LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

UNO DE LOS NUESTROS
(Goodfellas)


Uno de los nuestros Dirección: Martin Scorsese.
País: USA.
Año: 1990. Color.
Duración: 146 min.
Intérpretes: Robert de Niro (Jimmy), Ray Liotta (Henry Hill), Joe Pesci, Lorraine Bracco (Karen Hill), Paul Sorvino...
Guión: Nicholas Pileggi y Martin Scorsese, basado en el libro del primero, "Wiseguy".

 

CRÍTICA
por Alice:

«Que yo recuerde, desde que tuve uso de razón, quise ser un gángster».

Así sin más, empieza esta trepidante película del cine negro y probablemente la mejor de la magnífica filmografía de Scorsese, con unos títulos de crédito iniciales que nos advierten del ritmo, y la intensidad de lo que el espectador está a punto de presenciar. Scorsese convirtió la historia de Nicholas Pileggi, en una película excepcional.

Debido al éxito que le supuso esta película, posteriormente decidió llevar a la pantalla otra de las novelas de este escritor, "Casino", y aunque mucha gente afirmó que las similitudes eran excesivas yo pienso que quien las ha visto, puede darse cuenta de que se trata de dos historias totalmente distintas, aunque llevadas a cabo por un mismo equipo. Es natural que existan algunos pequeños detalles, huellas inevitables del director, porque ante todo Scorsese es un gran autor, un excelente creador, con un estilo propio, y original, estilo que plasma en cada una de sus obras.

"Goodfellas" es una película que tiene como narrador a la violencia en sí. No creo que sea una película violenta, simplemente se sirve de ella para contar una historia, la de los chicos listos de la ciudad, y no nos la muestra como algo sin relación o sin sentido: es una violencia que tiene su propio protagonismo, que es necesaria puesto que sin ella no podría encontrar el lazo que uniera las vidas de estos "buenos chicos". No se trata de la violencia gratuíta de muchas películas americanas. Ésta es el hilo conductor de este vertiginoso relato, del ascenso y descenso a un mismo sitio: a ese sitio al que nadie quiere pertenecer pero por el que todos sienten curiosidad.

Es una historia de la que el propio director conoce bastantes detalles puesto que tuvo que pasar su enfermiza infancia en uno de los peores barrios neoyorquinos y estaba acostumbrado al ambiente de las malas calles de la ciudad.

Este lado prohibido, el que separa la rectitud de la delincuencia, es la serpiente que habitualmente tienta a muchos de los personajes de sus películas. Uno siente curiosidad por entrar en ese lado tenebroso que tan bien nos retrata con unos movimientos de cámara y una técnica de montaje de una calidad extraordinaria.
Una vez dentro,
intenta justificar o hacer comprender el por qué de actuar así, el por qué de esa violencia necesaria, y es que eso te convierte en uno de ellos, o ¿acaso la gente quiere pasar desapercibida?, la gente no quiere ser un "don nadie", quiere respeto, lealtad, protección, y en realidad es eso lo que buscan estos personajes, separarse de la escoria que se mata trabajando honestamente por un ridículo sueldo, de esas caras sin nombre que vagan por las calles de Nueva York. Ellos necesitan sentirse distintos, tener más dinero, poder, influencia, sentirse respetados... y eso lo consiguen uniéndose a "ellos".
Se creen intocables, pero en realidad actúan de modo cobarde en muchas ocasiones, puesto que aunque se repitan a sí mismos los códigos de fidelidad por los que están unidos unos a otros, simplemente saben ganarse ese respeto actuando por encima de los demás, y se sienten muy valientes con un arma en la mano, cuando en realidad muchas veces no quieren pararse a pensar en que han acabado así, por esa obsesiva idea de ser distintos, y lo que ocurre, es que no tienen las suficientes aptitudes como para sobrevivir en el mundo real, que también es cruel, no sólo lo son ellos, y en ese mundo, no saben defenderse, por eso necesitan asegurarse de que están perpetuamente protegidos por "la família". Todos seríamos más listos con un arma en la mano, pero eso ellos no lo saben, se sienten tan sumamente superiores, que lo que pasa fuera de su mundo no les importa, puesto que no pertenecen a él. Se han vendido por conseguir ese toque de distinción, por
ganar esas miradas asustadas de la gente que no osa discutir con ellos el más mínimo problema, por subir esas escaleras desde las que contemplan a los diminutos y descerebrados seres humanos que intentan mantener una convivencia pacífica en una ciudad donde todo el mundo parece estar loco.

En "El Padrino", se omitió la palabra mafia en el guión de la película, cosa estúpida cuando todos sabíamos perfectamente que la família Corleone no se dedicaba a la venta de cosméticos. Todo ello para evitar polémica ... Pero aquí la palabra se nombra a los cuatro vientos cuando Robert De Niro entra en escena, aparentando tener unos veinticuatro años, cosa que resulta realmente ridícula, puesto que en realidad tenía el doble de edad, pero todo pareció solucionarse con un buen tinte de pelo y varias dosis de peluquería para disimular sus incipientes entradas. Bueno sí, éste podría ser un fallo, pero vamos a pasarlo por alto, además tampoco se veía tan mayor... ni que la película fuera un desfile de figurines, es más "Uno de los nuestros" no tiene ningún fallo, así que si intentas buscar en estas líneas alguno, me parece que tendrás que dejar de leer esto ahora mismo.

Hollywood por aquel entonces aclamaba la maravillosa interpretación de De Niro en la película "Despertares", y parece ser que no veían mérito alguno en este increíble trabajo como gángster (para mí una de sus mejores interpretaciones). Pero ya sabemos que allí, es necesario, representar de vez en cuando algún papel tipo "Rainman", para que te hagan caso.
Él no es el protagonista de esta historia, que ya es raro debido a la increíble amistad entre Martin y Robert. De Niro, por aquel entonces era conocido como "Bob de no", debido a que solía negarse a interpretar muchos de los guiones que llegaban a sus manos.
Y yo me pregunto, si es tan exigente, y busca minuciosamente un guión de calidad ¿cómo pudo realizar aquella película que todavía intento olvidar llamada
"Nunca fuímos ángeles"?. Bueno, hasta el más perfecto comete errores alguna vez... igual le debía dinero al director, aunque él dice que lo hizo por amistad a Sean Penn. A lo mejor lo entendí mal y dijo por un chantaje que le hizo Sean Penn, porque conociendo la fama y reputación de este buen muchacho tampoco me extrañaría nada.

La amistad entre De Niro y Scorsese se inició hace muchos años, cuando ambos eran prácticamente desconocidos y decidieron probar suerte con "Malas calles". Parecía que Harvey Keitel iba a ser la mano derecha de Scorsese, debido a que en aquella película representaba un papel en el que se plasmaban algunos datos de la personalidad del director. Al final, acabó siendo la mano izquierda, puesto que la mayoría de los papeles protagonistas quedaron reservados automáticamente para De Niro.

Martin Scorsese jamás estudió en ninguna academia de cine, sino que fue el propio cine quien le instruyó. Era un niño solitario, que debido a sus continuos problemas respiratorios no podía jugar como el resto de los chicos de su edad, y pasaba el tiempo viendo películas. Obras que le marcaron profundamente, que veía una y otra vez, y fue entonces cuando supo que quería ser director.
A lo largo de su filmografía podemos observar el progreso de su carrera, la perfección que ha ido adquiriendo con el dominio de las cámaras, del montaje... Es un perfeccionista hasta los límites, cosa que irritaba a algunos de sus compañeros. Si una sola palabra de lo escrito en el guión no salía como él quería estaba dispuesto a decirle a la productora que abandonaba el proyecto, cosa que casi hace con
"Toro Salvaje".
Quizá lo que más sorprende es precisamente esto, que no haya contado más que con su propia ayuda y haya sabido crear este pequeño universo de personajes tan extraños, que han marcado tanto desde los años 70 y aún hoy, y que todo esto lo haya conseguido simplemente viendo cine, cosa que puede alentar a cualquier persona que sueñe con ser un buen realizador algún día.

..............................

En "Uno de los nuestros", Ray Liotta, nos narra la historia de su vida, de la vida de Henry Hill. Él tenía claro desde pequeño que quería ser uno de ellos, de hecho renuncia a todo lo que tenía, que en realidad no era gran cosa, aunque todo honesto, para pertenecer a esa mafia.

Joe Pesci, es el loco de la película, y su interpretación le concedió el oscar como actor secundario. Es el más irascible, violento, y estúpido de todos. Está tan convencido de que a pesar de su pequeña estatura es uno de los hombres más grandes de la ciudad que se olvida de que en su juego hay unas reglas que jamás deben incumplirse. Eran tan sencillas como las de los "Gremlins", sólo que como no tiene el cerebro en las condiciones normales, no es capaz de recordar que nunca se debe matar a nadie de "la família", pero eso a él le da lo mismo. Si alguien le insulta, cree que tiene derecho a matarle salvajemente, incluso aunque haya muerto da lo mismo, hay que seguir golpeándolo no vaya a ser que pueda sentir algo... Todos le tienen miedo porque él mismo se siente inseguro. Nadie sabe de lo que es capaz de hacer, ni hasta dónde va a llegar. Es capaz de matar a un muchacho porque no le ha traído su bebida cuando se la ha pedido, o de asesinar a golpes a un antiguo compañero que le recuerda los viejos tiempos. Tiene que hacerlo porque necesita llamar la atención de algún modo, tiene que divertir a su público.

Jimmy (De Niro) es el ejemplo que todos siguen, ese padre que quieren tener, el modelo a alcanzar, con un historial casi inigualable, de asesinatos y robos, que le hacen ser igual o más temido que Tommy (Pesci). Él disfruta robando, la cantidad que sea, pero necesita robar, aunque a veces no escogerá el equipo adecuado y es posible que le traigan algún que otro problema. Pero ¿qué más da? Él estará tranquilamente en la barra de un bar, cuando nadie percibirá en su mirada penetrante que no sólo está tomando una copa: él está contando cabezas, sus cabezas, a las que iremos descubriendo mientras Eric Clapton toca los últimos acordes de "Layla".

Paul Sorvino, está espléndido en un papel sencillo, pero realmente convincente. Él es el punto de unión de toda esta fauna. No es un hombre de palabras, ni siquiera de acción, pero es él quien mueve los hilos a través de este selecto clan de marionetas que tiene rendidos a sus pies hasta que la muerte los separe o hasta que se maten unos a otros.

Lorraine Bracco, es la esposa de Henry, y realiza una interpretación suprema como Karen, la esposa que decide probar suerte en este mundo, que la va a separar de la pobreza con la que ha vivido todos estos años. Se casará enamorada, pero ese amor, se irá desvaneciéndo al mismo ritmo que el resto de los personajes se van hundiendo.
Henry la engañará con varias mujeres, pero él puede hacer eso, ella tiene que entenderlo, estaba permitido, pero no el divorcio.
No son animales. Ante todo hay que guardar las apariencias. Podrían haberla matado, sí, hubiera sido lo correcto para que no contara a un juez lo que en realidad estaba pasando, pero no divorciarse. Eso no es ético.
Karen no es tonta, y sabe que no puede dejar que esas otras mujeres le quiten a Henry, esa fuente de ingresos que la ha situado en una posición social más que elevada. Además si algún día ocurre algo, ella no sabía nada... sólo era una estúpida que creía que su marido trabajaba en una empresa de construcción. O ¿acaso iba a dejar perder todo ese poder por una prostituta que se acostaba con su marido?. Ella era más lista...

..............................

La película comienza con una escena en la que un tipo aparece casi muerto en el maletero de un coche. A partir de ahí, un flashback nos lleva a la infancia de Henry. Cuando volvemos a encontrarnos con esa escena, todo lo que hasta ahora había sido una cuesta arriba de la que el clan salía airoso siempre, empieza a tomar el inevitable descenso que veníamos advirtiendo desde el principio, una cuesta abajo aún más sangrienta...

La cárcel, el miedo, la traición... y sobre todo el pilar fundamental de muchas de las obras del director: la redención del personaje protagonista. Ese arrepentimiento típico del cobarde que cuando se ve apurado ya no se acuerda de aquella fidelidad que juró hace décadas, que es capaz de borrar ese mal sueño por volver al anonimato por miedo a algo con lo que siempre ha estado jugando: la muerte.

A ritmo de canciones de los años 60 y 70, "Uno de los nuestros" es la historia de unos chicos que jugaron a ser héroes, a defender a aquellas personas que no podían contar con los servicios de la policía, aquellos chicos, que a los trece años ganaban más dinero del que podían llegar a gastar.

Es la historia de un sueño, un relato violento, con unos personajes fuertes y a la vez débiles, grandes y pequeños, que juegan con una ruleta de tentaciones peligrosas, una fama («para mí ser gángster, era muchísimo mejor que ser Presidente de los Estados Unidos»), que puede que les destruya para siempre, y que les devuelva al lugar de donde quisieron salir: al lugar donde nos encontramos las personas normales, al anonimato, a la monotonía y al aburrimiento, ese lugar donde nos encontramos todos nosotros y del que muchas veces queremos salir, sólo que no sabemos cómo. Ellos nos muestran la vía que escogieron, y así acabaron, pero el reto en el que nos encontramos nosotros (los estúpidos, según ellos) es saber encontrar la salida adecuada, y no siempre es una tarea fácil, así que muchas veces es mejor seguir soñando...

ALICE


Imágenes de - Copyright © . Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos