LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

MATRIX (THE MATRIX)


cartel Dirección y guión: The Wachowski Brothers.
País:
USA.
Año: 1999.
Duración: 136 min.
Interpretación: Keanu Reeves (Thomas A. Anderson / Neo), Laurence Fishburne (Morfeo), Carrie-Anne Moss (Trinity), Hugo Weaving (Agente Smith), Joe Pantoliano (Cifra / Sr. Reagan), Marcus Chong (Tanque), Paul Goddard (Agente Brown), Robert Taylor (Agente Jones), Gloria Foster (Oráculo), Julian Arahanga (Apoc), Matt Doran (Ratón), Belinda McClory (Switch), Anthony Ray Parker (Dozer), Andy y Larry Wachowski (limpiaventanas; no aparecen en los créditos).
Producción: Joel Silver.
Producción ejecutiva: Andrew Mason, Barrie M. Osborne, Erwin Stoff, Andy y Larry Wachowski.
Música: Don Davis.
Fotografía:
Bill Pope.
Montaje: Zach Staenberg.
Diseño de producción: Owen Paterson.
Dirección artística: Hugh Bateup y Michelle McGahey.
Vestuario: Kym Barrett.
Decorados: Lisa Blitz Brennan, Tim Ferrier y Marta McElroy.
Efectos especiales: Amalgamated Pixels, Animal Logic, Bullet Time, DFILM Services, Makeup Effects Group Studio, Manex Visual Effects y Mass. Illusions LLC.

 

CRÍTICA
por Darth Sidious

Puntuación: 6.75
Banda Sonora Original:
*****

Atractivo argumento de los hermanos Wachowski, inusual para unos años marcados por la escasez de historias complejas que hagan pensar al espectador. Tras un arranque apoteósico, con momentos de acción muy buenos y suponiendo un punto de partida fascinante para el público, los directores y guionistas se toman su tiempo para preparar al protagonista (y al público) hacia la verdad. El desarrollo de la película es, en general, pausado, a pesar de que esto pueda suponer una contradicción si analizamos por separado las escenas de tiros y peleas, pero aun éstas se aprovechan demasiado de la cámara lenta, lo que corrobora aún más mi parecer. El momento cumbre del filme, y en mi opinión lo mejor de las dos horas y cuarto de metraje, es aquél en el cual Neo descubre lo que en realidad es: un ser humano dominado por las máquinas. Y todo ello lo contemplamos en unas secuencias tan atractivas visualmente como inteligentemente arrebatadoras. Me encantaron, me sedujeron al instante. Luego, Morpheus enseña al protagonista lo que es la verdad y lo que no lo es.

Esta parte de la película, que tal vez podría ser la más tediosa, se vuelve interesante y comprensiva, mezclando acertadamente palabras con imágenes. También resulta correcta la instrucción del personaje interpretado por Keanu Reeves. Es cierto que una buena parte del guión dista de ser original, pero no hallar en el argumento apuntes innovadores es negar lo evidente. Que después se utilicen recursos más típicos de este tipo de productos, no tiene por qué ser criticable; simplemente se opta por lo que se cree más adecuado para el desarrollo de la historia. Además, todo se reduce a una serie de opiniones personales. Por ejemplo, a mí no me gusta, o no me parece creíble (dentro de la fantasía que nos proponen los directores), que aquéllos que mueran en la realidad virtual fallezcan también en la vida real. No obstante, comprendo que Matrix es algo muy distinto, según la concepción de los Wachowski, a lo que hoy entendemos por realidad virtual. En todo caso, estamos hablando de aspectos que no desvirtúan a la película, no la hacen peor. Tal vez lo que sí consiga que se reduzca la puntuación es el hecho de que los directores se empeñen en introducir bastantes secuencias con tiroteos por doquier, sin sentido. Me refiero, en concreto, al momento en que Neo y Trinity se introducen en el edificio central de los agentes, donde se produce una batalla totalmente prescindible. No opino lo mismo, sin embargo, de las magníficas peleas al estilo oriental, estupendamente coreografiadas y visualmente muy atractivas. En este sentido, los directores se han esmerado muchísimo, pues en todo momento entendemos cómo transcurren estas luchas.

Siguiendo con los aspectos negativos del filme, volver a decir que su desarrollo no es todo lo rápido que uno desearía, aunque al menos esto se hace para explicar la historia con más profundidad y con unos diálogos bien construidos. Finalmente, uno se queda con las ganas de saber más, de ver más aspectos que no se han tratado en el filme. ¿Por qué la interacción con los humanos que no conocen la verdad es tan mínima? ¿Y las granjas donde se crían a los humanos? ¿no deberían cobrar un mayor protagonismo? ¿Qué es lo que gobierna a las máquinas? Son preguntas sin respuesta que, vista esta película por sí sola, parecen hacer ver que esta producción de la Warner se queda un poco vacía. Pero, claro, los guionistas tenían en mente una trilogía, y una vez vista Matrix, uno se da cuenta de que aún quedan muchos cabos sueltos, por lo que el defecto no lo es tanto. Por suerte, el filme ha sido un éxito de taquilla, lo que hará que los hermanos Wachowski puedan concluir su obra.

Tengo entendido que el presupuesto de la película ha sido de unos 9.000 millones de pesetas, cifra realmente modesta si tenemos en cuenta cómo se las gastan en Hollywood con esto de los presupuestos. Seguramente el empleo de efectos especiales se ha abaratado sustancialmente, porque, aunque éstos no son tan innovadores como se nos decía, al menos sí se puede decir que están muy conseguidos. No tanto las escenas en las que salen los centinelas, claramente infográficas, sino aquéllas que nos ilustran las "habilidades" de los protagonistas. Verlos saltar de un lado para otro es toda una gozada; ¿se imaginan lo que podría hacer cualquier superhéroe ahora que nos acercamos al año 2000 y los efectos especiales están tan avanzados? En cuanto a la técnica empleada para "detener el tiempo", ha sido muy alabada por algunas revistas de cine, pero sinceramente no me parece tan impactante. Y no lo digo porque no resulte estimulante para la vista; es que creo que es un terreno que ya ha aprovechado muy bien la publicidad (y otras películas, como Perdidos en el Espacio), y aquí simplemente se desarrolla un poco más.

Para concluir, decir que los actores están bien, con un correcto Keanu Reeves y unos brillantes Laurence Fishburne y Carrie-Anne Moss, y que la banda sonora de Don Davis tiene espléndidos fragmentos (sobre todo al principio, durante la trepidante huida de Trinity, y durante los minutos finales), pero son muy breves y se ven empañados por la vulgar música discotequera que, incomprensiblemente, los directores utilizan en algunas secuencias de acción.


Imágenes de Matrix - Copyright © 1999 Groucho II Film Partnership, Silver Pictures y Village Roadshow Productions. Todos los derechos reservados.

< Página principal de Matrix

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos