LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

EL FIN DE LOS DÍAS
(End of days)


El fin de los días Dirección y fotografía: Peter Hyams.
País: USA.
Año: 1999.
Duración: 120 min.
Intérpretes: Arnold Schwarzenegger (Jericho Cane), Gabriel Byrne ("El Hombre"), Robin Tunney (Chirstine York), Kevin Pollack (Chicago).
Producción: Armyan Bernstein y Bill Borden.
Guión: Andrew W. Marlowe.
Montaje:
Steven Kemper.
Música: John Debney.
Diseño de producción: Richard Holland.

 

CRÍTICA
por Darth Sidious

Puntuación: 5.5
BSO:
* * * * *

Comprendo que algunos se ensañen con este tipo de películas; están llenas de defectos, sobre todo en su trama argumental, pero eso no debe servir para encubrir por completo su verdadera virtud: ser un producto digno que únicamente busca entretener, intentando que el espectador pase el rato sin tener que caer en el bostezo. Porque, la verdad, en cuanto a su calidad e incluso temática, no veo diferencias entre El Fin de los Días y Vampiros, con esos sacerdotes justicieros que, en teoría, le sirven a Carpenter para realizar una "brutal" crítica de la Iglesia Católica (o eso piensan algunos).

Sin embargo, a Schwarzenegger no se le puede perdonar que involucre su figura en un filme de semejante argumento, porque, sin ver la película, todo el mundo habla de ella como si fuera lo mismo de siempre, o al menos lo mismo del actor austríaco. Y, cierto, la originalidad brilla por su ausencia (por un momento uno cree que está viendo Pactar con el Diablo 2), pero el protagonista de Terminator cambia de registro: se asemeja al Mel Gibson de Arma Letal, incluso sus diálogos nos recuerdan a los pronunciados por alguno de los tipos duros que ha interpretado Clint Eastwood. Vamos, que hasta se atreve a llorar o a ser brutalmente golpeado por sus enemigos.

Y, por otra parte, la película muestra un tipo de violencia inusitada en sus producciones (por no hablar de algunas de sus atrevidas escenas, con desnudos femeninos incluidos, algo impensable años atrás). Sin embargo, Gabriel Byrne no me gusta demasiado, es un diablo irónico que apenas se muestra majestuoso. Por otra parte, en algunos momentos se nos aparece extremadamente poderoso, pero es incapaz de acabar con el bueno de Arnold, e incluso no sabe localizar por sí mismo a su futura "prometida". Por cierto, la actriz Robin Tunney está fatal, realmente pésima. En cuanto al director, Peter Hyams, destacar su corrección; me quedo con las secuencias en las que Satán se acuesta con la esposa y la hija de uno de sus siervos.

La música de Debney está bien, aunque intenta aproximarse a La Profecía sin éxito, con coros infantiles que llegan a cansar. Está mejor la música final de los títulos de crédito iniciales.

< Índice de El fin de los días


Imágenes de - Copyright © . Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos