Web Oficial del IV Festival de Cine Español de Málaga   .LA BUTACA - Revista de Cine

.[Especial IV Festival de Málaga] [Crónicas] [Películas]


SIN VERGÜENZA
..................................................................................................................

cartel Dirección: Joaquín Oristrell.
Año:
2000.
Duración: 116 min.
Interpretación: Verónica Forqué (Isabel), Daniel Giménez-Cacho (Mario Fabra), Candela Peña, Elvira Lindo, Rosa María Sardá, Jorge Sanz, Marta Etura, Pablo Quejido, Carmen Balagué.
Guión: Joaquín Oristrell, Dominic Harari, Teresa Pelegri y Cristina Rota.
Música: José carlos Gómez.
Fotografía: Jaime Peracaula.
Montaje: Miguel A. Santamaría.

..................................................................................................................

CRÍTICA

Fernando Bernal

Ese oficio...

Joaquín Oristrell es uno de los guionistas más reputados de nuestro país; un escritor de historias al servicio de directores ilustres del más reciente cine español como Barroso, Gómez Pereira o Iborra. Sin embargo, hace cinco años decidió bajar a la arena de la dirección y su nuevo itinerario profesional no ha acabado de cuajar hasta su tercera película detrás de las cámaras, ‘Sin vergüenza’. Con ‘¿De qué se ríen las mujeres?’ y ‘Entre las piernas’, Oristrell sólo había apuntado su condición de buen forjador de historias pero que acababan perdiéndose irremediablemente entre una dirección poco apropiada, la debilidad de los repartos y una inconsistente puesta en escena (el único de sus defectos que todavía parece no haber superado). Ahora, da muestras de una sólida madurez narrativa y con su nueva obra salta al vacío de la profundidad y demuestra que sabe moverse a la perfección en la 'ligereza’ de la comedia de tintes más clásicos.

‘Sin vergüenza’ es un homenaje, no exento de un agradable sentido crítico, a la profesión de actor y a todas aquellas con las que ésta se encuentra relacionada y con las que interactúa: guionistas, directores, productores...En definitiva, cine dentro del cine, con el regusto de magia y fascinación que produce siempre este asunto y que tan bien supieron captar con anterioridad Truffaut, Kiarostami y Wilder. La estructura del filme es muy similar a las dos anteriores obras de Oristrell, hay una historia de amor urdida a través de un esquema de enredos y equívocos. Sin embargo, ahora el contexto se afianza como un elemento clave y la película asume de éste su fuerza y, sobre todo, de un reparto coral integrado por los alumnos de una escuela de actores de teatro. Su directora (soberbia Verónica Forqué) se reencuentra con un viejo amor, un director de cine interpretado por el mexicano Daniel Giménez Cacho, que pretende encontrar rostros nuevos para su próximo proyecto cinematográfico. Las ansias de los jóvenes actores por lograr un papel, sus ilusiones, las envidias, desvelos y, sobre todo, su pasión por asumir el cuerpo y el rostro de Doña Inés, Romeo o el misántropo se convierten en el atractivo eje central del filme, dejando la historia de amor en un segundo plano.

Oristrell demuestra su pasión por el oficio de interpretar y por todo lo que envuelve el cine y el teatro y logra los mejores momentos cuando trabaja sobre los problemas de estos jóvenes soñadores e implicados con su vocación, algunos de los cuales prometen ser la savia nueva del cine español como Cecilia Freire, Nur Al Levi o Nacho Casalvaque. El relato sólo pierde algo de estímulo para el espectador cuando el director decide ceder el protagonismo a la comedia costumbrista y al enredo clásico, momentos que no llegan a la altura, ni alcanzan la franca naturalidad de las secuencias que se desarrollan en el interior de la escuela de interpretación entre los actores más jóvenes. Con todas estas bondades, ‘Sin vergüenza’ es mucho más que la tópica comedia ‘fresca’ y veraniega, es un filme de agilidad irreprochable, con diálogos creíbles y sinceros que esconde detrás de las carcajadas que provoca en el patio de butacas una reflexión lúcida y con cierto regusto de amargura.

Esta película está dedicada a los más de 4.000 actores que hay en España. A todos aquellos que, como asegura el personaje de Giménez Cacho en su monólogo final, "hay que demostrar cariño las 24 horas al día" y que "si no se habla de vosotros no escucháis", que, por otra parte, son los mismos que se encargan de convertir, con una mezcla de talento y profesionalidad, nuestras pesadillas y sueños en realidad. Un oficio abnegado y bello y sin el que el cine no existiría. Oristrell lo sabe y por eso les rinde homenaje con una película que no debe quedar arruinada entre bombardeos y grandes superproducciones. Sería una pena para ese bello oficio.

..................................................................................................................

Imágenes de Sin vergüenza - Copyright © 2000 Tornasol Films, Cartel y Ensueño Films. Todos los derechos reservados.

< Página principal de Sin vergüenza

..................................................................................................................

© 2001 La Butaca - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.