Inicio > Las mejores películas > Las mejores películas de superhéroes

Las mejores películas de superhéroes

Escrito por el 26.04.12 a las 11:45
Archivado en: Géneros, Personajes

Desde los inicios del cine, la ficción ha requerido de héroes que velaran por la justicia y la preservación de la paz social en la medida de lo posible. Ya en el pulp, esos héroes campaban por mundos imaginarios y disfrutaban de poderes extraordinarios, consolidando una tradición que, en un momento dado, el cómic iba a asumir en su propia mitología. Los grandes creadores del formato entendieron que, en episodios especiales de la historia, se necesitaban personajes especiales a la altura, y así fueron sus criaturas: superhombres nacidos de la necesidad de un álter ego, del trauma y la canalización de una tortuosa historia personal; pero también capaces de dejarse la piel por su país, o por los suyos, o por unos jugosos honorarios. 

En los últimos tiempos, el número de títulos dedicados a estas figuras, y especialmente los centrados en las extensas galerías de Marvel y DC, no ha dejado de crecer. Entre ese creciente número de películas hay auténticos taquillazos, pero también nuevos enfoques que han llevado al relato de superhéroes a convertirse en material susceptible de una aproximación más personal, más allá del mero reto industrial. Así, nunca está de más llevar a cabo un repaso a ese universo en continua expansión a través de nuevas adaptaciones, remakes, reboots, secuelas y precuelas, en el que se abordan deconstrucciones en los márgenes, mitos pulp, revisiones en clave postmoderna, hijos de la novela gráfica y hasta algún insensato sin poder ninguno. He aquí algunos de los imprescindibles, discutibles y evidentes nombres que todo aficionado debería tener en cuenta antes de enfrascarse en cualquier conversación sobre cine y superhéroes.

“Watchmen” (Zack Snyder, 2009). La obra maestra del guionista Alan Moore, el artista Dave Gibbons y el colorista John Higgins, publicada a mediados de los 80, era el cómic perfecto para un aparatoso suicidio cinematográfico. 23 años pasaron antes de que Snyder se atreviera con el monstruo de Moore, una obra monumental situada en una historia alternativa en la que los superhéroes han sido desahuciados y se ocultan como vigilantes al margen de la ley en una sociedad al borde de la destrucción masiva. La multiplicidad de lecturas, narrativas y capas del cómic hacían casi imposible una adaptación sensata, pero Snyder supo absorber el espíritu del original en una película arriesgada, un blockbuster capaz de sabotear las expectativas de no conocedores de la fuente y espectadores habituados a una mayor ligereza de la aventura superheroica. “Watchmen” dista de ser la redonda correspondencia a su referente, pero es insólita en su atrevimiento, en la profundidad que dota a sus personajes, en la melancolía por ese heroísmo de disfraz que quedó atrás o la sentida desesperación de un mundo en descomposición. Es, también, una cinta cuya importancia debería ser reivindicada con el tiempo.

“Los Vengadores” (Joss Whedon, 2012). Joss Whedon (“Firefly”) salió triunfal del mayor desafío de las adaptaciones Marvel hasta la fecha. El dream team de la editorial cobraba vida en un blockbuster que alcanzaba un difícil equilibrio entre el entretenimiento, la espectacularidad, la profundidad de sus protagonistas y sus interrelaciones y un gozoso espíritu fan con sus correspondientes guiños a la viñeta. “Los Vengadores” era una fabulosa superproducción plagada de estrellas —Robert Downey Jr./Iron Man, Chris Evans/Capitán América, Chris Hemsworth/Thor, Scarlett Johansson/Viuda Negra, Jeremy Renner/Ojo de Halcón, Mark Ruffalo/Hulk y Samuel L. Jackson/Nick Furia— que inauguraba la saga Marvel con más futuro, para la que ya hay confirmada una segunda entrega.

“Spider-Man” (Sam Raimi, 2002). Sam Raimi, nombre capital de la serie B de los 80, sería el hombre elegido para soportar una responsabilidad mayor que la que tenía que soportar Peter Parker: llevar a cabo la primera gran película de Spider-Man y salir airoso de tamaña aventura industrial. “Spider-Man” nunca dejará de ser vista como ese título que marca el adocenamiento de un director en cuya firma muchos fans ya no volverían a confiar, ni siquiera en su propio en ese divertido revival que era “Arrástrame al infierno” (2009). Algunos, incluso, preferirán señalar la desfasada “Darkman” (1990) como la verdadera cinta de superhéroes de Raimi. Sin embargo, su filme sobre el hombre arácnido nunca dejó de ser un equilibradísimo ejemplo de acción, diversión no reñida con el peso de los dilemas morales y emocionales de su protagonista, y respeto y cariño por el original. “Spider-Man 2″ (2004), vindicada por muchos como la verdadera joya de la saga, incidía en la versión más torturada del héroe, antes de rematar la trilogía con “Spider-Man 3″ (2007), una tercera parte desganada, desequilibrada y prácticamente desnortada que daría por cerrada la franquicia hasta su reboot con “The amazing Spider-Man” (2012), dirigida  Marc Webb y de próximo estreno en verano de este año.

“El protegido” (M. Night Shyamalan, 2000). Los cómics de superhéroes siempre nos acostumbraron a los estatus poco alterables de los representantes del bien y del mal. O en todo caso, era siempre el estandarte a este lado de la ley el sometido a un análisis con lupa. En “El protegido”, obra excepcional que a menudo fue olvidada a la sombra de “El sexto sentido” (1999), Shyamalan cuestionaba la naturaleza de esos roles —en la dicotomía plácidamente sobrenatural del indestructible personaje de Bruce Willis y la fragilidad del vendedor de cómics al que interpretaba Samuel L. Jackson— con una mirada poderosamente sentimental hacia el mundo de la viñeta, llevando a cabo una maniobra de disección que, como es habitual en el director, ganaba enteros con su poderosa capacidad para la puesta en escena.  

“Batman” (Tim Burton, 1989). Tim Burton no desechó del todo el tono naíf y verbenero del Batman de Adam West, pero tampoco se dejó seducir demasiado por el Hombre Murciélago de Frank Miller, que sin margen para la broma se había publicado tres años antes para definir, junto a “Watchmen”, el camino de la novela gráfica norteamericana. Burton, que sólo había dirigido “La gran aventura de Pee-Wee” (1985) y “Bitelchus”  (1988), firmó una de sus mejores y hoy más olvidadas películas, una adaptación del personaje de Bob Kane y Bill Finger que respiraba goticismo, mala leche y divertimento pop. Inolvidable Jack Nicholson gaseando Gotham City a ritmo de Prince, su final en lo alto del campanario, la banda sonora de Danny Elfman o ese Batmóvil capaz de cumplir todas las expectativas y sueños húmedos de cualquier fan de Batman. Luego, la nada desdeñable pero menos inspirada “Batman vuelve” (1992), secuela también dirigida por Burton, daría paso a los festivales kitsch e histéricos de Joel Schumacher, “Batman forever” (1995) y “Batman y Robin” (1997). La segunda, particularmente, hizo evidente la necesidad de poner un punto y a parte para abordar un nuevo enfoque del personaje, que llegaría años después con la saga de Christopher Nolan.

“Superman” (Richard Donner, 1978). Uno de los títulos decanos del cine de superhéroes y todavía hoy uno de los mejores valorados, obra de un habilidoso Richard Donner tan capaz de llevar a cabo la primera adaptación sobre el Hombre de Acero como “La profecía” (1976), “Los Goonies” (1985) o “Arma letal” (1987), siempre con grandes resultados. “Superman” tenía al carismático Christopher Reeve como estrella, pero también a Marlon Brando, Gene Hackman, Glenn Ford, Terence Stamp, Ned Beatty y Trevor Howard. El crítico Roger Ebert la describió, no sin acierto, como «una pura delicia, una maravillosa combinación de todas esas cosas pasadas de moda de las que nunca nos cansamos: aventura y romance, héroes y villanos, grandes efectos especiales y… ¿saben qué más? Inteligencia». “Superman” fue todo un éxito que tendría tres secuelas más protagonizadas por Reeve, antes de que Bryan Singer volviera al de Krypton en “Superman returns: El regreso” (2006) y de que Zack Snyder lo haga de nuevo en “Superman: Man of Steel” (2012). En la tele, Clark Kent / Superman tuvo larga vida en “Lois y Clark: las nuevas aventuras de Superman” (1993-1997) y en “Smallville” (2001-2011).

“Chronicle” (Josh Trank, 2012). A medio camino entre “El protegido” y “Akira”  (Katsuhiro Ôtomo, 1988), el debutante Josh Trank consiguió una excelente deconstrucción del mito superheroico, siempre alimentado por el carácter traumático en que se fundamenta éste y que lleva a los implicados a decantarse por un lado u otro del equilibrio universal. “Chronicle” introducía conceptos filosóficos que ayudaban a entender la construcción moral y del ego que llevaba a esos adolescentes a una conclusión apocalíptica y asombrosa en su despliegue técnico —pese a su pequeño presupuesto, la película contiene algunos de los efectos visuales más sorprendentes vistos en el género, al tiempo que apuesta por un uso coherente de éstos—. Todo, contado con una cámara en mano más que pertinente en la era blogger y de la inmediatez 2.0, heredera a su vez de aquella que ya apuntaran “El proyecto de la Bruja de Blair” (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, 1999)  y, sobre todo, “Monstruoso” (Matt Reeves, 2008).

“Los increíbles” (Brad Bird, 2004). Pixar familiar, cinefilia a raudales, guiños a granel, acción virtuosa, asunción de lo mejor de varias tradiciones animadas y estética retro sin dejar de acordarse de esa ciencia-ficción de mediados del siglo XX. Brad Bird, que venía de series como “El crítico” (1994-1995) o “Los Simpson” (1989-) y de dirigir “El gigante de hierro” (1999), consiguió con “Los increíbles” una de las mejores producciones de la socia de Disney, una auténtica gozada que no envejece y que disfruta de una extraordinaria banda sonora de Michael Giacchino, como la propia película pletórica de referentes y orgullosa de ellos.

“X-Men” (Bryan Singer, 2000). El nombre de la Patrulla X está estrechamente vinculado al de Bryan Singer en el cine. Él fue el responsable de una de las primeras grandes adaptaciones Marvel, y artífice de la saga dedicada a los mutantes de Stan Lee y Jack Kirby. La primera entrega, presentación formal de los icónicos miembros del grupo, demostraba que Singer se majeaba en el reto con soltura y desplegaba un dignísimo entretenimiento con personajes bien definidos en equilibrio con logradas escenas de acción. Su continuación “X-Men 2″ (Singer, 2003), preferida por muchos fans a la primera, mantenía el tipo en una franquicia que caería a su nivel más bajo con Brett Ratner en la dirección de “X-Men: La decisión final” (2006). Singer prolongó su ausencia de la saga en el spin-off  “X-Men orígenes: Lobezno” (Gavin Hood, 2009), pero volvió a la misma como productor y co-autor de la historia de “X-Men: Primera generación” (Matthew Vaughn, 2011), la estimable precuela cuya secuela ya está prevista

“El Caballero Oscuro” (Christopher Nolan, 2008). En “Batman begins” (2005), Nolan apuntaba a los orígenes del Hombre Murciélago que rompía con la bacanal hortera de Schumacher en favor de un tono más severo y trascendente, pero lo que conseguía era una adaptación plomiza e irregular que no hacía esperar mucho de la nueva saga. “El Caballero Oscuro”, sin embargo, se reveló mucho más intensa y magnética que su precedente, devorada por el carisma y presencia de un póstumo Heath Ledger que encarnaba un Joker más escalofriante y sociópata que su antecesor en el papel. Aunque imperfecta y profundamente comprometida con su empeño en pasar a la historia, la cinta de Nolan gozaba de buen músculo narrativo, una virtuosa escena inicial y una banda sonora de Hans Zimmer y James Newton Howard implicada en la oscura épica de la cinta. Bondades que, sin embargo, no la redimían del todo de una ambición desmedida que puede seguir su curso exponencial en “El Caballero Oscuro: La leyenda renace” (Nolan, 2012).

“Kick-Ass: Listo para machacar” (Matthew Vaughn, 2009). Quizá la adaptación de Matthew Vaughn no haga toda la justicia que querríamos al salvaje original de Mark Millar y John Romita Jr., pero al menos “Kick-Ass: Listo para machacar” se andaba con menos rodeos y moralismos que “Wanted (Se busca)” (Timur Bekmambetov, 2008) —otra adaptación sobre un cómic de Millar— y ofrecía una potente coctelera de comedia  —medidamente— burra, parodia a costa del heroísmo fundado en las visitas de MySpace y la era de la exposición/humillación pública, guiños varios y una plasticidad visual que no andaba tan lejos del vigoroso colorismo de Dean White. Su secuela, “Kick-Ass 2″, empezará a rodarse en verano, según el propio Millar.

Los otros superhéroes. Al margen de las diez arriba mencionadas, cabrían entre el cine de superhéroes a rescatar otros títulos como las recientes “Thor” (Kenneth Brannagh, 2011) y “Capitán América: El primer Vengador” (Joe Johnston, 2011) —borrando así el recuerdo de la versión de 1990 protagonizada por Matt Salinger—, ambas caldo de cultivo de “Los Vengadores” como también lo fueron en su día “Iron Man” (Jon Favreau, 2008) —y su secuela “Iron Man 2″ (2010), también dirigida por Favreau— y “El increíble Hulk” (Louis Leterrier, 2008), revulsivo blockbuster que respondía a la extraña y controvertida “Hulk” (Ang Lee, 2003). También dentro del universo Marvel, “Blade” (Stephen Norrington, 1998) adquirió relevancia suficiente para dar pie a una saga que continuaron Guillermo del Toro, en “Blade II” (2002), y David S. Goyer, en “Blade: Trinity” (2004), llevándose críticas más duras que la primera. Los que gustaran de la visión de Del Toro sobre el cazavampiros, quizá también disfrutaran de las dos películas que el mexicano dedicó a la criatura de Mike Mignola, “Hellboy” (2004) y “Hellboy II: El ejército dorado” (2008), en general recibidas con cierta tibieza. Asimismo, merecerían ser tenidas en cuenta en este apartado “Flash Gordon” (Mike Hodges, 1980), “Rocketeer” (Joe Johnston, 1991), “El cuervo” (Alex Proyas, 1994), “Hombres misteriosos” (Kinka Usher, 1999), “Megamind” (Tom McGrath, 2010) y “The Green Hornet” (Michel Gondry, 2010). 

En cuanto a adaptaciones poco afortunadas o de perfil bajo, basta con recuperar algunas de las incursiones de Marvel en el cine de la década pasada, con casos como los de “Daredevil” (Mark Steven Johnson, 2003), “The Punisher (El Castigador)” (Jonathan Hensleigh, 2004) —precedida por la versión ochentera con Dolph Lundgren y seguida por “Punisher: War Zone” (Lexi Alexander, 2008), más defendida por algunos seguidores—, “Elektra” (Rob Bowman, 2005), “Man-Thing” (Brett Leonard, 2005), “Los 4 Fantásticos” (Tim Story, 2005), “Los 4 Fantásticos y Silver Surfer” (Story, 2007), “Ghost Rider: El Motorista Fantasma” (Mark Steven Johnson, 2007) —de la que recientemente tuvimos segunda entrega, “Ghost Rider: Espíritu de Venganza” (Mark Neveldine y Brian Taylor, 2012)—. Ya fuera de Marvel, tampoco encontraron mucho reconocimiento o tuvieron mucha suerte películas como “Condorman”  (Charles Jarrott, 1981), “Supergirl” (Jeannot Szwarc, 1984), “Howard… un nuevo héroe” (Willard Huyck, 1986), “La sombra” (Russell Mulcahy, 1994), “Juez Dredd” (Danny Cannon, 1995), “The Phantom: El héroe enmascarado” (Simon Wincer, 1996), “Barb Wire” (David Hogan, 1996), “Spawn”  (Mark A. Z. Dippé, 1997), “Steel, un héroe de acero” (Kenneth Johnson, 1997), “Catwoman” (Pitof, 2004), “Superdog” (Frederik Du Chau, 2007), “The Spirit” (Frank Miller, 2008) y “Green Lantern (Linterna Verde)” (Martin Campbell, 2011). Pero son nombres, en todo caso, a no olvidar y que reclaman su hueco en los anales de un género superheroico, que sigue ampliándose hoy con claro dominio marvelita.

En las imágenes: Fotogramas e imágenes promocionales de “Los Vengadores” © 2012 Marvel Studios. Todos los derechos reservados. ”Watchmen” © 2009 Warner Bros. Pictures, Paramount Pictures, Legendary Pictures, DC Comics, Lawrence Gordon/Lloyd Levin Productions. Todos los derechos reservados. ”Spider-Man” © 2002 Columbia Pictures, Sony Pictures y Marvel Entertainment. Todos los derechos reservados. ”El protegido” © 2000 Touchstone Pictures, Blinding Edge Pictures, Barry Mendel Productions y Limited Edition Productions Inc. Todos los derechos reservados. ”Batman” © 1989 Warner Bros., The Guber-Peters Company y PolyGram Filmed Entertainment. Todos los derechos reservados. ”Superman” © 1978 Alexander Salkind, Dovemead Films, Film Export A.G. International FIlm Production. Todos los derechos reservados. “Chronicle” © 2012 Adam Schroerder Productions y Davis Entertainment. Todos los derechos reservados. ”Los Increíbles” © 2004 Waly Disney Pictures y Pixar Animation Studios. Todos los derechos reservados. ”X-Men” © 2000 Twentieth Century Fox Film Corporation, Marvel Enterprise, The Donners’ Company y Bad Hat Harry Productions. Todos los derechos reservados. ”El Caballero Oscuro” © 2008 Warner Bros. Pictures, Legendary Pictures y Syncopy. Fotos por Stephen Vaughan. Todos los derechos reservados. “Kick-Ass: Listo para machacar” © 2009 Marv Films y Plan B Entertainment. Todos los derechos reservados. “Thor” © 2011 Paramount Pictures, Marvel Studios y Marvel Entertainment. Todos los derechos reservados. ”Catwoman” © 2004 Warner Bros. Pictures, Village Roadshow, DC Comics y DiNovi Pictures. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



9 - spliterman - 18:09 - 25.09.13

relegar a Blade 1 a solo un comentario es, quitarle el honor a quien HONOR merece,, porque fue realmente la primera pelicula de un pesonaje de comic, que le demostro a los productores que EL CINE DE COMIC podia ser REDITUABLE,,, detonando el BOOM por el cine comiquero



8 - tron - 1:03 - 14.04.13

Brutal recopilación!



7 - Joaquim - 18:33 - 11.12.12

Creo que os habeis olvidado esa genial paródia del género superheróico protagonizada por Ben Stiller llamada “Mistery Men(1999)”. ;)



6 - Net - 7:39 - 03.09.12

Falta también hancock



5 - Adrià - 1:57 - 09.05.12

Reivindico “The Punisher” de 2004 con Tom Jane y Travolta. Por favor!



4 - El Cinéfago - 22:18 - 29.04.12

Decir de Batman Begins que “pero lo que conseguía era una adaptación plomiza e irregular que no hacía esperar mucho de la nueva saga” es apuntar demasiado alto. Cuánto error en una sola frase. Y sí, El caballero oscuro es imperfecta, ambiciosa… pero también lo es El padrino, otra de las consideradas mejores de la historia. Y opino como Je, falta V de Vendetta, un film que a mí, particularmente, me llamó la atención menos que La Liga de los Hombres Extraordinarios. Ahí es nada.



3 - Rosa Mayo Marcuzzi - 20:26 - 29.04.12

Creo que este tipo de películas marca un punto de in flexión en la cinematografía.-



2 - Je - 0:12 - 27.04.12

Se te olvida la “fantastica” La liga de los hombres extraordinarios. O la película mas hipocrita de la historia: V de Vendetta. No hace falta decir que son verdaderas bazofias.



1 - Ignotus - 22:34 - 26.04.12

Que risa la foto de Batman y el Joker.




   Las mejores películas de Sandra Bullock
   Las mejores películas de Jodie Foster
   Las mejores películas de Leonardo DiCaprio
   Las mejores películas de Park Chan-wook
   Las mejores películas de Robert Downey Jr.
   Las mejores películas de Gus Van Sant
   Las mejores películas de zombies
   Las mejores películas de Steven Soderbergh
   Las mejores películas de Andrew Niccol
   Las mejores películas de Bryan Singer
   Las mejores películas de Keira Knightley
   Las mejores películas de Sam Raimi
   Las mejores películas de Zhang Yimou

Reportajes más leídos 

   Las mejores películas románticas
   Las mejores películas de ciencia-ficción
   Las mejores comedias
   Las mejores películas de animación
   Las mejores películas de viajes en el tiempo
   Las mejores películas del 2012
   Las mejores películas de género carcelario
   Las mejores películas de fantasía
   Las mejores películas de acción
   Las mejores películas de superhéroes
   Las mejores películas de cine bélico moderno
   Las mejores películas de terror
   Las mejores películas apocalípticas
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  amazing spiderman 2 | tour de los muppets | noe | rio 2 | need for speed | capitan america 2 | 8 apellidos vascos | labutaca.net en venta

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.