Las mejores películas ganadoras del Festival de Cine Español de Málaga

Escrito por el 24.05.12 a las 22:25
Archivado en: Festivales

Era la primera vez que se leía un título en catalán a la hora de adjudicar la Biznaga de Oro en el Festival de Cine Español de Málaga. “Els nens salvatges” o “Los niños salvajes” (ver tráiler y escenas) es lo nuevo de la madrileña Patricia Ferreira, que intentará repetir el éxito de “Para que no me olvides” (2005) con una cinta rodada en catalán, dado el enorme empuje de su sector cinematográfico. Los galardones que consiguió la película en el mismo festival por su guion y los actores de reparto Aina Clotet y Álex Monner subrayan las claves de la producción: una historia de adolescentes aislados emocional y físicamente del mundo adulto y la sociedad del rendimiento. Entre el drama, el humor y la denuncia se han movido los intereses de las películas seleccionadas y premiadas en los quince años del Festival de Málaga, del que aquí sugerimos una representación de sus más destacados descubrimientos.

“Bajo las estrellas” (Félix Viscarret, 2007): Alberto San Juan fue el gran beneficiario de esta historia de perdedor que reconduce sus pasos hacia el hogar para asistir al entierro de padre; línea predilecta del relato rural de producción española. Sin embargo, parte de su fortuna se debió a las réplicas raudas y sagaces que le daba una niña, Violeta Rodríguez —hija de la actriz Ariadna Gil y el director David Trueba—. Tras esta experiencia la pequeña no ha vuelto a prodigarse en el cine, pero dejó una memorable relación paternofilial con San Juan, que desarrollaba otra trama más previsible con la madre de la niña, interpretada por Emma Suárez. Arropado por una versión de Enrique Morente de “Stella by starlight”, Alberto San Juan consiguió convencer con su papel de un trompetista de jazz cada vez más demacrado, y que le valió un Goya tras haberlo perdido en su momento por otra de la lista, “El otro lado de la cama”.

“Las huellas borradas” (Enrique Gabriel, 1999): La primera Biznaga de Oro no se entregó hasta el año 2004; en los comienzos del festival era un sencillo Primer Premio lo que distinguía a la mejor película de las competidoras, según fallo del jurado. Enrique Gabriel, un director modesto con sólo seis largometrajes en su haber, estrenó la susodicha categoría con esta aclamada cinta de tierras que migran y emigrantes que regresan. Manuel Perea —un inmenso Federico Luppi, tal y como acostumbra—, que en su día tuvo que marchar a Argentina en busca de una vida más provechosa, vuelve a visitar su pueblo natal, en las tripas de León, para encontrarse con un pasado a punto de ser consumido por las nuevas reordenaciones acuíferas. La construcción de un embalse hace peligrar la continuidad de la aldea, en la que Manuel tendrá que rastrear los últimos recuerdos de su infancia y de un modo de entender las tradiciones, antes del tsunami corporativo que los borre literalmente del mapa.

“El otro lado de la cama” (Emilio Martínez-Lázaro, 2002): Uno de los éxitos de taquilla más fulgurantes que se recuerdan en la producción patria, este musical rescataba sin pudor hits de Los Rodríguez, Coque Malla o Tequila en boca y voces desafinadas de actores jóvenes. Dos parejas, Natalia Verbeke+Guillermo Toledo y Paz Vega+Ernesto Alterio, se desmadejan y rehacen atravesando situaciones de comedia romántica con el toque kitsch de los números musicales de apariencia improvisada, algo similar a lo que hiciera Woody Allen en “Todos dicen I love you” (1996). Por encima del cuarteto protagonista destacaba una pizpireta Maria Esteve, luciendo una voz digna de su linaje, el siempre descacharrante Secun de la Rosa y el momento niño melón. La película no repitió éxito en otras citas de premios, pero le bastó la proyección publicitaria de Málaga para romper el prejuicio del público español que no acude a ver cine de sello nacional y, para más inri, musical. Tuvo continuación, algo menos ruidosa, en “Los dos lados de la cama” (Emilio Martínez-Lázaro, 2005).

“Torremolinos 73” (Pablo Berger, 2003): En su debut cinematográfico, Berger alcanzó el sueño del pleno: premios a mejores película, director, actor y actriz en el Festival de Málaga. La película se adelantaba a lo que hiciera con torpeza Kevin Smith en “¿Hacemos una porno?” (2008) con la historia de un matrimonio que, acosado por las deudas, decide embarcarse en la industria de la erótica casera, fácilmente exportable. En los setenta, los suecos enviaban rubias esculturales a las costas españolas y desde aquí se despachaban de vuelta cintas cachondas, recreadas por la excelente química entre Javier Cámara y Candela Peña. El precedente de este temprano éxito no parece haber amilanado a Berger, quien ultima su ambicioso, extravagante y tentador proyecto sobre esa “Blancanieves” (2012) con madrastra de mantilla y enanos empleados en glorietas de toros.

“3 días” (F. Javier Gutiérrez, 2008): Que no se diga que el Festival de Málaga no ha hecho labor por la diversidad de géneros en las películas premiadas. No sólo del drama costumbrista medio vive lo nacional, y el jurado de 2008 tuvo que reconocer la osadía de Javier Gutiérrez al filmar una cinta apocalíptica sin efectos especiales, valiéndose de la tendencia norteamericana que sustenta el suspense en paisajes desolados y un reducido grupo de actores sufrientes. Cuando la ONU anuncia los últimos tres días de vida en la Tierra antes de que impacte contra ella un meteorito colosal, varios personajes de un pueblo olvidado se enfrentan a la presión de cómo aprovechar esas horas preciosas y al ataque de un hombre extraño. La textura de la cinta se inspiraba en el sofoco ambiental de los clásicos de los setenta bajo esa reformulación entre violenta y preciosista, reinventada por tipos como Alexandre Aja. Aparte de sus logros formales, “3 días” se sumó al impulso definitivo del género en la proyección de una cantera de jóvenes cineastas con las miras puestas en los rodajes en inglés y los repartos internacionales —F. Javier Gutiérrez suena como el candidato definitivo para la nueva versión de “El cuervo” en pantalla grande—.

“Cinco metros cuadrados” (Max Lemcke, 2011): La temática de la crisis económica se ha repetido con mayor asiduidad, bien en el centro del argumento, bien como contexto, en el cine español, por razones sobradamente conocidas. La película de Lemcke tocó la fibra sensible del jurado desde su mismo título, en referencia hiperbólica a aquella polémica y degradante propuesta de venderles a los ciudadanos cubículos que no podrían lucir nunca la etiqueta de vivienda digna. El caso de Álex (Fernando Tejero) y Virginia (Malena Alterio) recibía el manotazo del sector del ladrillo cuando descubren que el piso por el que se han endeudado de por vida no tiene trazas de terminar de construirse. Dramas de primera mano y de portada de prensa para remover conciencias, el principal logro de una cinta con estructura lastrada por algunas endebleces, como ese edificio a medio hacer. Conseguía, eso sí, transmitir —¿hasta qué punto de modo saludable?— el agobio de los tiempos modernos y la horrible convicción de que el presente comienza a asemejarse, si no es ya un reflejo total, a la realidad que mostraban las películas españolas de los cincuenta.

“Tapas” (José Corbacho y Juan Cruz, 2005): Parte de la repercusión conseguida por esta película procedía de la sorpresa que causó en muchos descubrir que Corbacho, cómico de parodias televisivas, guardaba en su interior un guionista ‘serio’ y de mirada microscópica. Una revelación para bien, ya que fue considerado como mejor director novel en los Goya tras su triunfo en Málaga ante la crítica y el público. Después de ella, Corbacho y Cruz saldrían envalentonados y subirían la apuesta dramática en “Cobardes” (2008), pero en su debut alternaron los trasfondos y los regustos de varias historias, como una barra de pinchos, entre lo típico, lo casero, lo rancio y lo exquisito. Se notaba la formación de sketches de Corbacho y, en ese sentido, la película cojeaba y recurría a actores de pequeña pantalla poco carismáticos en mayores dimensiones. Aun así, la producción funcionó en taquilla y tenía todos los ingredientes para despertar las simpatías de los espectadores que buscan un aperitivo ligero para el sábado por la tarde.

“Los aires difíciles” (Gerardo Herrero, 2006): Los productores españoles, como los de cualquier latitud, suelen estar pendientes de los bombazos literarios que puedan repetir ganancias en taquilla. La novelista multiventas Almudena Grandes no ha tenido esa suerte en el cine, primero a costa de una adaptación de la que ella renegó de “Las edades de Lulú” (Bigas Luna, 1990), después por versiones sin pena ni gloria de “Aunque tú no lo sepas” (Juan Vicente Córdoba, 1999), “Atlas de geografía humana”  (Azucena Rodríguez, 2007) y “Castillos de cartón” (Salvador García Ruiz, 2009). El cineasta Gerardo Herrero, que ya había abordado otro libro de la escritora en “Malena es un nombre de tango” (1995), convenció parcialmente con esta versión de la historia de mismo título, que ofrecía ya desde sus páginas una estructura a modo de flashbacks, muy apetitosa para un guion. La película sólo consiguió destacar en este certamen, tras el cual se sumió en un paulatino desvanecimiento que afectó también a su recaudación, que se quedó muy por debajo de lo conseguido por “AzulOscuroCasiNegro” (Daniel Sánchez Arévalo, 2006), otra competidora aquel año en Málaga que terminó conquistando mayores adeptos entre la crítica y el público.

Para completistas de la historia del Festival de Cine Español de Málaga, las restantes premiadas con el Primer Premio o la Biznaga de Oro han sido “La primera noche de mi vida” (Miguel Albaladejo, 1998), “Sexo por compasión” (Laura Mañá, 2000), “Sin vergüenza” (Joaquín Oristrell, 2001), “Héctor” (Gracia Querejeta, 2004), “La vergüenza” (David Planell, 2009), “Rabia” (Sebastián Cordero, 2010) y la ganadora de la última edición y actual estreno, “Els nens salvatges” (Patricia Ferreira, 2012).

En las imágenes: “Bajo las estrellas” © 2007 Fernando Trueba Producciones Cinematográficas. Todos los derechos reservados. “Las huellas borradas” © 1999 Trastorno Films, Altafilms, Sinfonía Otoñal y Tráfico de Ideas. Todos los derechos reservados. “El otro lado de la cama” © 2002 Buena Vista. Todos los derechos reservados. “Torremolinos 73″ © 2002 Telespan 2000, Estudios Picasso, Mama Films y Nimbus Film. Todos los derechos reservados. “3 días” © 2008 Maestranza Films, Green Moon y Pentagrama Films. Todos los derechos reservados. “5 metros cuadrados” Films © 2011 Aliwood Mediterráneo Producciones. Todos los derechos reservados. “Tapas” © 2005 Tusitala Producciones y Castelao Productions. Todos los derechos reservados. “Los aires difíciles” © 2006 Tornasol Films, Milú Films, Continental Producciones y Maestranza Films. Todos los derechos reservados. “Los niños salvajes” – Copyright © 2012 Distinto Films y Aralán Films. Distribuida en España por Alta Classics. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Trailers Actualidad Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Destacados:  Estrenos del 22 de septiembre | Primer tráiler de "Tomb Raider" (2018) | Fiesta del Cine: 16 a 18 de octubre

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.