Las mejores películas de Gus Van Sant

Escrito por el 21.04.13 a las 5:32
Archivado en: Directores

El nombre de Gus Van Sant (Louisville, Kentucky, 1952) invoca de inmediato esa parte del cine estadounidense en el polo opuesto del mainstream. Es decir, un cine independiente, de bajo presupuesto y que pone su incisivo foco en retratar una juventud marginada o en todo caso integrada en subculturas menos visibles, amén de en una defensa de la cultura y movimiento gay. Van Sant es sinónimo de tempo lento, sobriedad estética y experimentación.

Gus Van Sant

Pero también, ha sido un director que ha probado las artes del videoclip —ha dirigido vídeos para Chris Isaak o David Bowie— y las mieles de una ficción más comercial, amparada por estrellas como Ben Affleck, Matt Damon, Robin Williams y Sean Connery. En ese diálogo entre un extremo y otro de la ficción, es donde se define la filmografía de un realizador tan capaz de convencer al estómago cinéfilo como a un palco más mayoritario, de ser nominado al Oscar dos veces a ser blanco de iras críticas por proponer relatos casi desprovistos de narrativa. 

Elephant

“Elephant” (2003). Pese a pertenecer al género documental, “Bowling for Columbine” (Michael Moore, 2002) trascendió probablemente como el relato oficial de la matanza en el instituto Columbine, cortado por los patrones poco contenidos de Moore. “Elephant”, por su parte, era la cara B de ese terrible suceso, una pieza breve pero contundente en la que la cámara seguía incansable por los pasillos a su adolescente protagonista, otorgándole desde la distancia una identidad emocional y una normalidad solo revocada en el atroz final. Con ella, Van Sant se proclamó triunfador del Festival de Cannes, llevándose la Palma de Oro a la Mejor Película y el premio al Mejor Director.

Paranoid Park

“Paranoid Park” (2007). Completando lo que algunos vinieron a llamar como “tetralogía de la muerte”, en 2007 Van Sant firmó este exquisito drama centrado de nuevo en la adolescencia. Se trata de una propuesta prima-hermana de “Elephant” que adaptaba una novela de Blake Nelson y que registraba el aislamiento y angustia de un joven skater que veía cómo su vida cambiaba fatalmente tras verse envuelto en un accidente mortal. “Paranoid Park” estaba llena de belleza taciturna en su relato de una juventud rota por las circunstancias, uno en el que el realizador conjugaba magistralmente la música de Nino Rota, Elliot Smith o Ludwig Van Beethoven. 

Gerry

“Gerry” (2002). Dos amigos se adentran en el desierto y se pierden. Con esa única premisa argumental, Van Sant dirigía a Damon y Casey Affleck en una de sus obras más radicales, una película que dividió violentamente a la crítica, entre aquellos que la consideraban un gesto de pureza vaciado de toda narración —básicamente, se compone de largos planos secuencias en los que la cámara es un mero testigo de la erosión psicológica y física de sus protagonistas— y los que la detestaron por el aburrimiento que podía traer consigo el rechazo a toda convención e intento de relatar. En lo económico, “Gerry” fue un desastre, pero ha permanecido como uno de los filmes más desafiantes y difíciles de su autor, motivo más que suficiente para adentrarse en él y abandonarse a su deriva.

Todo por un sueño

“Todo por un sueño” (1995). Basada en una novela de Joyce Maynard, en esta amarga crítica a los mass media con aires de falso documental, Nicole Kidman era una ambiciosa aspirante a presentadora dispuesta a todo para conseguir su objetivo, incluido asesinar a su marido (Matt Dillon). La actriz bordó una interpretación que le valió un Globo de Oro, encabezando un reparto en el que además de Dillon también estaban Casey Affleck, Joaquin Phoenix, Illeana Douglas, el guionista Buck Henry y el director David Cronenberg.

Drugstore cowboy

“Drugstore cowboy” (1989). Pieza clave en los inicios del cineasta, Matt Dillon era aquí el jefe de una banda de toxicómanos en los Estados Unidos de principios de la década de los 70. Tras la muerte de uno de ellos, su personaje se replanteaba su forma de vida y decidía abandonar la adicción, lo cual no le resultaba nada sencillo. Frente a la mayor indiferencia que despertó su debut “Mala noche” (1985), como segunda película “Drugstore cowboy” le valió sus primeros elogios de la crítica y le abrió la puerta de los premios, siendo laureado, entre otros certámenes, en el Festival de Berlín. 

Mi Idaho privado

“Mi Idaho privado” (1991). En esta película de culto, Keanu Reeves y River Phoenix interpretaban a dos chaperos de Portland, de los cuales el interpretado por el segundo era narcoléptico. Phoenix se alzó en el Festival de Venecia con la Copa Volpi al Mejor Actor, confirmación de una joven promesa que se vería truncada dos años después con su temprana muerte. Esto ayudó a hacer de “Mi Idaho privado” esa película-icono que hoy todavía es, una de las mejores películas sobre la homosexualidad que dio el cine norteamericano de la década de los 90.

Mi nombre es Harvey Milk

“Mi nombre es Harvey Milk” (2008). Biopic de vocación comercial y cuidado hasta el más mínimo detalle, esta notable película no era solo un plano en corto de Harvey Milk, activista y primer político gay electo en Estados Unidos. Era también la crónica de un momento clave: San Francisco, década de los 70, o el movimiento homosexual abriéndose paso en una época particularmente difícil para hablar de tolerancia. Sean Penn mimetizó a Milk en un trabajo que le valió su segundo Oscar —el filme estuvo nominado a ocho, incluyendo a los premios de Mejor Película y Mejor Director—, acompañado en el reparto por James Franco, Diego Luna y Josh Brolin.

El indomable Will Hunting

“El indomable Will Hunting” (1998). Una década antes, Van Sant ya se había encontrado con el reconocimiento del gran público con este drama sobre un joven con inteligencia superlativa al que un psicólogo (Robin Williams) ayudaba a poner un rumbo en su vida. “El indomable Will Hunting” supuso un éxito inesperado, especialmente para sus dos jóvenes protagonistas y guionistas, Matt Damon y Ben Affleck, que se llevaron el Oscar al mejor libreto original. También se hizo con la estatuilla Williams, por ese papel de bienintencionado tutor con alguna que otra lección por aprender. 

Last days

“Last days” (2005). Esta crónica sin crónica, relato sin historia de los últimos días de Kurt Cobain estaba recorrido por el flirteo con la depresión y la muerte de unas imágenes distantes, que observan a su protagonista (Michael Pitt) sin tomar partido anímico. “Last days” fue otro experimento radical que enfrentó opiniones de unos y otros, un viaje despojado de prácticamente todo artificio que puede llegar a causar tanta irritación como fascinación, y que recoge las reminiscencias grunge de Nirvana en la apesadumbrada banda sonora de Pagoda.

Psycho

Otras películas de Gus Van Sant. Para completistas, la ya mencionada “Mala noche” supone una rareza, una ópera prima rodada en blanco y negro, con una cámara de 16 mm y con apenas 25.000 dólares de presupuesto. El cineasta adaptaba una novela de Walt Curtis sobre un treintañero gay que convence al inmigrante del que está enamorado para que duerma con él por dinero. Siguiendo con su filmografía, una de sus películas olvidadas —y menos valoradas— es “Ellas también se deprimen” (1993), una road movie protagonizada por Uma Thurman y Keanu Reeves que pasó con más pena que gloria. Pero probablemente, el título que más chirría en su currículo es “Psycho” (1998), remake prácticamente plano por plano del clásico “Psicosis” (Alfred Hitchcock, 1960) que fue vilipendiada y tildada por parte de la crítica de fotocopia en color.

Restless

En 2000, volvió a su vertiente más mainstream con “Descubriendo a Forrester”, historia de amistad entre un solitario escritor (Sean Connery) y un estudiante y atleta negro (Rob Brown) que tuvo un discreto paso por taquilla. Recientemente, Van Sant ha dirigido el drama romántico “Restless” (2011), historia de amor entre una enferma terminal y un lúgubre chico obsesionado con la muerte al que le gusta asistir a funerales. También el documental “My own private River” (2012), homenaje co-dirigido junto a James Franco en el que se recontextualizan imágenes de “Mi Idaho privado” a modo de tributo a River Phoenix, y “Tierra prometida” (2013), relato que recoge las repercusiones de la crisis en un pequeño pueblo y que le reúne de nuevo con Matt Damon. Por último, cabe mencionar sus contribuciones a las películas colectivas “Paris, je t’aime” (2007), “Chacun son cinéma” (2007) y “8” (2008).

 

En las imágenes: Gus Van Sant en el rodaje de “Tierra prometida” © 2013 Focus Features, Participant Media, Sunday Night, Image Nation Abu Dhabi, Pearl Street y Media Farm. “Elephant” © 2003 HBO Films, Fine Line Features, Blue Relief Productions, Fearmakers Studios, Meno Films y Pie Films. “Paranoid Park” © 2007 MK2 Productions y Meno Film Company. “Gerry” © 2002 ThinkFilms y My Cactus. “Todo por un sueño” © 1995 Columbia Pictures Corporation y The Rank Organisation. “Drugstore cowboy” © 1989 Avenue Pictures Productions. “Mi Idaho privado” © 1991 New Line Cinema. “Mi nombre es Harvey Milk” © 2008 Focus Features, Axon Films, Groundswell y Jinks/Cohen Company. “El indomable Will Hunting” © 1998 Be Gentlemen Limited Partnership, Lawrence Bender Productions y Miramax Films. “Last days” © 2005 HBO Films, Meno Film Company, Picturehouse Entertainment y Pie Films.”Psycho” © 1998 Universal Pictures e Imagine Entertainment. “Restless” © 2011 Columbia Pictures e Imagine Entertainment. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacado:  Del coco de Disney•Pixar a los perfectos desconocidos de Álex de la Iglesia

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.