LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

EL MUNDO NUNCA ES SUFICIENTE
(The world is not enough)


cartel Dirección: Michael Apted.
País
: EEUU.
Año: 1999.
Intérpretes: Pierce Brosnan (James Bond), Sophie Marceau (Elektra King), Robert Carlyle (Renard), Denise Richards (Christmas Jones), Judi Dench (M), Desmond Llewelyn (Q), John Cleese (Asistente de Q), Maria Grazia Cucinotta (La Cigarrera),...
Guión: Neal Purvis, Robert Wade y Bruce Feirstein.
Música: David Arnold.
Fotografía: Adrian Biddle. Color.

 

CRÍTICA
por Darth Sidious

Puntuación: 6
BSO:
* * * * *

Ante todo, quiero decir que con esta película acudo por primera vez en mi vida a un centro Yelmo Cineplex, una empresa que hace que otras salas que existen en la geografía española se queden en pañales. Así da gusto ver cine, con pantallas gigantes y disposición en gradas, sin ninguna cabeza que te estorbe. Hecha esta observación, he de decir que El Mundo Nunca es Suficiente cumple con las expectativas: no es otra cosa que un producto destinado al entretenimiento. No sales del cine diciendo que has visto una maravilla que te ha llegado al alma, pero pasas el rato y te das cuenta de que mucha gente ha trabajado muy duro en este proyecto.

La película cuenta con un argumento algo más trabajado que el de su antecesora, El Mañana Nunca Muere, e incluso muestra unos malvados antológicos y, por supuesto, muy por encima del magnate de la comunicación que Jonathan Pryce interpretó en su día. En este sentido, creí que Robert Carlyle adquiriría los histrionismos de dicho personaje, pero, por suerte, no ha sido así. ¡Bravo por él, que está magnífico! Y es que esta vez Bond está más rodeado que nunca, bien sea por bellezas, enemigos o compañeros de oficio; es decir, el plantel de secundarios es espléndido: no sólo el papel de M se ha incrementado (la fama que Judi Dench ha adquirido en estos últimos años algo tendrá que ver), sino que incluso a Q le sale un discípulo (un John Cleese tontorrón y prescindible). Hay otros personajes que se mueven en la ambigüedad, pero su importancia es crucial en la historia: eso es lo que sucede con Valentin Dmitrovich Zukovsky, al que ya vimos en Goldeneye, y Elektra (bellísima y acertada Sophie Marceau; atención a una de las mejores escenas del filme, aquélla en la que Bond debe de tomar una de las decisiones más duras de toda su vida). Brosnan, por cierto, está correcto, pero se le nota un tanto exagerado en algunos momentos, algo que lleva repitiendo en todas las películas en las que ha intrepretado a 007. Su mejor aliada es Denise Richards; aunque al principio parece que la doctora Jones va a tener una personalidad ciertamente interesante, la chica no deja de ser una acompañante más de Bond, aunque muy agradable, eso sí. Por cierto, los productores de la futura película de Tomb Raider serían idiotas si no la contrataran para que interpretara a Lara Croft; hay un momento en el cual está vestida igual que esta intrépida aventurera.

Pero El Mundo Nunca es Suficiente tiene menos acción que El Mañana Nunca Muere, y eso es algo que se nota. Sin embargo, la larga introducción a la que Bond nos tiene acostumbrados no decepciona en absoluto, es apabullante, pues recupera el aroma de las películas clásicas del agente 007, con una persecución en lancha que deja a un lado los efectos generados por ordenador para recurrir, con más fuerza que nunca, a los especialistas. Merece la pena ver la película sólo por estas secuencias. Y, desde luego, algo que me ha sorprendido bastante es la notable dirección de Michael Apted; filma las escenas trepidantes en tiempo real, sin recurrir en ningún momento a la cámara lenta, tentación de la que ningún director de hoy en día parece querer despegarse. Reconozco que en un principio no lo consideraba como una elección adecuada, pero me alegro de que mis malos augurios no se hayan cumplido; esperemos que los productores opinen lo mismo que yo.

Y, finalmente, sólo me resta hablar de la música de David Arnold. Después de su magnífico trabajo para El Mañana Nunca Muere, la música del compositor de Stargate sabe a poco. Demuestra todo su poderío en determinadas escenas de acción (la persecución en la nieve, el oleoducto), pero abusa un poco del tema principal y, lo que es peor, adopta sonidos pop y rock que nos recuerdan a Eric Serra. Es decir, abandona en cierta medida el estilo John Barry para adentrarse en los terrenos de la aparatosidad. ¿Le habrán pedido algo semejante los productores? ¿Ésa es su forma de acercarse al público joven?.

< Principal de El mundo nunca es suficiente


Imágenes de - Copyright © . Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos