LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Recibe cada semana
en tu buzón los estrenos
y las novedades de cine

Más películas

Infiel
La casa de mi vida
Smoking room
40 días y 40 noches
El gran lío
Invicto
Jóvenes salvajes
La última fortaleza
Pirados por la nieve
Rencor
Tardes de Gaudí
Vete a saber
Metrópolis
El ataque de los clones
El quinto hombre
Escape to paradise
Fiel a sí misma
Fumata blanca
Iris
La cautiva
La soledad era esto
No somos nadie
Session 9
Suavemente me mata
Así es el amor
La guerra de Hart
Ali
El Rey Escorpión
El sueño de Ibiza
Escalofrío
La marcha verde
Waking life
Ajuste de cuentas
Aventuras en Alaska
Blade II
Charlotte Gray
Showtime
El embrujo de Shanghai
La habitación del pánico
Los Tenenbaums
Un padre de cuidado
Crossroads
Falsa identidad
La playa de los galgos
La spagnola
Monster's Ball
The Majestic
E.T. El extraterrestre
En la puta vida
El florido pensil
Guerreros
John Q.
La máquina del tiempo
Elling
En la habitación
Hable con ella
Little Senegal
Bones
Gosford Park

 

BOLIVIA


cartel Dirección: Adrián Caetano.
País:
Argentina.
Año: 2001.
Duración: 80 min.
Interpretación: Freddy Flores (Freddy), Rosa Sánchez (Rosa), Óscar Bertea (Oso), Enrique Liporace (Enrique), Marcelo Videla (Marcelo), Héctor Anglada (Héctor), Alberto Mercado (Mercado).
Guión: Adrián Caetano; basado en un argumento de Romina Lafranchini.
Producción: Adrián Caetano..
Música: Los Kjarkas.
Fotografía en B/N:
Julián Apezteguia.
Montaje: Santiago Ricci y Lucas Scavino.
Diseño de producción: María Eva Duarte.
Vestuario: María Eva Duarte.

 

CRÍTICA
por Leandro Marques
Buenos Aires, Argentina

Bolivia, a la vuelta de casa

El bar-restaurante ubicado en la esquina de Pazco y Estados Unidos no tiene demasiados clientes. Sin embargo, cuenta con unos cuantos que nunca fallan. Ellos siempre tienen tiempo para ir a comer un sandwich de chorizo o para tomar un café o una cerveza fría. Amantes, como la mayoría de los argentinos, del fútbol y del boxeo, utilizan la televisión colgada sobre uno de los vértices de la pared como el punto de atención de la mayoría de sus miradas. Y cuando no hay nada para ver, hay mucho para decir.

Adrián Caetano, uruguayo, codirector junto a Bruno Stagnaro de la prestigiosa "Pizza, birra y faso" y aplaudido en la pasada edición de Cannes por su última película, "El oso rojo", es el responsable de la dirección y también del guión de "Bolivia", esta historia simple, de bajo presupuesto, filmada en blanco y negro, que explora el micromundo de los personajes que interactúan en el austero bar de Constitución, barrio tradicional de Buenos Aires poblado por muchos trabajadores honestos –y otros no tanto–, provenientes generalmente de alguna provincia argentina, o bien de países vecinos como Bolivia y Paraguay.

Un cartelito pegado en la vidriera soli-cita la presencia de un cocinero y parrillero experimentado para comen-zar a colaborar en el local. Y Freddy, boliviano recientemente llegado al país, sin permiso para trabajar legal-mente, es el hombre que consigue el puesto. "Bolivia" –película que obtuvo el premio de la crítica en el Festival de Rotterdam y se presentó con bue-na aceptación en Cannes y otros fes-tivales internacionales durante el 2001– ofrece un cine silencioso y sugerente, que hace un uso primordial del lenguaje de la cámara. Ella está ahí para registrar cada uno de los rincones del bar (casi toda la película está contada desde allí), retratar miradas y cruces, describir situaciones y personajes.

Caetano, aunque no siempre lo consigue, porque muchas veces los roces que se producen entre los protagonistas lucen forzados, intenta hacer fluir la trama, que se tense por si sola y, a través de un manejo pausado y calmo de los tiempos y ritmos fílmicos, espera pacientemente la llegada del momento en que todo explota.

Los clientes del bar-restaurante ubicado en Pazco y Estados Unidos son taxistas en su mayoría. Y estos tiempos de crisis económica, que son duros para todos, también lo son para los taxistas. Con deudas que los asfixian, y sin perspectivas de un futuro mejor, se juntan, se quejan, toman. Y algo más. Para ellos, el bar es la posibilidad de escape transitorio. Mientras tanto, Freddy cocina, sirve el café, y trata de adaptarse a ese mundo nuevo, alejado de su mujer e hijos, que representa Buenos Aires para él. Ése es otro punto a favor de la cinta, a través de las imágenes, de algunos gestos y actitudes, es posible aden-trarse en la vida de cada uno de los personajes. Conocerlos un poco.

La discriminación y la marginación, generalmente, sirven como desahogo frente a las propias penas. Son resul-tado de la impotencia y la frustración que se producen al vivir una vida no deseada. Ser boliviano, o ser homo-sexual, puede servir de blanco ideal para la descarga de una furia interior que no puede contenerse. Es interesante observar la manera en que Caetano va llevando su historia, con sutileza, sin imponer a la fuerza su mirada. Es el espectador quien debe captar las imágenes que ve para delinear su propia lectura sobre un mundo pequeño y específico, que tiene lugar en un bar de Constitución, pero que, sin embargo, también puede encontrar a la vuelta de su casa.


Imágenes de "Bolivia" - Copyright © 2001 Iacam. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Bolivia"
Añade "Bolivia" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600