Inicio > Las mejores películas > Las mejores películas de Tom Cruise

Las mejores películas de Tom Cruise

Escrito por el 11.01.13 a las 11:58
Archivado en: Actores y actrices

Pocos actores son capaces de imprimir su personalidad a una película como Tom Cruise. Una de las grandes estrellas del cine de las últimas décadas, lo sorprendente no es que nunca haya dejado de estar en primera línea de batalla, sino que lo haya hecho sobreponiéndose a una figura pública que, pese a su dedicación a los fans, lo sitúa siempre entre la desconfianza de no pocos a través de su afiliación a la Iglesia de la Cienciología y los abundantes rumores sobre su vida personal. La razón, quizá, haya que buscarla en que en cada proyecto en que ha participado para la gran pantalla, lo ha hecho hasta las últimas consecuencias, con una entrega y una profesionalidad —es conocido, entre otras cosas, por desempeñar él mismo las escenas de riesgo— poco comunes. Habla maravillas de él, por ejemplo, Christopher McQuarrie, director de “Jack Reacher” (2012), quien afirma que para poder ampliar la escena de la persecución principal, el actor estuvo varios días sin prácticamente dormir, trabajando día y noche. O John Woo, que recuerda cómo se jugó el pellejo para rodar la secuencia inicial de “Misión: Imposible 2″ (2000). En definitiva, Cruise se ha ganado un merecido respeto como intérprete y ha construido una filmografía repleta de éxitos de crítica, de público o de ambos. En las siguientes líneas, repasamos algunos de sus títulos más destacados.

“Eyes wide shut” (Stanley Kubrick, 1999). La obra póstuma de Stanley Kubrick ponía en su centro al matrimonio de Tom Cruise y Nicole Kidman a interpretar a un matrimonio burgués en el que el primero inicia un viaje espectral por la tentación y el deseo, después de experimentar los celos en una confesión de su esposa. “Eyes wide shut” fue la última obra maestra de Kubrick y está recorrida por imágenes tan sensuales como perturbadoras. También la invade el aura de rodaje maldito, en el que se dice que el director obligó a Cruise a repetir hasta más de 90 veces una misma toma, hasta el punto de que éste se encolerizó y llegó a abandonar el plató. El resultado final, sin embargo, bien consigue transmitir los incómodos estadios del personaje, en la que es una de las películas más infravaloradas y a reivindicar del realizador de “Barry Lyndon” (1975).

“Collateral” (Michael Mann, 2004). En el cine, las ciudades pueden ser también personajes decisivos, con su propio estado de ánimo acorde (o no) al de los personajes. Seguramente, nadie ha retratado la ciudad de Los Ángeles como lo hizo Michael Mann en “Heat” (1995) y, sobre todo, en “Collateral”. En uno de los escasos papeles de antagonista de su carrera, Cruise dio vida a un frío y metódico asesino a sueldo que durante obligaba a un taxista (Jamie Foxx) a acompañarle en su ronda nocturna. La textura de los paisajes urbanos filmados con la cámara Viper, las desoladoras reflexiones desde el asiento trasero del taxi del personaje y la excelente interpretación del actor hacen este filme un must tanto en su trayectoria como en la del director.

“Magnolia” (Paul Thomas Anderson, 1999). De las muchas historias cruzadas que armó Paul Thomas Anderson en su monumental “Magnolia”, la de Tom Cruise resultaba especialmente llamativa: un gurú de la autoayuda masculina, abiertamente machista e incapaz de enfrentarse a su padre moribundo. Cruise bordó su interpretación y se llevó su tercera —y hasta la fecha, última— nominación al Oscar®, con un papel pequeño pero memorable.

“Nacido el cuatro de julio” (Oliver Stone, 1989). Su primera nominación al premio de la Academia, precisamente, había llegado diez años antes por encarnar a un veterano de la Guerra de Vietnam tullido y abandonado por su país en “Nacido el cuatro de julio”, la segunda película de la trilogía que Oliver Stone dedicó al conflicto. Melodrama sin complejos y con denuncia, Cruise resultaba al mismo tiempo conmovedor y enérgico en su incorporación de la historia real de Ron Kovic, quien pasara de soldado en lucha por la patria a defensor de los derechos humanos y pacifista. 

“Minority report” (Steven Spielberg, 2002). A partir de un relato de Philip K. Dick, Steven Spielberg llevó a cabo esta fantástica pieza de ciencia ficción de acción en la que Cruise era un falso culpable por adelantado. Durante buena parte de “Minority report”, su John Anderton es un hombre a la carrera, frenético en su cruzada por demostrar su inocencia y salvar su vida. Sin embargo, su escena más icónica precede a toda esa acción: Anderton frente a su panel tratando de resolver a tiempo un crimen que está a punto de suceder, mientras suena de fondo la sinfonía inacabada de Franz Schubert.

“La guerra de los mundos” (Spielberg, 2005). Esta nueva adaptación del clásico relato de H.G. Wells supuso la segunda colaboración de Steven Spielberg y Tom Cruise, una fabulosa historia que canalizaba miedos contemporáneos a través del sci-fi horror más oscuro. En esta ocasión, el actor era un sacrificado padre, dispuesto a dar hasta su último aliento por salvar la vida de sus dos hijos (Dakota Fanning y Justin Chatwin) en medio de una invasión alienígena de tintes apocalípticos.

“Top Gun (Ídolos del aire)” (Tony Scott, 1986). Aunque quizá no sea la mejor película de Tom Cruise, sí es probablemente la que más sostiene su condición de icono del cine comercial. Su personaje de Maverick, piloto de esencia macho estilizado con cazadora y gafas oscuras, es sin duda uno de los que mejor representa su éxito. “Top Gun (Ídolos del aire)” le confirmó en su senda al estrellato e incluso daría pie a una secuela espiritual, “Días de trueno” (Scott, 1990), con el mismo director y ambientada en el mundo de las carreras de coches. 

“Misión: Imposible – Protocolo Fantasma” (Brad Bird, 2011). Como héroe de acción y en calidad no solo de protagonista sino también de productor y alma de la franquicia, la saga “Misión: Imposible” es otro de los productos estrella de Cruise: una tetralogía ejemplar que ha permitido autores y puntos de vista distintos, desde el thriller de espionaje casi puro de la primera entrega a cargo de Brian de Palma, a la acción barroca y delirante de John Woo en la segunda o la renovación a cargo de J.J. Abrams en la tercera. Es “Misión: Imposible – Protocolo Fantasma” la que quizá se deba más a la serie original, y es quizá la más equilibrada de las cuatro, un entretenimiento espectacular con gusto por el arte de la set piece y dosis controladas de cariño por el género. 

“Rebeldes” (Francis Ford Coppola, 1983). Coppola reunió a un grupo de jóvenes talentos —más tarde rebautizado como ‘brat pack’— para esta historia de bandas callejeras, a saber Matt Dillon, Rob Lowe, Emilio Estevez, Patrick Swayze, C. Thomas Howell, Ralph Macchio y, por supuesto, Tom Cruise. Se trataba de su tercer trabajo ante la cámara, tras haber debutado con un papel menor en “Amor sin fin” (Franco Zeffirelli, 1981) y haber compartido cartel con George C. Scott y Timothy Hutton en “Taps – Más allá del honor” (Harold Becker, 1981). En ella, hacía las veces de un pandillero con una dentadura nada agraciada, un rol en el que puso la energía suficiente como para llegar a partirse un pulgar durante la filmación de una pelea.

“El color del dinero” (Martin Scorsese, 1986). Esta suerte de secuela tardía de “El buscavidas” (Robert Rossen, 1961) recuperaba a Paul Newman y le daba galones de maestro del billar ante el talentoso pero confiado discípulo al que daba vida Cruise. “El color del dinero” es uno de los títulos menores de Martin Scorsese, pero no deja de ser interesante en la medida en que algunas de las constantes de su cine siguen aquí vigentes. Cruise, con la entrega de siempre, ejecutó la mayoría de las increíbles jugadas que pueden verse a lo largo de la película.

“Entrevista con el vampiro” (Neil Jordan, 1994). La celebrada saga literaria de Anne Rice tuvo su adaptación más exitosa en esta película de Neil Jordan en la que Tom Cruise era el vampiro Lestat de Lioncourt. “Entrevista con el vampiro” recaudó más de 200 millones de dólares en todo el mundo y enfiló a Brad Pitt hacia un estatus de estrella que su compañero de cartel ya ostentaba.

“Risky business” (Paul Brickman, 1983). Otra de las imágenes estandarte de su carrera es la del joven universitario Joel Goodsen (Cruise) celebrando su libertad con un baile en calzoncillos y camisa después de que sus padres le hayan dejado la casa para él solo. La escena ha tenido infinidad de parodias —por ejemplo, la de Heidi Klum marcándose un breve striptease guitarra en mano en el anuncio del videojuego “Guitar Hero World Tour”— y la película marcó el primer gran éxito del actor, el primer paso en firme para llamar a las puertas de Hollywood. 

“Rain Man” (Barry Levinson, 1988). Si bien “Rain Man” pasa por ser el trabajo más oscarizado de su trayectoria, no es menos cierto que la película ha resistido mal el paso del tiempo. Con todo, el dueto formado por Cruise y Dustin Hoffman sigue mostrándose consistente y hace creíbles los lazos fraternales entre los hermanos protagonistas, acompañados en lo que es una road movie poco innovadora pero con momentos que se elevan por encima de la media, en parte gracias a la memorable banda sonora de Hans Zimmer.  

“El último samurái” (Edward Zwick, 2003). Una cinta más espectacular que trascendente, más vistosa que épica, y sobre todo entregada al lucimiento de un Cruise que no desaprovecha la ocasión. “El último samurái” tenía la solvencia técnica y la planitud habitual del director Edward Zwick, pero aún así conseguía ser un digno entretenimiento en el que su estrella se desenvolvía con gran habilidad en las artes de la espada.

Otros títulos. Tampoco nos olvidamos de las discretas “La tapadera” (Sydney Pollack, 1993), “Valkiria” (Bryan Singer, 2008) y “Leones por corderos” (Robert Redford, 2007), así como la divertida pero olvidable “Noche y día” (James Mangold, 2010). En el apartado de las sobrevaloradas, “Jerry Maguire” (Cameron Crowe, 1996) y “Algunos hombres buenos” (Rob Reiner, 1992) destacan por encima del resto, mientras que en el de fracasos a revisar, “Legend” (Ridley Scott, 1985) quizá mereciera una segunda oportunidad. “Cocktail” (Roger Donaldson, 1988), por su parte, ocupa un lugar más mitificado entre el público que entre la crítica, que en su día la vapuleó. Y han caído en el olvido, con mayor o menor justicia, cintas como “Ir a perderlo… y perderse” (Curtis Hanson, 1983) —la única de la que el propio actor reniega— y “Un horizonte muy lejano” (Ron Howard, 1992), la cual protagonizó junto a su ya entonces esposa Nicole Kidman. Por último, cabría señalar a “Vanilla sky” (Crowe, 2001) y “Rock of Ages (La era del rock)” (Adam Shankman, 2012) como dos de sus títulos menos afortunados, y a “Tropic Thunder: ¡Una guerra muy perra!” (Ben Stiller, 2008) como aquel que contiene su cameo más hilarante, el del furibundo y grotesco ejecutivo Less Grossman.




En las imágenes: “Eyes wide shut” © 1999 Hobby Films, Pole Star, Stanley Kubrick Productions y Warner Bros. Pictures. ”Collateral” © 2004 DreamWorks Pictures, Paramount Pictures, Parkes/MacDonald Productions y Edge City. ”Magnolia” © 1999 Ghoulardi Film Company, New Line Cinema y The Magnolia Project. “Nacido el cuatro de julio” © 1989 Ixtlan. ”Minority report” © 2002 20th Century Fox, DreamWorks SKG, Cruise/Wagner, Blue Tulip, Ronald Shusett y Gary Goldman. ”La guerra de los mundos” © 2005 Paramount Pictures, DreamWorks Pictures, Amblin Entertainment y Cruise/Wagner Productions. “Top Gun (Ídolos del aire)” © 1986 Paramount Pictures. “Misión: Imposible – Protocolo Fantasma” © 2011 Bad Robot, Paramount Pictures y Skydance Productions. “Rebeldes” © 1983 Zoetrope Studios. “El color del dinero” © 1986 Touchstone Pictures y Silver Screen Partners II. “Entrevista con el vampiro” © 1994 Geffen Pictures. “Risky business” © 1983 The Geffen Company. “Rain Man” © 1988 United Artists, The Guber-Peters Company, Star Partners II Ltd. y Mirage Entertainment. ”El último samurái” © 2003 Warner Bros Pictures, Radar Pictures, Bedford Falls Company y Cruise-Wagner Productions. “Jerry Maguire” © 1996 TriStar Pictures y Gracie Films. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)




   Las mejores películas de Sandra Bullock
   Las mejores películas de Jodie Foster
   Las mejores películas de Leonardo DiCaprio
   Las mejores películas de Park Chan-wook
   Las mejores películas de Robert Downey Jr.
   Las mejores películas de Gus Van Sant
   Las mejores películas de zombies
   Las mejores películas de Steven Soderbergh
   Las mejores películas de Andrew Niccol
   Las mejores películas de Bryan Singer
   Las mejores películas de Keira Knightley
   Las mejores películas de Sam Raimi
   Las mejores películas de Zhang Yimou

Reportajes más leídos 

   Las mejores películas románticas
   Las mejores películas de ciencia-ficción
   Las mejores comedias
   Las mejores películas de animación
   Las mejores películas de viajes en el tiempo
   Las mejores películas del 2012
   Las mejores películas de género carcelario
   Las mejores películas de fantasía
   Las mejores películas de acción
   Las mejores películas de superhéroes
   Las mejores películas de cine bélico moderno
   Las mejores películas de terror
   Las mejores películas apocalípticas
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  noe | rio 2 | need for speed | amazing spiderman 2 | capitan america 2 | 8 apellidos vascos | oscars 2014 | labutaca.net en venta

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.