auténtica rompecorazones. Conocida sobre todo por su papel en la película de Stanley Kubrick Eyes Wide Shut, Shaw se sintió excitada ante la oportunidad de interpretar a una mujer tan malvada: "Nicole es la pesadilla que todo hombre teme tener como ex-novia. Es bella y sexy y al mismo tiempo inalcanzable y manipuladora. Me encanta lo repulsiva que es. Siempre he deseado encarnar a alguien tan desmedido, alguien tan poco parecido a mí. Se lo toma todo como un reto a superar, hará lo que sea para conseguir lo que desea. Pero sólo conoce una forma de actuar: utilizar su femineidad o su sexualidad de forma agresiva para lograr sus objetivos. Por eso se lleva tan mal con las mujeres, seguro que tiene pocas amigas. Es curioso porque conozco a gente como Nicole y sé que lsq mujeres las calan enseguida pero los hombres no, no se dan cuenta de lo evidente que resulta lo que se proponen. Nicole es el tipo de persona que nadie querría tener cerca o de forma permanente en su vida. Está bien para tener un lío pero a partir de ahí es todo un peligro..."

Las debutantes Monet Mazur, Christine Chatelain y Keegan Connor Tracy encarnan respectivamente a Candy, Andie y Mandy, las inalcanzables seductoras del despacho de Matt. Dice Tracy: "Somos los obstáculos en su camino. Circulamos por la oficina y nos empeñamos en hacerle la vida imposible lo mejor que sabemos. Normalmente es el hombre el que tiene una conducta depredadora, persiguiendo a las mujeres. Pero estas chicas tienen un plan, un propósito específico: ligarse a Matt. Para ellas es como un juego".

"Las mujeres hacemos eso desde... bueno, desde siempre. Para que se sepa quién es el que manda. Nosotras tenemos el poder, y así es como funciona el sistema. Si tú te haces con el poder, estás jodiendo al sistema. Supongo que comprenderás que no podemos permitirlo" _ Mandy, discutiendo con Matt.

Parece que estas chicas necesitan corromper a Matt para restaurar el juego de poder que rige entre los sexos desde tiempo inmemorial. Dice Keegan Connor Tracy: "Matt desafía la jerarquía de poder de la sexualidad, porque son las mujeres las que controlan la situación. La premisa de la película es darle la vuelta a ese estado de cosas. Matt de repente se hace con el poder, lo que equivale a desafiar al sistema".

Para el papel de John, el hermano de Matt, Lehmann escogió al actor neoyorquino Adam Trese: "John es seminarista. Me pareció interesante hacer que los dos hermanos discutan cuestiones de sexo y de religión de forma muy íntima. Adam tiene sentido del humor y creo que forma una buena combinación con Josh". John es el severo hermano mayor, terapista y guru espiritual del extraviado Matt; el contraste entre ambos genera algunos de los momentos más divertidos de la película. Dice Adam Trese: "Matt es un ligón, es lo más opuesto a John que quepa concebir. John se siente tentado de actuar como él pero sabe que no estaría bien. El humor del personaje de John proviene de su rigidez: quiere a Matt y desea ayudarle, pero también se precia de ser mejor persona que él y le gusta verle revolcarse por el fango..."

"Si hay un lugar en el que puedo estar a salvo es en casa, ¿no?" _ Matt habla a su hermano de buscar refugio del sexo.

Cuando el voto de castidad empieza a resultar insoportable y Matt está a punto de rendirse, es cuando su hermano John siente verdadera simpatía por él y le ayuda a pasar el mal trago. Pero Matt descubre que el sexo le tiene rodeado: está en la oficina,en su piso, en la calle, e incluso en casa de sus padres. Hay una divertida escena en la que el padre de Matt (Barry Newman) y su madre (Mary Gross) le cuentan abiertamente que la operación de cadera del padre ha reavivado su vida sexual.

"Walter, ¿cómo has podido olvidar lo que pasó en el Maui Hilton?" _ dice la madre de Matt.

"Fue en la ducha. Casi me descalabro" _ comenta el padre de Matt.

El director Michael Lehmann se ganó el respeto y la admiración de todos los miembros del reparto, quienes subrayan su poco autoritaria pero bien definida forma de enfocar la dirección y coinciden en que sabe crear un ambiente de trabajo relajado y cómodo. Dice Sossamon: "Michael es increíble. Sabe exactamente lo que quiere. Habla mucho pero es muy amable y divertido". Jarrad Paul (Duncan en la película) añade: "Es como un miembro más del equipo. Hace que sea fácil llevarse bien con él". El más veterano Griffin Dunne está de acuerdo: "Michael es fabuloso con los actores. Tiene un gran sentido del humor y te da mucha libertad. Tiene mucha confianza en la gente y admite que los actores le hagan sugerencias y hagan una aportación personal a los personajes".

1. La producción
2.
La castidad a lo largo de la Historia
3.
El reparto
4.
Los realizadores


Imágenes y notas de producción de 40 días y 40 noches - Copyright © 2002 Universal Pictures, Working Title Films, Milo Productions y Studio Canal. Distribuidora en España: UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "40 días y 40 noches"
Añade "40 días y 40 noches" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600