LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
     
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

AL LÍMITE (Martin Scorsese 2000)
(Bringing out the dead)


Al límite Scorsese Dirección: Martin Scorsese.
País: USA.
Año: 2000.
Duración: 120 min.
Intérpretes: Nicolas Cage (Frank Pierce), Patricia Arquette (Mary Burke), John Goodman (Larry), Ving Rhames (Marcus), Tom Sizemore (Tom Walls).
Producción: Scott Rudin y Barbara De Fina.
Guión: Paul Schrader, basado en la novela homónima de Joe Connelly.
Fotografía:
Robert Richardson.
Montaje: Thelma Schoonmaker.
Música: Elmer Bernstein.
Diseño de producción: Dante Ferretti.

 

CRÍTICA
por Ismael Alonso:

Vendrán mejores tiempos

Sé que sonara profundamente frívolo, que parecerá la típica boutade a la que les tengo tan acostumbrados, a típica tontería de niñato en fin, pero a mí la última película de los SS (el tandem Scorsese-Schrader) me deja como aquella película de Ozores protagonizada por Peret que se titulaba "A mí las mujeres ni fu ni fa". Pues eso, que a mí "Al límite" ni fu ni fa, ni me convence como "Toro salvaje", ni me emociona como "Taxi Driver" ni me deslumbra como "Uno de los nuestros". Tampoco la aborrezco, ni la desprecio pero, desde mi modesto punto de vista, resulta decepcionante si uno está acostumbrado a lo que estos dos genios han hecho en el pasado.

"Al limite" falla por ambas partes; Schrader no propone en la escritura del guión nada que no se haya expresado (tanto él como otros) mejor en otras ocasiones: el complejo de culpa, la obsesión por la autoflagelación, la búsqueda de expiación, el enfrentamiento brutal entre el idealismo y el realismo, la violencia surgida de la impotencia, del abuso de la debilidad, la insignificancia del ser humano en un entorno tan hostil como familiar. La Nueva York descrita en la película sobrepasa la sordidez para inmiscuirse en el terreno casi mitológico, es una especie de infierno nocturno donde vagan almas en pena, donde el pecado es la norma, donde la mirada turbia del protagonista es incapaz de distinguir la misericordia del asco.

El aspecto sentimental está escasamente labrado, resulta artificial y distorsionador; de la misma forma el contrapunto humorístico está completamente fuera de lugar, los escasos gags resultan casi infantiles y no consiguen descargar la contundencia del drama porque, sencillamente, no llega a haber tal drama mas que en la cabeza del protagonista. El espectador asiste impasible al vía crucis del enfermero en busca de la salvación porque el conflicto moral y el peso de la culpa sólo habitan en la atormentada e insomne existencia del protagonista.

Martín Scorsese tampoco logra desquitarse de la pesadumbre de la trama repetitiva y obsesiva que le ha proporcionado su colega e incide aun más en resaltar los aspectos visuales que recalcan el particular trayecto redentor de Nicholas Cage. Los actores escogidos o resultan excesivos o parecen artificiosos y ahí también la culpa es de Scorsese. Para ser una película rodada casi exclusivamente de noche no veo que el director haya sido muy original en sus recursos ni en sus planos, parece incluso darse una cierta desgana y apatía en él; por otro lado tenemos un film itinerante (dada la propia naturaleza del ataúd-ambulancia que conducen los personajes) que a la postre resulta demasiado estático. Por ultimo, el reto de rodar una historia desarrollada en un servicio de urgencias medicas plantea el problema de crear un estilo que impida al espectador identificar las imágenes con la serie de televisión canónica del asunto "Urgencias".  El estilo empleado por Scorsese oscila entre el tenebrismo de Taxi Driver, el onirismo enfermizo de "Blue Velvet" (Nicholas Cage enganchado a una mascarilla guarda demasiadas semejanzas con Dennis Hopper) y la lisérgica manipulación iconica de "Miedo y asco en Las Vegas" pero la mezcla no resulta muy afortunada pues al final se está más atento al cómo que al qué.

Para los que, temporada tras temporada, esperamos que Scorsese resurja de sus cenizas y nos vuelva a regalar un cine tan bueno como el que solía frecuentar "Al límite" se queda a medio camino entre el aperitivo recalentado y la franca decepción. Lo que no se puede negar es la idoneidad de la fecha de su estreno, pocas veces se puede ver apenas acabada la Semana Santa una película que refleje tanto los ideales de ésta.

ISMAEL ALONSO


Imágenes de - Copyright © . Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

  Click para ir a Al límite de Mel Gibson (Edge of Darkness)
Al límite de Mel Gibson
(Edge of Darkness) 2010