“Fantasía y terror”: Ray Harryhausen, Paul Naschy y David Martí hablan sobre la evolución de los efectos especiales y del género en el 26º Salón del Cómic

Escrito por el 21.04.08 a las 22:01
Archivado en: Cine español, Cine independiente, Eventos, Fantástico, Hollywood, Presentaciones, Terror

Una de las principales atracciones para todos los aficionados al cine fantástico y de terror que se acercaron al recién finiquitado 26º Salón Internacional del Cómic de Barcelona, consistió en poder disfrutar de la compañía de dos auténticas leyendas del género como son el especialista californiano Ray Harryhausen y el cineasta madrileño Paul Naschy —este último, además, había acudido para dar a conocer su reciente aportación al cómic, “Waldemar Daninsky (El retorno del Hombre Lobo)”, durante el certamen—. Ambos compartieron la mesa redonda ‘Fantasía y terror’ con un representante de las nuevas generaciones en este campo, el ganador de un Oscar® David Martí, de la premiada compañía catalana DDT, presente asimismo en la feria con la atractiva exposición ‘El laberinto de DDT’. Juntos sostuvieron un interesante y ameno diálogo en torno a diferentes cuestiones relacionadas con la evolución de los efectos especiales y el fantástico en una sala de actos abarrotada por un público entregado y en su mayoría muy joven.

salon-mesa1.jpg

Ante la pregunta de si era posible que las tecnologías digitales acabaran barriendo del mapa a los efectos más artesanales, Martí de DDT aclaró que, al contrario de lo que pudiera parecer, los efectos digitales les ofrecieron a su joven compañía más trabajo del que se hubieran imaginado. «Aquí se pasó de los efectos más “cutres” a los efectos especiales digitales. Entonces, el puente ese que había, nadie había pensado en él», dando a entender que ése fue el espacio que se encargaron de cubrir. Sin embargo, también apuntó que deben gran parte de su éxito a su alianza con Guillermo del Toro en películas como “El espinazo del diablo”, la saga de “Hellboy” y “El laberinto del fauno”, y que mientras existan directores como él que confíen en lo artesanal, seguirán perviviendo. Frente a esto, puso otros ejemplos, como el de la franquicia de Harry Potter, donde lo digital ha ido ganando terreno a lo tradicional con cada nueva entrega.

En cuanto a su colaboración con el realizador mexicano, al que consideran su padrino, su compañero explicó: «Con Guillermo se trabaja con un estilo muy yanqui: se hacen los dibujos, se hacen las maquetas, hacemos el modelo final. De todas formas, Guillermo tiene como un proceso… siempre he dicho que su cerebro está en la tripa; es un cerebro demasiado grande, tiene mucha imaginación… El proceso no acaba hasta que tiene la escultura, cuando lo ve en tres dimensiones, y entonces, si puede, se acerca al taller y araña la escultura. Él es una parte muy importante de todos los diseños; nosotros los parimos, pero muchos aspectos son del propio Guillermo. Está bastante enfermo el hombre, tiene unas ideas muy raras y hace muchos cambios de última hora. Nunca se termina un concepto trabajando con él. Incluso en el rodaje pide cambiar cosas».

salon-harryhausen.jpg

Como cabía esperar, la gente se interesó por la opinión que le merecía al inventor de la técnica de la dinamation, la invasión de los efectos digitales en el cine actual. Harryhausen comentó que «la aparición del ordenador ha hecho que mucha gente piense que es la herramienta definitiva. Yo creo que está muy bien, pero no es más que una herramienta. Me gusta que a día de hoy aún siga recibiendo cartas de aficionados que me dicen que prefieren el carácter tridimensional de los efectos especiales a la antigua». No obstante, no cierra las puertas a las nuevas tecnologías: «Últimamente estoy en el proceso de colorear antiguas películas en blanco y negro de los años 50. Gracias al ordenador tienen un aspecto muchísimo mejor, hace que gane enormemente la calidad de la película». Al respecto, aclaró que algunos de los largometrajes en los que participó en sus inicios, caso de “La Tierra contra los platillos voladores” o “El monstruo de tiempos remotos”, tuvieron que rodarse en blanco y negro por cuestiones de presupuesto, pero que ellos hubieran querido hacerlos en color. A pesar de haberse convertido en un maestro en este terreno, también quiso puntualizar que «para mí lo importante de una película es que cuente una historia. No me importan tanto los efectos o los personajes, sino la continuidad en el relato, que exista algo que sea realmente coherente».

La posición de Naschy respaldaba la de su colega en este último aspecto: «El desarrollo imparable de la técnica está muy bien, pero estoy con Harryhausen en que todo esto se aplica a una historia muy bien contada y con incidencias que interesen al espectador. Lo que nunca estará bien es hacer una película en función de los efectos, será un gravísimo error. Los efectos deben estar para elevar la película a mayores niveles de credibilidad y espectáculo, pero sin olvidar la historia que hay detrás. No destruyamos lo más bello que tiene el cine por una acumulación de espectáculo. El valor artesanal también tiene una enorme importancia. Combinemos ambas cosas, el ordenador y la labor artesanal». David Martí, por su parte, se sumó a la misma idea: «Somos una herramienta al servicio de la historia». Además, este último manifestó con cierto sarcasmo su desagrado ante propuestas como “Van Helsing”: «No tengo palabras para opinar sobre esa película».

salon-mesa2.jpg

Asimismo, Martí se refirió al Gollum de “El Señor de los Anillos” como ejemplo de una creación en 3D oportuna y bien conseguida, mientras que dijo preferir al Yoda de “Star Wars” cuando era un muñeco antes que al que se generó por ordenador en las últimas entregas. «Me gusta el Yoda puppet, que se le mueven las orejillas. Ves que el actor está dentro de él. A veces se van más a hacer un videojuego que a hacer una película». Como anécdota, Harryhausen, que, a pesar de su avanzada edad, hace gala de un envidiable sentido del humor, contó que una vez le preguntaron que por qué no prescindía de las marionetas y usaba a gente disfrazada para rodar “Hace un millón de años”, tal y como hacían los japoneses por aquella época en las cintas de Godzilla. «Ya, pero hasta un niño de cinco años se da cuenta de que Godzilla es un tipo que lleva un traje. Si pones a un montón de tíos vestidos de dinosaurio en una película, van a parecer un montón de refugiados de un baile de disfraces», fue su respuesta, recibida entre risas por los asistentes.

Otro de los temas que inevitablemente salieron a colación fue el de la actual fiebre de los remakes. «Hacer nuevas versiones de historias que ya existen no denota sino que se han agotado las ideas, es la sensación que se transmite», comentaba Harryhausen. «No lo veo necesario; muy rara vez un remake es mejor que la obra original. Tomemos por caso “King Kong”, el original [producción en la que participó su mentor, el pionero Willis H. O’Brien]. Es una película compacta, bien hecha, en la que cada plano cuenta, en la que cada línea de diálogo sigue una intención, por eso sigue perviviendo aún hoy en día. Se han hecho dos nuevas versiones [la última obra de Peter Jackson] y las dos son una interpretación totalmente distinta de una historia que ya funcionaba». También anotó que el director y productor de la cinta de 1933, Merian C. Cooper, había llevado una vida llena de aventuras, y que eso se reflejaba en sus películas de una forma que otros directores no podían llegar a transmitir. Sobre el remake que se planea sacar adelante de su “Furia de titanes”, contestó tajante pero sin perder su ironía: «Me pregunto, ¿pero quién narices va a interpretar a Zeus tan bien como lo hizo Laurence Olivier?».

salon-naschy-marti.jpg

Naschy aseguró tener una idea más generosa que Ray al respecto, matizando que «hay películas que justifican un remake. Se dice que no hay segundas partes buenas, pero hay segundas partes que son mejores que la primera. Lo que ya no está tan justificado es el remake del remake repetitivo. Hubo una película que inició lo que ahora ya es una moda, que fue “Suspense”, una versión de “Otra vuelta de tuerca” de Henry James. Posteriormente, hubo una película que tocaba el mismo tema de los niños espectrales, que fue “Al final de la escalera”, que para mí es la mejor película del género que jamás se ha hecho. Todo lo que ha habido después, cuyo origen está en Oriente, ha sido ya exhaustivo. Llega un momento en que yo, como espectador, me aburro de pensar que siempre, por muy buena que sea la película, va a parecer el niño aterrorizador, que se ha ahogado, o le han matado, o lo han tirado por allí, me da igual que sea en un colegio de los escolapios, que en un orfanato, que en el hospital de la madre que lo parió. Yo creo que el remake está muy bien, pero sin abusar. El remake del remake del remake llega a cansar. Dejemos a los niños espectrales que descansen y retomemos a las tías buenas, acojonantes, que están como Dios, para que nos chupen la sangre de vez en cuando», propuso tan contundente como campechano entre risas y aplausos.

El actor, conocido entre otros personajes por sus recreaciones del Hombre Lobo, dio su visto bueno a la nueva versión que se está preparando con Benicio del Toro en el papel protagonista, del que dijo que se notaba que latía un corazón dentro. Ampliando su visión sobre la continuidad del mito licántropo en el cine, afirmó: «Es un personaje tan absolutamente fascinante y lleno de recovecos que podrían salir infinidad de argumentos. Se hacen muchos bodrios, pero de vez en cuando salen obras maestras. La última película que he hecho del Hombre Lobo ha sido en Brasil y es un musical. No te puedes imaginar lo que pasa. Parece que nos hubiéramos tomado una de esas drogas que toman los brasileños. Hay muchas posibilidades. Es una de esas criaturas eternas. Será cuestión de adaptarlo a unas circunstancias más novedosas, pero la luna llena siempre brillará mientras exista la Humanidad, y de ello depende que haya Hombre Lobo. Creo que se puede innovar, y creo que habrá nuevas cosas. Es inmortal».

salon-mesa4.jpg

También apostó por la supervivencia del género en general: «La imaginación del ser humano es libre, es absolutamente inmortal, de manera que siempre tendrá algo que aportar. Hay algo que hace del género fantástico algo muy importante, y es que mientras exista la delgada línea roja entre la vida y la muerte, y exista el misterio por el más allá, seguirá habiendo un enorme interés por lo que se cuenta. Las criaturas que nos han ofrecido desde el principio momentos de pesadilla, de terror, siempre están vigentes». A pesar de todo, reconoce los obstáculos que existen para desarrollar este tipo de cine en España: «Hay unos críticos sesudos y que tienen mucha influencia, unos plumillas que hay por ahí, que no sé por qué la han tomado con el cine fantástico. Pero la gente joven nos vais a animar con vuestra afición, y vamos a seguir luchando para que cada vez sea más y más amplio el espectro. Llevo 45 años en la profesión y sigo haciendo películas fantásticas que se ven por el mundo. Y ése es el camino, luchar y luchar y luchar. Y cuando ya hay creadores importantes dentro del género, es una señal de que el género está sano», fue su sentencia final.

En las imágenes: Diferentes momentos de la mesa redonda protagonizada por Ray Harryhausen, Paul Naschy y David Martí durante el 26º Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Fotografías 1, 3 y 5, por Tònia Pallejà © 2008 LaButaca.net. Todos los derechos reservados. Fotografías 2 y 4, por Víctor Britto © 2008 FICOMIC. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



5 - labutaca.net » Noticias de cine - 11:39 - 27.06.08

Tras “300″, se prepara “War of the gods”, una cinta de épica fantástica dirigida por Tarsem Singh…

El enorme éxito alcanzado por “300″ ha propiciado que ya se esté planeando sacar adelante otro proyecto de similares características con sus mismos productores, Mark Canton y Gianni Nunnari. Así, de acuerdo con The Hollywood Reporter, …



4 - labutaca.net » Noticias de cine - 1:14 - 28.04.08

Exposiciones para todos los gustos invadieron el 26º Salón Internacional del Cómic de Barcelona…

No cabe duda de que la exposición ‘El laberinto de DDT’ se acabó convirtiendo en una de las joyas de la corona de esta pasada edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, que cerraba hace unos días sus puertas después de …



3 - Joaquín R. Fernández - 15:44 - 22.04.08

De Naschy no he hablado porque, en fin, ciertamente da la impresión de que él mismo se califica como un genio del género, cuando, lo siento, podrá tener cierto éxito entre sus incondicionales, pero vaya unos bodrios que ha hecho. Y podrá tener razón con respecto a los remakes, pero, en fin, su carrera está plagada de ellos, aunque sea de forma encubierta.

En cuanto a Harryhausen, me alegra saber que tiene la cabeza bien amueblada y que no le afectan los elogios que está recibiendo en los últimos años (ahora se ha puesto de moda en Hollywood alabar su magnífica obra). ¡Un genio!



2 - Tònia Pallejà - 5:48 - 22.04.08

La verdad es que siempre que veía fotos de Harryhausen, me lo imaginaba como un tipo entrañable, pero es realmente adorable en persona. O sea, el tío es una leyenda, se notaba que la gente que estaba allí lo adoraba, pero él tiene una actitud humilde y nada pretenciosa. De hecho, más que defender su trabajo, siempre hablaba bien del trabajo de los otros, y parecía incluso sorprendido de que su técnica todavía tuviera tantos adeptos.

Naschy barría más para casa, también porque se nota que él aún está en activo y ha de promocionar proyectos (hay partes de autobombo que he omitido XD), pero igualmente es muy majete y un tío que está muy al día. Y la verdad es que la salida que tuvo con los dichosos niños espectrales fue muy buena (alusiones a “El orfanato” incluidas) XD



1 - Joaquín R. Fernández - 5:04 - 22.04.08

Gran reportaje, Tònia, y estupendas y sabias las palabras del gran Ray Harryhausen. Por cierto, ¿a qué esperan para darle un Oscar honorífico? Porque el Gordon E. Sawyer Award no me vale, que era sólo para reconocer sus contribuciones tecnológicas a la industria. ¿Y las artísticas? Perdón por la pataleta…



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.