Álex González, primer mutante español: «Riptide parece en calma, pero su interior está lleno de violencia»

Ficha película X-Men: Primera generaciónSinopsis X-Men: Primera generaciónCartel X-Men: Primera generaciónImágenes X-Men: Primera generaciónTráiler X-Men: Primera generaciónEscenas X-Men: Primera generación
Entrevistas X-Men: Primera generaciónNoticias X-Men: Primera generaciónReportaje X-Men: Primera generaciónPrevia estreno X-Men: Primera generaciónCríticas X-Men: Primera generaciónComentarios X-Men: Primera generación

Este viernes llega a nuestros cines uno de los grandes pelotazos dispuestos a abrir la temporada veraniega más palomitera, “X-Men: Primera generación” (ver tráiler y escenas); más allá de aterrizar en las salas para divertir a una audiencia multitudinaria, la película tiene una connotación especial para el público español: la participación de Álex González como Janos Questad/Riptide.

Es una grata sorpresa descubrir que el actor tiene las cosas muy claras en cuanto a lo que supone este primer contacto con el lado más mainstream de la industria americana. Con todo el futuro por delante, el primer mutante nacional sabe que disfrutar el presente y avanzar paso a paso es el mejor camino a seguir. 

Aunque tu personaje es secundario, estuviste todo el rodaje de la película. ¿Cómo has vivido el formar parte de una producción tan grande?
Al principio lo viví como una maquinaria gigantesca, que no para nunca. Da un poco de agobio. La parte positiva es que al ser tan grande y disponer de tanto dinero, el tiempo se reduce, hay muchísimos medios para todos.

¿Con qué te vuelves de esta experiencia?
Con la idea de que aquí tenemos que creer más en lo que hacemos. Ellos lo hacen, más allá del dinero; creen mucho en su industria. Nosotros somos los reyes a la hora de reírnos de los problemas, pero hay momentos en los que tenemos que ponernos serios y creer en lo que hacemos. Defender nuestro producto.

Se habla casi constantemente de eso, pero la situación es complicada ahora mismo.
Desde luego. Tengo como espectador una pregunta que me hago mucho: ¿tenemos el cine que queremos o el que merecemos? Y no tengo una respuesta. Creo que hay que escuchar lo que demanda la audiencia, todos nosotros. Pero no sé si hay que darles lo que demandan porque ya lo han visto, o si hay que intentar reeducar al público. Con esta película pasa, es una película de acción pero tiene algo más que ofrecer; y estoy seguro de que todo el que la vea va a exigir un poco más a la siguiente película de acción que vea. 

Luc Besson ha empezado a construir a las afueras de París un estudio que abarcará todo el proceso de creación de una película, como en Hollywood. En un sentido industrial, ¿crees que aquí funcionaría? Haría todo más sostenible, tal vez.
Aquí tenemos Ciudad de la Luz, uno de los mejores estudios de Europa, si no el mejor. Deberíamos explotarlo un poco más, promocionarlo en todo el mundo. Consolidar el estudio de Alicante puede ser uno de los pasos a seguir para reencontrarnos con nuestra industria.

Álex González como Riptide en X-Men: Primera generación

He leído que consideras que este trabajo en X-Men no te va a suponer una puerta abierta en la industria americana. Me parece inteligente que no sobredimensiones tu situación, pero me sorprende como declaración.
Me alegro de que te hayas dado cuenta del matiz. Lo que he dicho alguna vez es que no creo que me permita dar el salto a Hollywood, pero sí me parece una puerta abierta. Salto me suena a estar ya situado, es exagerado. Pero una puerta abierta sí es, porque me da la oportunidad de abrirme a más gente, de ir a más castings, etcétera. Aquí el cine está muy complicado para los actores, este papel me ha posibilitado acercarme a producciones americanas o europeas. Ha sido un regalo. Lo que no me gusta es pensar en el resultado, si piensas en eso luego vienen muchas frustraciones; todo esto está siendo muy enriquecedor, charlar aquí contigo también. Si puedo disfrutar de lo que me está pasando ahora, ¿para qué pensar más allá?

¿Tienes algún objetivo fijado?
La idea es no tener que hacer otra cosa, ojalá. Poder vivir de esto toda la vida. Me siento como cualquier joven que está empezando en algo, quiero llegar lo más lejos posible. Pero no me refiero sólo a tener en casa un montón de Oscars® y Goyas, que también, ¡con la de bofetadas que te llevas en esta profesión, no vamos a rechazar las palmadas en la espalda! Me gustaría mirar atrás cuando tenga setenta años y estar contento con lo que he ido haciendo en el camino. Hay que ser ambicioso, pero en el sentido americano del término, para nosotros es más peyorativo; te demandan esa ambición, porque para ellos es algo sano y maravilloso siempre que no hagas daño a nadie. Y que no te pueda la ansiedad, unida a la ambición es un cóctel explosivo.

Volvamos a la película. Has conseguido que Riptide tenga presencia a pesar de que no habla en ninguna de sus apariciones. ¿Cómo lo has trabajado?
Por una parte, la parte física me llamó mucho la atención. Es un tipo muy elegante, que cuenta mucho con su cuerpo. Me empapé de documentales de tornados, y me di cuenta de que tenía que ir por ahí. Se me encendió la bombilla al ver uno que parecía en calma, era como un tubo que avanzaba lentamente; pero el reportero narraba la destrucción que sembraba a su paso. Ese es Riptide, un tipo que está en calma pero cuyo interior está lleno de violencia. A partir de ahí empecé a trabajar la parte emocional, a dibujar a un personaje ambicioso, solitario. Ha estado bien indagar en ese lado agresivo que no tengo yo personalmente.

Álex González como Riptide en una imagen promocional de X-Men: Primera generación

¿Cuánto has aportado tú al personaje desde que te dieron el papel?
Creo que los directores de casting tienen un ojo increíble. Ningún papel llega por casualidad. Un buen ejemplo en este caso es Michael Fassbender, que tiene en su vida paralelismos con Magneto más allá de su sangre germana. Los directores de casting ven cosas que nosotros no vemos. Me sorprendió mucho que me escogieran para el papel, en un primer momento. ¡Siempre me dan papeles de bueno! Pero una vez me puse a trabajar, me di cuenta de que tengo cosas que comparto con él.

Matthew Vaughn está pensando ya en la secuela. ¿Cómo lo ves?
Pues fíjate, cuando hice la prueba en Londres me dijeron “tu personaje no habla, en la siguiente sí”. Cuando haces una película como esta se concibe como una empresa en cierto modo, porque la maquinaria ya está montada y es más fácil seguir adelante. Se configura una franquicia que se espera que funcione y se prepara la siguiente. Ojalá salga adelante, la disfrutaría incluso más que esta ahora que estoy familiarizado con la forma de trabajar y con el equipo. A ver qué dice el público. Tengo buenas vibraciones.

En las imágenes: Álex González en el papel de Riptide en “X-Men: Primera generación”, película distribuida en España por Hispano Foxfilm © 2011 Bad Hat Harry Productions, Marvel Studios, Donner’s Company, Marv Films y Twentieth Century Fox. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - Joaquín R. Fernández - 2:42 - 06.06.11

Como él dice, ojalá tenga más suerte en la secuela y al menos le den algunas líneas de diálogo. Y hace muy bien en tener los pies en el suelo, puesto que su personaje pasa muy desapercibido, sobre todo si tenemos en cuenta que Magneto, Shaw, Xavier, Mística o incluso Bestia están bastante bien desarrollados.



1 - Rebuznus - 23:22 - 05.06.11

Parece muy lúcido y con los pies en el suelo, además de tener las cosas claras cosa que en esa profesión es obligatoria en demasía. Espero que tenga mucha suerte y no sea solo una cara “bonita” más.

Hablando de la peli:

Buenísima, la mejor de las X Men, la pondría detrás de la segunda como precuela ya que la de The Last Stand es una basura y para mí no cuenta, casi como un número de los de “what if” de marvel o un “spin off” cutre.

Lo dicho genial, id al cine a verla!



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.