LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

EYES WIDE SHUT


Dirección: Stanley Kubrick.
Año: 1999.
Paises: USA / Reino Unido.
Duración: 159 min.
Interpretación: Tom Cruise (Dr. William "Bill" Harford), Nicole Kidman (Alice Harford), Sydney Pollack (Victor Ziegler), Leelee Sobieski (hija de Milich), Thomas Gibson (Carl), Marie Richardson (Marion). Madison Eginton (Helena Harford), Jackie Sawiris (Roz), Leslie Lowe (Illona), Todd Field (Nick Nightingale), Sky Dumont (Sandor Szavost), Louise J. Taylor (Gayle), Stewart Thorndike (Nuala).
Guión: Stanley Kubrick y Frederic Raphael; basado en la novela «Relato soñado» de Arthur Schnitzler.
Producción: Stanley Kubrick.
Música: Jocelyn Pook.
Fotografía: Larry Smith.
Montaje: Nigel Galt.
Diseño de producción: Les Tomkins y Roy Walker.
Dirección artística: John Fenner y Kevin Phipps.
Vestuario: Marit Allen.
Decorados: Lisa Leone y Terry Wells.
Dirección de producción: Margaret Adams y Lisa Leone.

 

CRÍTICA por
Joaquín R. Fernández

Puntuación: 5.75
Banda Sonora Original:
*****

Verdaderamente, la mentalidad de algunos estadounidenses es preocupante; no es que me guste juzgar a los demás, pero armar tanto escándalo por una película que en ningún modo se puede calificar de "fuerte" es demasiado. Todos aquellos que hayan ido a ver esta producción de la Warner gracias a la campaña publicitaria gratuita que Eyes Wide Shut ha tenido por parte de sus censores, saldrán decepcionadísimos. Y otro tanto sucederá con los que pretendan pasar un rato entretenidillo, porque, desde luego, ésta no es su película.

No nos engañemos: Kubrick, en general, no es un director de masas. Sólo quiere complacer a unos pocos, a aquéllos que de verdad estén interesados por su historia. Por ejemplo, a los que no les cautive el espacio o los misterios de nuestra existencia, 2001: Una Odisea en el Espacio les parecerá un auténtico aburrimiento. Pues algo así sucede con Eyes Wide Shut. Es una película que fascinará o no, aunque no se le puede tachar de ser una porquería, puesto que contiene escenas verdaderamente magistrales que demuestran el buen hacer de su director; no obstante, la película no tiene el suficiente interés, salvo en esas secuencias, como para considerarla buena, aunque no provoca el hastío y el aburrimiento que otros filmes (presuntamente de entretenimiento) generan.

Dicho esto a modo de resumen general, me centraré en lo que me ha gustado, dejando bien claro que se trata de puntos aislados (salvo las actuaciones de Tom Cruise y Nicole Kidman, que en todo momento están bien) dentro de un contexto simple (la trama en la que se ve envuelto el personaje interpretado por Cruise es de una sencillez exasperante, lo que choca con el poderío de algunas frases e imágenes). Y es que todo lo que transcurre en la mansión entretiene, hace que el espectador se interese por lo que está viendo. Esa especie de secta donde se introduce el protagonista, con sus formas de actuar y sus vestimentas, sólo se puede calificar de fascinante. Por un momento uno cree que está asistiendo a una reunión de los Sith, que Darth Sidious es el que preside esa extraña asamblea, pues grande es la inquietud que esas imágenes generan en quien las está viendo. Ayudado del sonido digital (el bastón golpeando el suelo; las notas obsesivas del piano), Kubrick crea aquí las secuencias cumbre de su película, es una media hora soberbia, magnífica; sin duda, con el tiempo, tales escenas pasarán a la Historia del Cine. Y luego encontramos los pequeños detalles, aquéllos que nos dicen lo buen director que era (es una pena que no se prodigara más en el cine de entretenimiento; lo hubiera dignificado). Así sucede, por ejemplo, cuando Bill Harford es seguido por un hombre en la calle. No se trata de una persecución, tan sólo de un hombre que sigue a otro, a distancia y durante unos minutos. Y a pesar de ello, el director consigue transmitir la angustia del protagonista, cuando otros no lo consiguen en secuencias más aparatosas y en teoría más trascendentes.

En fin, Kubrick se nos ha ido, pero aún seguimos teniendo su obra; seguro que alguna de sus películas nos sigue haciendo disfrutar. Algunas, no todas, pues Kubrick, como ya dije, contaba historias para unos pocos, para aquéllos que en verdad querían escucharlas.


< Página principal de Eyes wide shut

Imágenes de Eyes wide shut - Copyright © 1999 Hobby Films, Pole Star y Warner Bros. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos