5º Festival de Cine Español de Málaga | Palmarés | Películas








LA BUTACA - Revista  de Cine
Revista de Cine

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos

Apunta tu correo

  FUMATA BLANCA
cartel Dirección: Miquel García Borda.
Año: 2001.
País: España.
Duración: 114 min.
Interpretación: Adrià Collado, José Sacristán, Cayetana Guillén Cuervo, Héctor Alterio, Franco Nero, Marta Bayarri, Miquel García Borda, Pere Molina, Manel Dueso, Joan Massotkleiner.
Guión: Miguel García Borda, Ulises Bermejo y Enrique Calvo.
Producción: Pedro Doménech y Joan Bosch.
Música: Ernest Armengol, Santos Berrocal y Florenci Ferrer.
Fotografía: Jordi Tort.
Montaje: Joan Vallverdú.
Dirección artística: Yasmina Valls.

CRÍTICA por José Luis Santos

Hay temas y colectivos que resultan especialmente jugosos a la hora de crear morbo, que son un blanco fácil y que si se tiene habilidad pueden ofrecer car-naza altamente atractiva e interesante para el público. La Iglesia es sin duda uno de ellos, no por los errores que cometen sus miembros humanos en la ejecución de los supuestos designios divinos (no es cuestión de hacer dema-gogia, el factor humano conlleva errores en cualquier profesión), sino por su persistente actitud oscurantista e hipócrita a la hora de ocultarlos y su galopante incapacidad como institución para adaptarse a las demandas y cambios de la sociedad a la que en teoría pastorea y sirve.

Ése es el camino que Miguel García Borda elige para su segundo largometraje tras "Todo me pasa a mi", co-escribiendo junto a Ulises Bermejo y Enrique Calvo (dos de los autores del contro-vertido guión de la serie de TV "Severo Ochoa") un thriller que pretende adentrarse en las intrigas vaticanas pero no consigue ir más allá de ser un corolario de topicazos mal hilados, presentados y resueltos. A García Borda debe reconocérsele un innegable mérito en esta película: ha conseguido crear un híbrido entre la peor película norteamericana del año pasado ("The body") y la peor española ("Tuno negro"). Recuerda a "The body" por la torpeza con la que ataca el análisis de las entretelas eclesiásticas, la pobreza de su enfoque y el claro desapro-vechamiento temático en favor de clichés carentes de interés y situaciones que solo inspiran artificialidad. Y recuerda a "Tuno negro" por la sensación de estar viendo una mera imitación, el catastrofismo del casting y la realización inca-paz. El guión intenta enriquecer la historia y hacerla más humana con una historia de relaciones padre-hijo, pero su tratamiento es tan superficial y primario que lo único que consigue es caer en una indefinición que termina de condenar el resultado final, ya muy tocado por la ineficacia narrativa y visual.

No ayuda para nada a reflotar la nave sino que más bien confirma su condena al hundimiento un reparto descompensado y claramente mal dirigido para interpretar unos personajes pobremente definidos. Adrià Collado ("El arte de morir", "El sueño de Ibiza") es en mi opinión un actor claramente insuficiente, más aún para llevar el peso de toda la cinta como protagonista. Cayetana Guillén-Cuervo ("Más que amor, frenesí", "El abuelo") no encaja en ese papel de super-periodista sexy y ambiciosa, por mucho que dediquen toda la primera escena en la que aparece en pantalla a enfocar su busto conve-nientemente ajustado con una camiseta que evidencia premeditadamente la ausencia de sujetador (¿Falta de presupuesto para lencería, tal vez? Hay que ver cómo se está recrudeciendo la crisis económica del cine español...). José Sacristán, en su vuelta al cine tras ocho años de ausencia, aún estando bastante pasado de vueltas (por momentos parece estar todavía en el teatro) demuestra su gran talla convirtiéndose en lo mejor de la película con diferencia a pesar de lo mal que está escrito su personaje, y su impagable esfuerzo es la única tabla de salvación que el espectador encuentra en mitad de este naufragio. Por detrás de ellos tres, dos actores sólidos como Héctor Alterio ("Caballos salvajes", "El hijo de la novia") y Franco Nero ("El sueño inocente") aparecen perdidos y claramente desaprovechados en medio del océano de un guión mal trazado, una dirección torpe y una galería de secundarios y figurantes que en ocasiones sólo con una frase consiguen sacar al espectador de la pantalla y casi meterlo bajo la butaca.

En resumen, un producto que no es creíble, estimable, ni aporta nada, que ni tan siquiera entretiene más que en algunos momentos, y que como se ve (afortunadamente) se olvida, resultando por completo prescindible y dándole a uno la sensación de que viendo un capítulo de "El comisario" se hubiera quedado más o menos igual. También en España, y es una lástima, se hace cine kleenex... de usar... y tirar.


Imágenes de Fumata blanca - Copyright © 2002 Iris Star. Distribuidora en España: Filmax. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Fumata blanca"
Añade "Fumata blanca" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo


© 2002 LaButaca.net - Revista de Cine. Ángel Castillo Moreno. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.