LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

YO Y YO MISMA


  Dirección: Pip Karmel.
País: Australia.
Año: 2000.
Duración: 104 min.
Intérpretes: Rachel Griffiths, David Roberts, Sandy Winton, Yael Stone, Shawn Loseby.

 

CRÍTICA
por Ismael Alonso

Mi vida me da risa

La simpatía es un sentimiento ambiguo que oscila entre el afecto y la compasión. En el terreno cinematográfico, que es sendero marcado por hitos de amor y odio, malo es tirar por el camino del medio pues nos hallaremos en el mustio terreno de la indiferencia. Pero existe una ultima vía de escape a esta deprimente condición de film olvidable y que provoca el desinterés y es que la película sea simpática.

Puede que sean las propias carencias de la película la que la salven de la inercia de pasar el resto de su vida en la estantería más recóndita de un videoclub con poca fortuna para seleccionar sus fondos, puede que sean sus faltas y sus defectos la que la hagan merecedora de una agradable compasión por parte del engolado espectador o que, incluso, provoquen un cierto entusiasmo entre la concurrencia menos exigente o más desprevenida. Todos tenemos una serie de películas que no consideramos buenas pero que nos resultan agradables, que no están entre nuestras favoritas pero que nos importa ver y hasta volver a ver; "Yo y yo misma" es una de esas porque, sin ser una maravilla, entretiene lo suficiente, tiene algunos gags afortunados, posee un ritmo correcto para una comedia de serie media y está dirigida de forma competente, sin alharacas pero con encomiable sencillez.

El guión está resuelto sin grandes aspavientos dramáticos y sin los temibles efectismos esperables en una trama que trata sobre el desdoblamiento de personalidades y las paradojas espacio-temporales y, sobretodo, los productores y la directora-guionista han tenido el tino de escoger a una excepcional interprete llamada Rachel Griffiths que es una actriz que ha demostrado que puede lidiar con la comedia ("La boda de Muriel") o con el drama ("Hillary and Jackie") con igual brillantez. En una historia como la que nos presenta Pip Karmel, sobre una joven mujer que pasa por la crisis de los treintatantos y que pese a su éxito profesional cree que metió la pata al no haberse casado cuando pudo años atrás y que, por un azar nunca explicado (lo cual casi se agradece), conoce a la mujer que pudo haber sido y la sustituye, el papel protagonista no lo lleva un reparto coral al uso sino que el peso ha de ser soportado por una sola persona y de la capacidad de esa actriz dependerá el nivel de la película. En este caso Rachel Griffiths resulta imprescindible.

Que nadie se piense que "Yo y yo misma" es el ultimo grito en originalidad pero su tono desenfadado y su falta de pretensiones hacen que cuestiones como el destino, la condición femenina o la familia, a menudo tratadas con una seriedad casi metafísica, sean aquí expuestas de forma ligera, agradable y simpática. Y no sean maliciosos y piensen que digo simpática como aquella mujer que viendo a los hijos de su vecina y tras haber exclamado que guapos eran el mayor y los medianos observa que el benjamín es feo como un pecado y dice eso de "y este... que niño tan simpático".  No, la simpatía que desprende "Yo y yo misma" es sincera y atractiva.

ISMAEL ALONSO


Imágenes de - Copyright © . Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos