Fede Alvarez y Rodo Sayagues (“No respires”): «La mujer siempre es un pilar de fortaleza»

Escrito por el 07.09.16 a las 16:57
Archivado en: Entrevistas, Hollywood, Preestrenos, Presentaciones, Terror, Thriller

Cautivaron a Sam Raimi de tal manera que les dio la oportunidad de debutar llevando adelante nada menos que el reboot de uno de sus clásicos, “Posesión infernal”. Con las sensaciones que deja el trabajo bien hecho, Fede Alvarez y su guionista Rodo Sayagues han decidido lanzarse con su segundo largometraje a una historia escrita por ellos mismos y que queda enmarcada en el subgénero de las home invasions, “No respires”. Sobre algunas de las claves de la película hablamos con ellos.

fede-alvarez-jane-levy

Arrancamos la entrevista yendo al grano, valorando de forma muy positiva la forma en la que, tanto en “Posesión Infernal” como en “No respires”, tratan a los personajes femeninos, huyendo de los arquetipos que suelen imperar en el género. Fede considera que eso se debe a dos aspectos bien definidos: a la propia labor de escritura y a la de su protagonista. «Hay una parte que viene de nuestro instinto a la hora de escribir y de ver quién debería ser el eje central, y creemos que ese personaje femenino que se transforma de tal manera y que tiene que pelear sola contra viento y marea hacia el final, es un personaje perfecto para este tipo de historias. Pero también hay que darle mucho crédito a la actriz, Jane Levy. Su manera de interpretar estos personajes los lleva a un lugar único».

El director chileno recuerda un visionado reciente de la película donde se dio cuenta de que no sigue los cánones clásicos del género en Hollywood, que suelen mostrar a las féminas «lo más sexy posible, y ella no hace eso, es una más del grupo. En general el género, sobre todo el terror, también suele poner a las chicas en pelotas, y nosotros nunca lo hicimos con ella, ni siquiera en “Posesión Infernal”. Y esto viene de la combinación de como está escrito y de cómo ella desea interpretar esos papeles, y creo que funciona muy bien».

Jane Levy

Rodo subraya la apreciación de que «fue un poco inconsciente». «En situaciones complicadas, cuando las papas queman, las mujeres siempre se manifiestan como las más fuertes, son las que sostienen las cosas cuando los hombres entramos en pánico. La mujer siempre es un pilar de fortaleza. Pasa en las dos películas y nos pareció divertido, porque no es algo que se vea comúnmente en el cine de Hollywood».

Y si la figura de Jane Levy es importante para la película, también lo es su escenario, la ciudad de Detroit. «No podría suceder en otro lugar que no fuera Detroit». Cuestión que responde también a dos motivos, uno meramente práctico y otro más profundo. «Un barrio de ese tamaño, donde todas las casas están abandonadas con solo una familia viviendo ahí, no se encuentra en otro lado. Si eso no estuviera ahí, la historia no sucedería, porque al primer disparo o al primer grito vendrían los vecinos y la policía. Lo que hace única esta historia es que sucede allí, en tierra de nadie. No importa cuanto grites por la ventanas o cuantos disparos se oigan, la policía no viene. De hecho no va a esos barrios en general», analiza el director.

Stephen Lang

Su coguionista confirma nuestra idea de que la ciudad «funciona como una alegoría de lo que son los personajes. El abandono, la falta de fe y de esperanzas de la ciudad se ve reflejada en los personajes, de alguna manera les imprime esas sensaciones». Álvarez continúa en la misma línea personalizando en el personaje del hombre ciego. «De alguna manera es la tierra del ciego. Es una persona que hizo todo bien, trabajó, peleó en la guerra y siempre fue un buen ciudadano, y no entiende como terminó en un lugar donde nada funcionó. Detroit es una ciudad que es muy difícil entender exactamente que pasó allí, porque algo que parecía que nunca se iba a terminar, se terminó. Eso se refleja muy bien en el personaje del ciego, en cómo ve su vida y porqué llega a los límites que llega. Considera que hacer las cosas bien no te lleva al bien porque no le funcionó, y está dispuesto a cambiar su moral y hacer cosas que son malas para conseguir lo que quiere a toda costa. No confía en cómo funciona el mundo».

En algún que otro momento de la película nos da la sensación de que Álvarez se corta un poco, no llega al extremo que estamos esperando, percepción que abordamos con él y de la que se defiende «yo creo que vamos bastante lejos en algunos momentos», dándole pie, además, a explicarnos su forma de trabajar con las expectativas del público. «Cuando le damos a la gente exactamente lo que cree que va a pasar, se relaja, siente que tiene el control de la situación y se pierde el vértigo. En esta historia no sabes lo que viene el próximo segundo, y la manera de hacerlo es jugar con las expectativas. La escena del perro, al comienzo, es un buen ejemplo. La escena va contra lo que la audiencia espera que suceda, y eso te pone en una situación de alerta constante, en ningún momento te puedes relajar pensando que sabes lo que va a pasar».

Fede Alvarez

Y de ahí nos vamos a una de las secuencias más angustiosas de la película, cuando las tornas se vuelven y sus jóvenes protagonistas se ven obligados a tomar la perspectiva del hombre ciego. Sayagues recuerda una de las primeras conversaciones con Álvarez al respecto, en la que «cuando se nos ocurrió la idea de que el villano fuera ciego (…) debíamos tener una escena donde se queda todo oscuro». El director añade que se imaginaban «a todos caminando como estúpidos, palpando por donde van y el ciego corriendo como un toro detrás».

«Al principio consideramos poner a la película “Minotauro”, porque la casa era una especie de laberinto del minotauro, y pensar quién era el minotauro era interesante. El ciego tiene además esa carga medio mítica, es difícil empatizar y entender cómo es vivir en la oscuridad. Sabíamos que tenía ese aspecto y, sin duda, si el ciego era el villano íbamos a tener el momento ese de la bestia corriendo en la oscuridad», continúa Álvarez.

Jane Levy

¿Pero como se lleva eso a la práctica? Rodo bromea al respecto, «el guion decía simplemente “se apagan las luces, está todo oscuro”». Más centrado, Álvarez comenta que tuvieron que «desarrollar un look y arriesgarnos», confiar en que la audiencia, «habiendo visto otras escenas como en “El silencio de los corderos”» ya esté acostumbrada y entiendan «que cuando ven algo que no tiene color ni sombras, implica que es la oscuridad total». No olvidan citar el trabajo de los actores, «por como se están comportando uno entiende perfectamente que no están viendo nada».

Cuando le preguntamos acerca del desarrollo técnico de la escena, Álvarez se muestra un tanto condescendiente y, como haría un buen mago, se resiste a desvelarnos los entresijos de la misma: «Fue una combinación de muchos y elementos complicados de explicar, pero es una de las escenas de las que más orgulloso estoy. Fue un riesgo y creo que logramos hacer algo que la audiencia nunca había visto antes, ver lo que sucede en la oscuridad, cómo se comporta la gente y el drama que se podría generar en esa situación».

Fede Alvarez

Imágenes de “No respires”, distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España © 2016 Sony Pictures Entertainment. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1 - Juan Marcos Píriz González - 17:05 - 15.09.16

Amigos de La Butaca, los cineastas entrevistados son uruguayos. Saludos.



1
 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  El hogar de Miss Peregrine | Cigüeñas | Sing Street | Elle | Los siete magníficos | El hombre de las mil caras | Bridget Jones' baby

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.