Cameron Diaz, protagonista de “Bad teacher”: «Intento aprender algo nuevo todos los días»

Escrito por el 27.06.11 a las 0:01
Archivado en: Cine americano, Comedia, Entrevistas, Preestrenos, Presentaciones

Ficha película Bad teacherSinopsis Bad teacherCartel Bad teacherImágenes Bad teacherTráiler Bad teacherEscenas película Bad teacher
Cómo se hizo Bad teacherEntrevista Cameron Diaz - Bad teacherNoticias Bad teacherPrevia estreno Bad teacherCríticas Bad teacherComentarios Bad teacher

Lleva casi dos décadas en lo más alto de Hollywood, algo realmente complicado. Alterna papeles y géneros con facilidad, sin perder ese toque entre simpático y descarado que hace que el público la adore y casi siempre le dé el visto bueno. Es Cameron Diaz, y ahora da vida a una profesora irreverente en “Bad teacher” (ver tráiler y escenas).

Charlamos con ella en un céntrico hotel madrileño para descubrirla como alguien muy bien equilibrado, consciente de la distinción que hay que hacer en su profesión entre la vida personal y la profesional. Está contenta, satisfecha y tranquila. Y eso se traduce en una conversación de lo más agradable.

¿Cómo trabajaste un papel tan irreverente con el director?
La verdad es que todo estaba perfiladísimo en el guión. No tuve que improvisar prácticamente nada, todo estaba muy claro, algo que no es tan habitual. Normalmente hay cambios, mejoras, pero aquí estaba todo muy bien definido y estructurado. Eso sí, cambié algunas cosas pequeñas, como palabras concretas que me gustaban más que otras. Pero prácticamente nada, estaba todo muy bien definido.

¿Alguna inspiración específica para tu personaje?
En Hollywood he visto muchos ejemplos de chicas como la protagonista de la película. No recuerdo nombre concretos, aunque tampoco las conocerías. Pero hay muchas que sólo buscan alguien que las mantenga. Eso sí, por otra parte Elizabeth tiene algo que me encanta, y es que es muy directa, no tiene pelos en la lengua y jamás se disculpa. Eso me gusta.  

En la película se bromea mucho con el paso del tiempo. Ahora te acercas a los cuarenta, ¿cómo lo afrontas en una industria como la de Hollywood?
Me encanta envejecer, me parece fascinante. Cuando tenía veinte quería llegar a los treinta; cuando tenía treinta, a los cuarenta, ningún problema en ese sentido. Mi vida es más gratificante ahora que cuando era una niña, es más plena. Miro atrás y alucino con las cosas que he vivido, son como cuarenta vidas en una y no me arrepiento de nada. Las chicas jóvenes tienen más papeles, sí, pero no los más interesantes. Helen Mirren tiene la carrera más interesante ahora mismo; Helena Bonham Carter es nominada al Oscar® todos los años. O Julianne Moore… las chicas de ahora lo tienen difícil para desarrollarse como actrices en Hollywood.

La protagonista de “Bad teacher” está obsesionada con la operación de aumento de pecho. Hay una lectura clara acerca de la presión de la industria del entretenimiento y su competitividad.
Bueno, como actriz nunca he pensado mucho en eso, lo que importa es contar historias. A un nivel personal, sí me importa estar en forma, sentirme fuerte. La primera vez que usé mi cuerpo fue en “Los Ángeles de Charlie”, y ya no quise volver atrás. Dedico mucho tiempo al ejercicio, soy muy constante en ese sentido; pero no es la estética lo que me motiva, sino el sentirme sana, bien. Tener buen físico en este trabajo está muy bien si tienes que aparecer con poca ropa, como por ejemplo aquí en el lavadero de coches. Pero cualquier cuerpo habría sido igual de divertido, resultón y absurdo en esa situación.

Mantienes un ritmo de trabajo de una película por año, no está nada mal.
No, no está mal… Trabajo seis meses y descanso otros seis. Lo disfruto. Lo cierto es que tengo mucha suerte, es uno de los mejores trabajos que uno pueda tener en el mundo. Me siento muy afortunada, es como estar jugando todo el día con la imaginación, contando historias. Es maravilloso.

Y alternas comedia, acción, drama…
Elijo un poco las películas en función de mi estado de ánimo. Si me quiero reír, hago una comedia; si estoy en un momento algo más profundo, un drama. Me siento muy afortunada solamente por poder dedicarme a esto, así que imagina eligiendo cosas distintas para poder hacer. Es muy fácil encasillarse, pero intento que lo que hago, incluso dentro de un género específico, sea distinto. Me gusta picotear un poco de todo, no centrarme en nada concreto.

Elizabeth, tu personaje, también aprende en la historia. ¿Eras buena alumna?
Amo aprender, todos los días intento aprender algo nuevo. Me siento bien aprendiendo, pero no en una clase. No era buena atendiendo sentada, quieta en mi mesa. Era una niña muy inquieta, siempre me ofrecía para ayudar a las profesoras porque necesitaba mantenerme activa. Odiaba hacer los deberes, ¡no sé ni cómo pude terminar la educación básica!

¿Tuviste algún profesor así? Aún de un modo aproximado
No, no como ella. Tuve maestros que no eran muy buenos, pero no eran malas personas. Elegí este papel porque me pareció que sería divertido, interpretar a alguien tan interesado que además no se siente culpable por nada. Es algo liberador, es una persona que no cambia, no se corta un pelo nunca. A todos nos gustaría hacer y decir lo que pensamos, no contenernos, portarnos mal y que no tuviera repercusiones. Pensé que hacerlo durante seis semanas de rodaje sería divertido. ¡Y lo ha sido!

Al hilo de esto que dices, ¿crees que hay un exceso de moralidad en el cine?
Hay montones de comedias románticas, a la gente le encantan. En cuanto hay un chico y una chica en la pantalla, hay que besarse, a la gente no le importa, lo da por hecho. En “The Green Hornet”, por ejemplo, una película divertida, una broma, de tíos siendo tíos y haciendo travesuras, querían que nos besáramos al final. ¿Por qué? No sirve a la historia, no se saca nada, no perdamos el tiempo haciéndolo. El amor no lo soluciona todo, no lo cubre todo; eso es en el cine, la vida es otra cosa. En la vida sólo hay un destino. Todos sabemos que moriremos, es un camino de un sentido, un tren del que no te puedes bajar. Es algo que me gusta de Elizabeth, no encaja en ese esquema del todo maravilloso, todo buenísimo. Me gusta.

Tu papel vive también de un modo superficial. ¿Te ha pasado a ti?
Sí. Es fácil pasar el día tirada delante de la televisión, perdiendo el tiempo, sin preocuparte por nada. Ahora no lo hago: enciendo la tele una vez al mes, e intento hacer un montón de cosas. Me arrepiento de haber sido tan vaga, pero siempre he tenido la suerte de estar rodeada de muy buenos amigos que siempre han estado conmigo y no se han separado de mí.

En una mirada retrospectiva, ¿está profesión ha sido lo que esperabas?
Mi vida es muy sencilla, y mi teoría fundamental es esta: no esperes nunca nada de nadie, ni de ti misma. Así todo será excitante, todo te alucinará, estarás agradecida por todo. Soy feliz y nada puede decepcionarme, no esperaba nada de todo esto. La verdad es que no quiero que cambie nada, y respecto al futuro lo único que sé es que quiero seguir haciendo películas; pero si no puedo, haré algo diferente.

¿Qué tal la vis cómica de Justin Timberlake?
Tiene mucho talento cómico, y todo lo que hace le sale bien. Desde el principio se pensó en él para el personaje, porque comparte con él el ser muy interesante y divertido. Somos buenos amigos hace tiempo, y nos reímos mucho juntos, así que pensamos que sería muy gracioso para el público vernos hacer el ganso en pantalla. Nos propusimos hacer la escena sexual menos sexy de la historia, ¡y creo que lo hemos conseguido!

A los adolescentes seguro que les divierte, pero ¿llegará esta película a un público adulto?
Bueno, es cierto que los chicos siempre han querido ver películas para adultos, les hace creer que ya han llegado a la madurez. Es parte del juego; de hecho, los adolescentes tendrán que verla, intentar colarse en sitios de mayores. Pero hemos querido respetar también a los adultos, que sean ellos los que más la disfruten. Y esa escena de amor no es sexo precisamente por ello: es un guiño, una broma. ¡Y es el sexo más seguro, además!


En las imágenes: En la primera, Cameron Diaz en Madrid © 2011 Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados. En el resto, fotogramas de “Bad teacher” © 2011 Columbia Pictures y Mosaic. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1
 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Resident Evil: El capítulo final | Manchester frente al mar | Múltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.