Inicio > Noticias de cine > David Fincher (“Millennium”): «La violencia...

David Fincher (“Millennium”): «La violencia en una película no debe ser algo superficial»

Convertido ya por méritos propios en uno de los cineastas más relevantes de la actualidad, David Fincher afronta un nuevo reto con la re-adaptación de “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres” (ver tráiler), nuevo salto a la gran pantalla del demoledor éxito editorial de Stieg Larsson.

Charlamos con él y su imagen es la de un tipo bastante normal, en absoluto el de un indagador de los caminos de la violencia y la perversión que centran la temática y el furor visual de sus películas más conocidas. Lo cierto es que mantiene una actitud de cara a su trabajo que le permite afrontar casi cualquier reto que se proponga.

Has respetado mucho la esencia europea del libro.
Nunca me planteé americanizarla de ningún modo. La dinámica sexual de la historia es muy distinta a lo que hay en Estados Unidos, es algo muy sueco. Las relaciones entre mujeres y hombres son totalmente distintas, la actitud de ellas es absolutamente impensable en América.

Tu cine orbita mucho en torno a la violencia. ¿Dónde pones el límite para lo que llegas a mostrar?
Me gusta enseñar lo menos posible. Cuando trato alguna secuencia violenta intento que no sea superficial, que no te deje indiferente. No mostrar un acto de violencia en sí, sin más. El mejor halago que he recibido en esta película es cuando le puse una de las secuencias más crudas a Amy Pascal, la productora, y me dijo que no había visto nada que la hubiese ofendido, pero que estaba afectada. La idea es ir al grano lo más rápido posible, y lograr mostrar el impacto de las escenas violentas en la totalidad del conjunto de la película.

La labor de Trent Reznor y Atticus Ross es muy importante en la película. ¿Cómo trabajas con ellos?
De un modo distinto a como lo hago con otros compositores. Lo habitual es que trabajen con la película ya hecha, pero Trent y Atticus han empezado a trabajar a partir del guion mismo. En “La red social” no lo hicimos así, fue un poco más estándar. A veces estaba rodando y venían con la música para esa misma escena que estaba filmando…

En los títulos de crédito iniciales se intuyen imágenes que parecen información subliminal.
No estoy muy seguro de que aún hoy existan las imágenes subliminales; de hecho, no entiendo muy bien el concepto. Parece que hay como una especie de respuesta pavloviana a los tráilers de las películas, pero es que hoy en día todos recibimos la información mucho más rápido y por tanto reaccionamos mucho más rápido.

Hablando de los créditos, están muy trabajados, parecen un cortometraje o un vídeo musical.
Tenía dos minutos y medio de música y una idea. Tenía que haber oscuridad, un ahogamiento, motos, fuego, tecnología, camisas de fuerza… Fui a ver un amigo que tiene una compañía de animación y le expliqué lo que quería, una especie de reflejo de las pesadillas de Lisbeth. Escogí 25 elementos, le dije que teníamos medio millón de dólares y ocho semanas. Y esto es lo que hizo.

¿Cuándo te diste cuenta de que Rooney Mara era Lisbeth Salander?
Lisbeth es muy, muy tímida, y evita el contacto personal con casi cualquiera. Rooney comparte eso con ella hasta cierto punto; y también es muy reflexiva, piensa mucho, pero no por tener dudas, sino porque lo evalúa todo mucho. Tienen puntos en común. Cuando le dimos el papel, se fue a Estocolmo cinco semanas y desapareció en la ciudad. Alquiló un apartamento, se metió en clases de kick boxing. Le dije que tenía que andar como un chaval de catorce años, y se puso a hace skate para caminar así, como pareciendo que va a caer y nunca cae. Apuntaló su acento… cuando llegamos a Suecia, se había convertido en ella. Era Lisbeth Salander.

¿Tienes la trilogía ya en la cabeza?
No, pienso en cada proyecto de uno en uno, no me anticipo a nada. Voy donde están los guiones, donde están los buenos materiales. Eso es lo que me interesa.


En las imágenes: En la primera, David Fincher en la premiere de la película en Estocolmo © 2011 Columbia TriStar Marketing Group, Inc. Foto Spe. Inc./Kuba Rose. Todos los derechos reservados. En la segunda, junto a Rooney Mara y Daniel Craig en Madrid © 2012 Sony Pictures Releasing de España, S.A. Foto por Ángel Martínez. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - Joaquín R. Fernández - 2:11 - 30.01.12

Giannina, algunos de los piercings son auténticos, pero los tatuajes son una labor de maquillaje (por tanto, supongo que son una creación de los responsables de este departamento). Disculpa por no poder darte una respuesta más específica.



1 - Giannina - 6:14 - 29.01.12

Hola queria saber sobra la pelicula millenium la version noorteamericana si alguien sabe quien diseño los tatuajes a rooney mara, si son veraderos o son pintura y quien es el creador muchas gracias!^^




   Pedro Pascal negocia unirse a Matt Damon en "T...
   Sony sacará adelante el proyecto de Robert Rod...
   Dos nuevos spots de "Mortdecai"
   Mark Wahlberg, listo para embarcarse en "Trans...
   Primera imagen de Jessica Chastain en "Crimson...
   Nuevo tráiler de "El francotirador", dirigida ...

Síguenos en Twitter

 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  el hobbit | big hero 6 | exodus dioses y reyes | magia a la luz de la luna | ouija | juegos del hambre sinsajo | mortadelo y filemon | interstellar

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.