LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

COSAS QUE NUNCA TE DIJE
(Things I never told you)


  Dirección y guión: Isabel Coixet.
Año: 1996. Color.
Duración: 93 min.
País: España/ USA. Rodada en inglés.
Intérpretes: Lili Taylor (Ann), Andrew McArthy (Don), Debi Mazar (Diane), Alexis Arquette (Paul), Leslie Mann (Laurie), Richard Edson (Steve),...
Música: Alfonso Vilallonga.

 

CRÍTICA
por Alice:

En muchas ocasiones nos resulta fácil asociar el amor con el cine. Basta recordar alguna escena de "Casablanca" o de "Tú y yo" para saber que en esas películas se nos cuenta una historia romántica. No creo que eso sea realmente amor, sino algo que se nos vende bajo ese nombre. En realidad en muy pocas películas se habla de lo que realmente es el amor, y quizá no se haga porque no es algo tan simple como parece.
Una palabra tan pequeña abarca un sinfín de sentimientos, de emociones, de pensamientos... que
Isabel Coixet ha sabido transmitirnos en esta triste historia sobre las cosas más importantes: las cosas que nunca se dicen.

Los protagonistas de esta película, Ann (Lili Taylor) y Don (Andrew McArthy) son dos jóvenes que se encuentran inmersos en una vida angustiosa, son personas que han perdido la ilusión por vivir; para ser más exactos, alguien ha robado su ilusión, su autoestima, los valores que hasta ahora tenían.
Viven inmersos
en la soledad de sus pensamientos, en una apatía que les impide sonreir, que no les deja luchar por buscar una salida.
Están cansados,
cansados de una vida que no les ha dado alegrías, que no les da la fe que tienen otras personas para poder seguir adelante afrontando los males con una mayor entereza espiritual. No tienen fe, sólo unos sentimientos no correspondidos, unas preguntas sin respuesta y unas vidas sin sentido. Están viajando por el mundo sin saber adónde van, con una maleta llena de sueños, que esperan poder dejar para siempre en una habitación donde por fin puedan conseguir dormir sus ansiedades, sus miedos y sus inseguridades.

Aún así, son capaces de ver el lado bueno de las personas, ese lado que no todos sabemos ver pero que ellos parecen tener un don especial para descubrirlo. Se sienten tan frágiles por dentro... pero demuestran una enorme entereza a la hora de intentar ayudar a los demás, porque parece que así, por un instante, con esa sonrisa que han conseguido comprar, ya no se sienten tan vacíos, parece que poco a poco se van llenando los huecos de la amargura que les domina.

Ann ha sido abandonada por su novio y en busca de ayuda llama a una línea del teléfono de la esperanza. Don atenderá su llamada. Él está acostumbrado a escuchar los problemas de los demás, porque así se olvida de los suyos. Necesita saber que los demás tienen problemas más importantes que los suyos para olvidarse un poco de su triste vida, quiere saber que no es el único que está solo, pero a veces no puede evitar preguntarse si realmente está ayudando a esas personas, ya que él necesita que le escuchen igual que ellos, ¿o quizá más?.
Quiere mantenerse ocupado con lo que sea... lo primordial es tener la mente distraída, no pensar en nada, pero sobretodo, no pensar en nadie.
No le importa ni siquiera su trabajo: vender pisos, aunque no podrá evitar preguntarse si las personas que le compran convertirán esas frías casas en hogares felices. En realidad es eso lo que le preocupa, el saber si la gente es capaz de ser feliz, pero Ann le hará una pregunta que le dejará desconcertado: "
¿sabes qué es el amor?".
No, o ¿sí? Es algo tan misterioso que nadie sabe definirlo exactamente, nadie sabe cómo va a acabar el amor, ni siquiera cómo empieza. En muchas ocasiones te das cuenta de que has amado cuando la persona a la que querías se ha marchado de tu lado, porque sin darte cuenta la has ido apartando de tu vida, o quizá porque se ha cansado de esperar que le dijeras si la querías o no.

Ann, se siente dolida, porque se ha dado cuenta de cuánto amaba a su novio, pero ahora es demasiado tarde... y se odia a sí misma por tener que cargar con sus pensamientos en el silencio, por no poder gritarle lo mucho que significaba para ella... por todas aquellas veces en las que dio por supuesto que él ya sabía que ella le amaba. Pero, ¿él la quería?. Ella necesita saberlo, aunque eso significara escuchar una mentira, ella quería oirle mentir... necesitaba escuchar que la quería... porque si no es así, ¿merecía la pena seguir adelante? Estaba tan confusa...

Don, sufre cómo su madre sigue en el hospital después de tres años de haber ingresado en él, y ve cómo no es capaz de salir del coma, pero a veces eso ni le preocupa... es mejor para ella, por lo menos no sufre, ni ve sufrir a su hijo.

A veces nos odiamos por no haber sabido decir las palabras adecuadas, nos atormentamos pensando si esa persona sabrá lo mucho que la queremos, a pesar de que no nos atrevamos a decírselo... sólo pensamos, cuando en realidad lo que deberíamos hacer es algo aparentemente tan fácil como es hablar.
Puede que sea el miedo el sentimiento que nos impida abrirnos con esa persona que nos llena tanto, esa persona que ha llegado a ocupar la parte más importante de tu vida, esa sensación de pánico que te produce el hecho de imaginarte la vida sin ella. Tienes tanto miedo de equivocarte de nuevo... no quieres que todo salga mal, como siempre... pero puede que esa persona sea distinta, que sea aquella con la que has estado soñando desde hace años, con la que compartes sueños sin ni siquiera tener la certeza de que exista, pero con la esperanza de que algún día la encuentres o te sorprendas a ti mismo, porque esa persona te ha encontrado después de tantos años en los que has vivido perdido, en los que has estado con alguien, pero te has sentido solo... puede que esta vez no vayas a estar solo nunca más... sólo tienes que intentarlo de nuevo...

Todas estas dudas tomarán forma en estos singulares personajes que representan de un modo excelente pero sobretodo humano los pensamientos más ocultos de las personas.

El dolor que se nos muestra en la película está encarnado por personajes solitarios, desencantados, personas que han sido abandonadas por alguien que les hacía sentir especial, importantes... sin esas personas no son nadie... sólo uno más, sin nombre ni cara... sin sentimientos... cuando hablan, uno puede ver el sufrimiento que esconden tras su mirada, las noches en las que se duermen llorando, pero aún así, es mejor tratar de ocultarlo, de este modo nadie más puede hacerles daño.

El destino hará que Ann y Don se conozcan por un instante, por un intenso, bello y silencioso momento, aunque ella nunca sabrá que es la persona con la que habló por teléfono, a la que le descubrió sus sentimientos... ellos se necesitaban porque buscaban lo mismo: esa felicidad perdida, ese amor que les fue robado, esas sonrisas que ya no son capaces de mostrar, porque no son más que algo artificial, como sus vidas...

Pero se equivocaron una vez más. El amor es más que sexo, caricias y besos, es algo tan enorme que muchas veces procuras no definirlo, ni siquiera explicárselo a la persona a la que quieres, y no te das cuenta de que estás cometiendo uno de los mayores errores de tu vida. Estás ocultando las palabras que todos necesitamos oir, aunque puedan parecer insignificantes, la esencia del amor está en esas cosas: en las cosas que nunca se dicen.

Puede que no sean sensaciones agradables: qué se siente al ser infeliz, al estar sólo, al no tener a nadie a quien pedir ayuda, por qué a veces es necesario llorar, por qué a veces no podemos reir, por qué necesitamos algo tan simple como un abrazo y lo más importante, por qué es tan necesario el tener a alguien a tu lado que te escuche.
Todo eso lo sabe muy bien Isabel Coixet que nos escribió y dirigió esta amarga historia, a veces agridulce, pero con las puertas abiertas a la esperanza; esta joya de película en la que los pensamientos cobran voz propia y podemos escuchar las plegarias y los sueños de las personas, e incluso podemos reconocer en ella algunos de nuestros sueños, porque todo es posible, ¿no?.

ALICE


ENLACES


Imágenes de - Copyright © . Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos