Àlex y David Pastor (“Eternal”): «La muerte es el gran elemento unificador entre todos los seres humanos»

Escrito por el 16.07.15 a las 9:32
Archivado en: Ciencia-ficción, Entrevistas, Hollywood, Thriller

Lo nuevo de Tarsem Singh tiene claro acento español. Los hermanos Àlex y David Pastor, quienes ya nos dejaran un gran sabor de boca con “Infectados” y “Los últimos días”, firman un guion muy fiel a sus postulados como creadores, donde la ciencia-ficción no es sino una herramienta para hablar de la condición humana. Y mientras se estrena “Eternal”, los barceloneses ya trabajan en el piloto de una serie para la que cuentan con la colaboración de Ben Affleck y Matt Damon. De todo ello hablamos en esta extensa entrevista.

Àlex y David Pastor

¿Cómo entronca el imaginario de Tarsem con vuestra visión del género fantástico?

Nuestra visión es más realista, más atada a nuestro presente, al mundo que nos rodea. El mundo de Tarsem ha sido, hasta el momento, más pictórico, más onírico. El guión de “Eternal” le ha dado la oportunidad de trabajar en un universo mucho más real.

¿Por qué no la habéis dirigido vosotros? ¿Se llegó a plantear la posibilidad?

Terminamos el guion cuando “Los últimos días” se empezaba a solidificar y convertirse en una realidad. Tuvimos que escoger entre proyectos, y como era un guion más personal, más cercano a nosotros, y “Eternal” era un proyecto más americano y comercial, un thriller de entretenimiento, nos centramos en ella y vendimos esta.

Antes de “Eternal” ya habíais co-escrito “Out of the dark” junto a Javier Gullón, ¿cómo fue la experiencia de contar con otra persona más en la concepción de la historia?

Javier es un tipo encantador, pero no trabajamos con él. No fue una colaboración, sino una sucesión: habíamos escrito algunas versiones del guion, pero empezamos la preproducción de “Los últimos días” y no teníamos tiempo para seguir trabajando en la otra. Los productores buscaron a otro guionista para continuar el trabajo y ahí fue cuando entró en el proyecto. Hablamos con él y le conocimos, pero no seguimos involucrados. ¡Suficiente teníamos ya!

Eternal

El escribir para terceros, ¿es una alternativa a seguir explorando, o una cuestión más “alimenticia” mientras sacáis vuestros propios proyectos?

Ambas cosas. Trabajar como guionista es una buena manera de ganarse la vida, sobre todo en Estados Unidos, donde está muy bien remunerado. Pero eso no significa que sean puros trabajos de encargo. Cuando escribimos un guión es porque nos importa y nos parece que hay algo interesante detrás, tanto para dirigirlo nosotros como para otra persona. Escribir algo en lo que no crees es increíblemente aburrido y frustrante. Otra cosa es lo que suceda una vez lo entregas, ya que son el director y los productores los que acaban decidiendo qué camino tomará, qué secciones se reescribirán… A veces estás de acuerdo, a veces no.

¿Cuál ha sido la implicación de Tarsem en el trabajo de guion?

Es un tipo muy visual, que se mete más bien poco en la historia. Él quería trabajar con un guión más sólido que en anteriores ocasiones, algo con más enjundia, y le atrajo nuestro texto; en ese sentido, sí ha sido fiel a la historia. Pero como todo director mínimamente interesante, él hace suya la película a nivel visual, de dirección artística, de interpretaciones, etcétera. La misma página, rodada por dos directores diferentes, da como resultado escenas completamente dispares.

Vuestro trabajo en general presenta a personajes cuyos mundos se ponen patas arriba, obligándoles a iniciar un viaje interno y externo para encontrar de nuevo su lugar.

A nosotros siempre nos ha interesado el viaje externo como un espejo del viaje interno de los personajes. Las aventuras y peripecias que viven los personajes, sea en un ambiente post-apocalíptico o en un thriller, son para nosotros una expresión física de su cambio como personas. Suena muy pedante, pero no lo es. Es una visión muy clásica de la narrativa cinematográfica; la gran mayoría de películas narrativas funciona así.

Eternal

Ben Kingsley reflexionaba sobre la película en estos términos: «En la poesía de Tarsem, y en la mitología de esta historia, Damian es el rey que muere para convertirse en príncipe». ¿Qué opináis vosotros?

Damian es, desde luego, el rey destronado, primero por la enfermedad y después por el pacto con la organización de Albright (Matthew Goode). Para nosotros era muy importante empezar con un personaje poderoso, alguien acostumbrado a salirse con la suya y a que los demás se dobleguen ante él. Pero cuando le diagnostican un cáncer incurable, sufre por primera vez un sentimiento de impotencia. Al cáncer le da igual quién es él. La ironía es que, para sobrevivir, cede todo lo que tiene: su poder, su dinero, su propio nombre, y acaba de nuevo encontrándose en una situación de indefensión a la que no estaba acostumbrado. Solamente a base de convertirse en un hombre corriente, de la calle, puede redimirse y dar finalmente un valor a su vida.

Uno de los principales temas que aborda “Eternal” es el de las segundas oportunidades.

Nuestro protagonista consigue una segunda oportunidad, pero no es la que él desea. Damian quiere volver a ser joven, prolongar su vida, volver a disfrutar de los placeres más físicos. Pero lo que la experiencia de la película le ofrece es la oportunidad de redimirse, de aprender que el mundo no gira a su alrededor y que hay un coste humano cuando uno cree que todo en este mundo está en venta. Su segunda oportunidad es la de, hasta cierto punto, deshacer el daño que ha hecho, crecer como persona y aceptar el destino que a todos nos espera.

El turno de la pregunta frívola. Si tuvierais esa opción de tener una segunda vida, ¿a quién elegiríais?

Hombre, pues Ryan Reynolds no es una mala opción. Conseguiríamos abdominales de acero instantáneamente y sin tener que trabajárnoslo. Aunque seguramente le dejaríamos el cuerpo hecho unos zorros en cuestión de semanas, porque somos unos vagos y comemos fatal. Como coger prestado un Lamborghini para dar una vuelta y devolverlo hecho polvo…

De ser factible la tecnología que se plantea en la película, ¿creéis que se utilizaría de forma habitual?

A día de hoy ya se están explorando tecnologías muy parecidas. Dmitry Itskov, el millonario ruso, está financiando investigación para poder transferir su consciencia a un robot. Así que parece que es cuestión de tiempo. Por eso el inventor Ray Kurzweil, por ejemplo, se está cuidando tanto, tomando vitaminas y demás: porque quiere llegar vivo al momento en que esto será posible. La cuestión es quién se podrá permitir utilizar esta tecnología. A lo largo de la historia la muerte ha sido el gran unificador, lo único que ricos y pobres tienen en común. Seas quien seas, todos acabamos en el mismo lugar. Pero si esta tecnología se convierte en realidad, la muerte puede acabar convirtiéndose en el gran discriminador, la diferencia más brutal entre quienes puedan permitirse esta tecnología y los que no.

Eternal

Ahora estáis inmersos en la preparación de , serie para Syfy producida por Ben Affleck y Matt Damon. ¿Cómo se presenta el reto?

¡Interesante! Ahora mismo estamos en Toronto, en plena preproducción del piloto que dirigiremos en agosto. El reto principal es adaptarse al funcionamiento del mundo de la televisión. En algunos aspectos es muy parecido al cine, pero en otros no: los tiempos, las estructuras burocráticas son distintas… Pero ahí está la gracia: en meterse en un mundo que desconoces y aprender a sobrevivir en él. Mejor eso que estancarse.

¿Habéis mantenido charlas con Affleck y Damon para encontrar esa visión conjunta del proyecto?

Sobre todo por e-mail. Cuando estás tratando con dos megaestrellas tan ocupadas es difícil reunir a todo el mundo en la misma habitación. Ambos han sido un gran apoyo para nuestra visión del proyecto, la respetan, les gusta y se esfuerzan por protegerla y ayudar.

De momento ha trascendido muy poquito acerca de esta producción, así que la pregunta es obligada: ¿podéis revelar algún nombre del reparto?

Aún es pronto. Estamos negociando con algunos actores y actrices, pero aún no hay un trato cerrado, así que no podemos hablar.

Para finalizar. Si no me equivoco estáis con la adaptación del relato “How it was when the past went”, de Robert Silverberg.

Sí. Hemos escrito un thriller emocionante y emocional que trata sobre los pros y los contras del olvido: hasta qué punto la memoria nos hace quienes somos, y hasta qué punto nos esclaviza. Como decíamos antes, la peripecia exterior es un reflejo del viaje interior de un personaje que intenta reconstruir su pasado. Es el tipo de premisa de ciencia-ficción que nos atrae, porque nos permite explorar temas muy universales. En cuanto a estructura, nos ha quedado un thriller bastante hitchcockiano. Si Hitchcock trataba a menudo el tema del falso culpable perseguido por la ley, en nuestra película el protagonista perseguido no puede estar seguro de si es inocente o culpable, porque no recuerda nada. Nos parecía un giro interesante a la clásica estructura del maestro.

En las imágenes: en la primera, Àlex (izquierda) y David Pastor (derecha) en la presentación de “Los últimos días” en Madrid © 2013 Daniel Lobato. Todos los derechos reservados.En el resto, fotogramas de “Eternal” © 2015 Endgame Entertainment y Ram Bergman Prods. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1
 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.