LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    INSERTA TU MAIL

Recibe cómodamente
en tu buzón los estrenos
de cine de cada semana

Más películas

El forastero
El gran lío
Invicto
Jóvenes salvajes
Pirados por la nieve
Rencor
Tardes de Gaudí
Vete a saber
Metrópolis
El ataque de los clones
El quinto hombre
Escape to paradise
Fiel a sí misma
Fumata blanca
Iris
La cautiva
La soledad era esto
No somos nadie
Session 9
Suavemente me mata
Así es el amor
La guerra de Hart
Ali
El Rey Escorpión
El sueño de Ibiza
Escalofrío
La marcha verde
Waking life
Ajuste de cuentas
Aventuras en Alaska
Blade II
Charlotte Gray
Showtime
El embrujo de Shanghai
La habitación del pánico
Los Tenenbaums
Un padre de cuidado
Crossroads
Falsa identidad
La playa de los galgos
La spagnola
Monster's Ball
The Majestic
E.T. El extraterrestre
En la puta vida
El florido pensil
Guerreros
John Q.
La máquina del tiempo
Elling
En la habitación
Hable con ella
Little Senegal
Bones
Gosford Park

 

LA ÚLTIMA FORTALEZA
(The last castle)


cartel Dirección: Rod Lurie.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 131 min.
Interpretación: Robert Redford (General Eugene Irwin), James Gandolfini (Coronel Winter), Mark Ruffalo (Clifford Yates), Steve Burton (Capitán Peretz), Delroy Lindo (General James Wheeler), Paul Calderon (Sargento Mayor Dellwo), Samuel Ball (Duffy), Clifton Collins (Aguilar), George W. Scott (Thumper), Brian Goodman (Beaupre), Michael Irby (Enriquez), Maurice Bullard (Sargento McLaren), (Robin Wright (Rosalie Irwin).
Guión: David Scarpa y Graham Yost; basado en un argumento de David Scarpa.
Producción: Robert Lawrence.
Música: Jerry Goldsmith.
Fotografía:
Shelly Johnson.
Montaje: Michael Jablow y Kevin Stitt.
Diseño de producción: Kirk M. Petruccelli.
Dirección artística: Lawrence A. Hubbs.
Vestuario: Ha Nguyen.

 

SOBRE LA PRODUCCIÓN
© 2001 UIP

1. Líderes y seguidores

"¿Cuáles son las cualidades que le convierten a uno en líder? ¿Cuál es el ADN, por así decir, del liderazgo?". Estas son las preguntas que plantea el director Rod Lurie y que para él resumen el tema central de THE LAST CASTLE.

La historia de este general cuyo liderazgo se pone a prueba cuando le hacen un consejo de guerra y le envían a una prisión militar nació en parte inspirada por un film clásico que contaba la vida de un legendario general. El guionista David Scarpa dice: "Yo quería escribir una película de guerra ambientada en la época actual. Estaba viendo Patton y se me ocurrió una idea: ¿qué le ocurriría a un general de prestigio si le declararan culpable de un delito importante y le encerraran en la cárcel? El general quedaría sujeto al control del alguacil de la prisión, un oficial de menor rango que él. Y yo pensé, ¿quién saludaría a quién? Me di cuenta de que se desataría una guerra de egos que podría servir de base para una película. Pensé que el tema era un golpe en palacio, la historia de dos hombres enzarzados en un juego de ajedrez psicológico para ver quien se convertía en "rey". No sería una película sobre unos presos que tratan de fugarse sino que hablaría de una lucha por el poder".

Al oir la idea de David Scarpa, el productor Robert Lawrence dice que le atrajo "por varias razones. La primera es que me gustan las historias de redención y de triunfo del espíritu humano. Narra la historia de un grupo de hombres de los que se nos dice que en algún momento de su vida fueron idealistas -tanto como para enrolarse en el Ejército- pero que, por el motivo que fuera, vieron cómo sus vidas se torcían y acababan en esta institución. Pero siguen siendo capaces de actos de coraje y honor. Cuando entra en escena este general al que le han hecho un consejo de guerra, vuelve a despertar en ellos estos sentimientos. Y así se produce el conflicto con el alguacil Winter. Irwin cree que todo el mundo puede redimirse y busca el lado bueno de esos hombres, mientras que Winter piensa que han deshonrado el uniforme y los considera más allá de toda redención: ese es el conflicto de voluntades que narra la película".

Para darle forma al guión definitivo de THE LAST CASTLE se llamó al veterano escritor Graham Yost, que había adquirido su experiencia del mundo militar escribiendo el guión de la miniserie de la HBO "Band of Brothers". El director elegido para realizar la película tenía unas credenciales aún mejores. Quizá no sea el único director de Hollywood que ha servido en las fuerzas armadas, pero Rod Lurie sí es el único en haberse graduado en la famosa academia militar de West Point.

Dice Lawrence: "Ha sido un golpe de suerte contar con Rod para este proyecto. Su formación militar le permite entender la situación de los personajes y los valores específicos que están en juego. Ha sabido dar verosimilitud a la interpretación de los militares que hacen los actores. Además, es un cineasta que sabe trabajar con los actores y que tiene un estilo visual muy personal. Si combinamos todo esto, se verá que era el director ideal para el proyecto".

Tras escribir y dirigir el thriller político Candidata al poder, Lurie dice que el guión de THE LAST CASTLE fue el primero de los que leyó que le hizo "segregar los jugos creativos": "Me enganchó enseguida porque hablaba de un tema que me interesa mucho, la definición del auténtico liderazgo. La película parte de una premisa muy sencilla: el liderazgo es algo innato. Los verdaderos jefes no eligen serlo: es un destino que llevan dentro. No es una cuestión de rango, no es algo que se pueda fingir o de lo que se pueda escapar. Si eres un genuino líder, no te puedes sentar a oler las rosas: muy pronto te pondrás a ordenarlas que florezcan. En West Point aprendí que el liderazgo no puede enseñarse. De hecho, en contra de lo que la gente pueda pensar, en la Academia no fabrican líderes sino que los encuentran".

Lurie encontró al líder de su historia en la persona de la legendaria estrella de cine Robert Redford: "Creo que Redford es un líder natural, es un hombre de enorme carisma. Cada palabra que dice tiene resonancia". Pero Lurie confiesa que su admiración del actor y director Redford casi provocó que no consiguiera contratarle para el papel. En su primera reunión, Lurie le confesó a Redford que Todos los hombres del presidente era la película de su vida. Estuvieron hablando de ella tres horas, consumiendo todo el tiempo de la reunión, así que Redford le invitó generosamente a una segunda cita. Al día siguiente, Lurie mencionó que durante la noche había vuelto a ver por televisión El candidato, otra de sus películas favoritas, lo que llevó a otra discusión de dos horas sobre esta nueva película, agotando de nuevo el tiempo de la reunión. Pero Lurie había conseguido mencionar una idea que convenció a Redford de aceptar el papel, justo cuando pensaba que le había perdido por admirar demasiado su trabajo.

Dice Redford: "No tuvimos que discutir demasiado. Yo tenía buena predisposición hacia Rod porque había visto su película Candidata al poder. Le conocí y me cayó bien. Es inteligente y su biografía le hacía ideal para el proyecto: imagínese, es un liberal convencido que ha estudiado en West Point. Vaya mezcla ... Pero lo que me convenció fue lo que me dijo cuando le pregunté de qué iba la película. Rod me dijo que trataba del carácter del liderazgo. Además, también me atraía el personaje de Irwin. Es un tipo interesante: un general sometido a un consejo de guerra por violar el propio código que siempre ha defendido. Acepta su culpa y le meten en la cárcel, en donde conoce al coronel Winter. La clave de la película es la disputa entre estos dos personajes: uno nacido para mandar y otro deseoso de mandar, lo que no necesariamente le convierte en un líder. Me pareció un buen material de partida".

James Gandolfini, ganador de un Emmy por su trabajo en la serie "The Sopranos", interpreta el papel del coronel Winter, el alguacil que ve su poder amenazado por la llegada del general prisionero. Comenta Lawrence: "Lo fascinante de la relación entre estos dos hombres es que Winter se ha pasado toda su carrera admirando al general Irwin. Pero ahora este coronel que nunca ha pisado un campo de batalla se ve obligado a disputar la primera batalla de su vida contra el legendario general".

La admiración de Winter por Irwin es similar al respeto que James Gandolfini siente por el actor que lo interpreta: "Lo que me atrajo de esta película era la oportunidad de trabajar con Robert Redford. La historia se reduce básicamente al enfrentamiento que se produce entre nosotros dos, lo que me parecía bastante excitante... y todo un honor, por supuesto.

Decidí enfocar el conflicto de forma objetiva, tratando de verlo a través de los ojos de Winter en vez de encarnarle como el villano de la pieza. El piensa que está haciendo lo correcto. Su cárcel es segura, sus guardias son de confianza y sus prisioneros... le detestan. Se considera bueno en su trabajo, que es lo único que sabe hacer, y cuando ve esta certeza desafiada por la llegada de Irwin, pierde el equilibrio de su vida. Winter es diferente a otros papeles que he hecho porque es muy interior. Normalmente las emociones de mis personajes son más accesibles pero Winter se lo guarda todo. No es fácil descifrar cómo es, lo que me resultó muy interesante a la hora de interpretarlo".

Interesante es también la palabra que usa Rod Lurie para describir a Gandolfini, que fue su primera y única opción para el personaje de Winter: "Jim es el tipo más encantador y con los pies en la tierra que conozco. Fue un placer trabajar con él porque había entendido perfectamente a su personaje y cada día de rodaje me daba una interpretación extraordinaria. Al repasar el guión con él, vi que tenía una inteligencia y una intuición magníficas. Es una faceta de su personalidad que no se había visto demasiado sobre la pantalla. Me di cuenta de que el coronel Winter, que es más bien un intelectual que un soldado, era ideal para Gandolfini. Y el resultado ha sido excelente".

En la lucha entre Irwin y Winter se interpone un prisionero que parece jugar a dos bandas. Mark Ruffalo interpreta el papel de Clifford Yates, el corredor de apuestas de la cárcel, que acepta todo tipo de apuestas, incluso sobre cuándo y cómo se suicidará el mancillado general Irwin. Lurie le llamó para el papel después de haber visto su trabajo en la producción independiente You Can Count on Me. Ruffalo comenta: "Me encantó el guión y me pareció que el papel de Yates era magnífico. Es un hijo de militar cuyo padre regresa bastante destrozado de la guerra de Vietnam. Luego va a West Point y llega a oficial pero nunca siente ningún respeto por la institución militar o por su propia situación dentro de ella, así que acaba arrestado por traficar con drogas. En la cárcel se dedica a llevar apuestas, lo que le permite adquirir cierto poder pero al mismo tiempo le impide tomar postura por nadie. Se ve condenado al ostracismo. Cuando Yates conoce a Irwin, que sirvió con su padre, le ve al principio como otro militar de esos que utilizan a la gente en beneficio propio. Winter se percata de esto y pretende hacer un trato con Yates para que venda a Irwin y a los demás prisioneros. Así que Yates se ve cogido entre ambos bandos y tiene que elegir uno de ellos". Lurie añade: "Yates es el único preso que no se deja influir por el idealismo que el general Irwin trae a la cárcel. Así que podría inclinarse por uno u otro bando. La gran aportación que Ruffalo hace al personaje es que no te da ninguna pista sobre la inclinación de Yates. Es un notable joven actor".

El otro personaje que se debate entre cumplir sus órdenes y seguir los dictados de su conciencia es el segundo de Winter, el capitán Peretz que interpreta Steve Burton. Éste comenta: "Peretz no está entusiasmado con su trabajo, se limita a cumplir órdenes. Pero ve que el coronel empieza a propasarse con los presos a raíz de la llegada de Irwin. Aunque en principio militan en bandos opuestos, Irwin le devuelve a Peretz su autoestima y le obliga a elegir entre la obediencia ciega y la defensa de lo que le parece justo". Ganador de un premio Emmy por su trabajo en la serie "Hospital General", Burton hace su debut en una gran producción de cine con esta película. Lurie no suele ver los seriales de la tele y pensó que estaba contratando a un desconocido: "No le conocía pero me impresionó cuando vino a hacer la prueba para el papel. Luego descubrí que tenía un Emmy y muchos fans pero de todas formas me alegro de haberle dado un papel en su primer largometraje importante".

Delroy Lindo hace un "cameo" en la película en el papel del general Wheeler, un viejo compañero de Irwin que trata de convencerle de que acepte su ayuda para sacarle de la prisión. Dice Lindo: "Lo irónico es que es Winter quien llama a Wheeler para que le ayude a transferir a Irwin a un pabellón psiquiátrico. Como se conocen desde hace tiempo, Wheeler se da cuenta enseguida de que Irwin no tiene ningún problema psiquiátrico y de que el que tiene problemas es más bien Winter". Lurie comenta: "La escena que comparten los generales Irwin y Wheeler es una de las más poderosas de la película, porque es la única escena en la que Irwin trata con alguien que es su igual".

A la hora de buscar los actores para dar vida al grupo de presos que se alían con Irwin, Lurie buscó nombres que fueran relativamente desconocidos: "La razón es que así gozaba de completa libertad. Hice pruebas a actores de teatro neoyorquino y a jóvenes de Nashville y Atlanta. Los jóvenes se entregan por completo y aceptan que hagas una toma tras otra sin rechistar. Había otra razón: quería establecer una cierta relación en el plató con Robert Redford en su papel de general Irwin, que es una figura mítica dentro del mundo militar. Su leyenda le precede y su llegada al castillo inspira una sensación de respeto entre los soldados allí recluidos. Es la misma sensación de reverencia que Redford provocó en este grupo de jóvenes actores. De hecho, Redford se incorporó al rodaje cuando llevábamos dos semanas trabajando; antes de su llegada se palpaba una sensación de expectación entre los demás actores, que esperaban el momento de trabajar con él... o simplemente de poder estrecharle la mano".

Todos los miembros del reparto confirman el honor que supuso para ellos trabajar con Redford. Dice Clifton Collins Jr., que interpreta el papel de Aguilar, el prisionero que se ve más influido por la llegada de Irwin: "Robert Redford es una leyenda y hacer una escena a su lado es algo tremendo. Durante dos o tres semanas me levantaba pensando, Eh, estoy rodando una película con Redford... Es lo mismo que siente Aguilar, mi personaje, al trabajar con el legendario general Irwin. Es un joven de espíritu inocente y es el primer amigo que hace el general al llegar. Aguilar está destrozado por estar preso pero Irwin le devuelve el sentido del orgullo y del honor".

Paul Calderón, que interpreta el papel del sargento Dellwo, comenta: "Irwin nos devuelve la esperanza, la idea de perseverar y superarnos. El se traza su propio camino y nos arrastra a todos con él".

Calderón aportó al rodaje su experiencia de veterano en el ejército americano. Brian Goodman, que encarna al inquietante preso Beaupre, aportó otro tipo de experiencia, pues al igual que su personaje ha sido un convicto: "Alguien hizo daño a mi hermana y yo reaccioné, lo que me llevó a parar a la cárcel. Estar preso te permite apreciar una serie de pequeñas cosas de la vida y haber hecho esta película me ha recordado lo agradecido que estoy por haber salido. Mi personaje Beaupre es el último en sucumbir al atractivo de Irwin. No le muestra el respeto que siente por él hasta el final. Está muy resentido y lleno de odio y desprecia toda autoridad. Como los demás, es alguien que una vez se alistó para servir a su país, y que ahora vuelve a aceptar unirse a un grupo para una última misión. Esto fue lo que más me llamó la atención del guión".

Robert Lawrence comenta: "Irwin encuentra en cada personaje individual un sentimiento de su propia valía que sabe volver a despertar; así consigue que cada uno vuelva a ser el buen soldado que una vez fue". Lurie añade: "Los dos protagonistas tienen su propio arco dramático como personajes pero el verdadero arco que describe la película es el de ese grupo de hombres que se transforman al contacto con Irwin. El general conoce a un grupo de presos descorazonados a los que se les ha repetido que ya no son soldados y les devuelve su dignidad. Vuelve a convertirlos en un grupo de combate bien engrasado".

Lurie comenta que un proceso similar fue el que vivió el grupo de actores y extras al someterse a un proceso de entrenamiento supervisado por el mayor Michael L. Davis, asesor técnico del rodaje: "Tras haber ejercido el cargo de mayor en Fort Leavenworth, trabaja ahora de sheriff en un pequeño pueblo de Georgia. Durante el rodaje volvió a ejercer de militar y le encantó. Ladraba órdenes a los actores, les hacía ponerse en formación y les sometía a una dura instrucción. Al final de este proceso de entrenamiento, los miembros del reparto que nunca habían pisado un cuartel desfilaban como si acabaran de salir de West Point. Fue algo delicioso". El de "delicioso" no sería quizás el adjetivo elegido por los actores con menos experiencia militar, que le pusieron al sargento mayor el apodo de Mr. S&M (y no por las iniciales de su cargo: es la abreviación de sado-masoquista). Pero todos coinciden en reconocer que el entrenamiento que recibieron de Davis hizo que tuvieran un aspecto mucho más auténtico en la película.

1. Líderes y seguidores
2.
Las paredes del castillo
3.
La brecha en el castillo
4.
El reparto
5.
Los realizadores


Imágenes y notas de producción de La última fortaleza - Copyright © 2001 DreamWorks SKG y Robert Lawrence Productions. Distribuidora en España: UIP. Fotos por Elliott Marks. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La última fortaleza"
Añade "La última fortaleza" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

 


Internet Explorer
800x600