Síguenos

James Watkins («La mujer de negro»): «El dinero no puede conseguir lo que puede lograr la imaginación»

Adaptaciones

James Watkins («La mujer de negro»): «El dinero no puede conseguir lo que puede lograr la imaginación»

A partir de este viernes 17 de Febrero, el miedo se apoderará de nuestra cartelera con la llegada de “La mujer de negro” (ver tráiler), adaptación de la novela de Susan Hill a cargo de James Watkins, que presenta su segundo largometraje cuatro años después de su debut, “Eden lake”.

El cineasta ha pasado por Madrid para promocionar la película junto a su protagonista, Daniel Radcliffe. Charlamos con un cineasta tranquilo y cómodo con su trabajo, ajeno al bullicio que envuelve a su joven estrella.

Como guionista y director, de momento, has apostado por el género.
Es cierto, pero la verdad es que la elección de mis trabajos no se debe a que pertenezcan al género del terror. Cuento las historias que me gustan, nada más. En este caso, conocía otras novelas de Susan Hill, pero esta no la conocí hasta que no se empezó a hablar del proyecto.

La novela ya ha sido adaptada a televisión y teatro.
Sí, hemos introducido algunos cambios. Aquí la mujer de Arthur está muerta desde el principio, él es viudo. El viaje emocional del personaje es distinto, él ya está abatido por el dolor. Me pareció muy interesante introducir este nuevo enfoque. La adaptación teatral no nos ha influido para nada, no tiene que ver en absoluto; nos hemos basado únicamente en el texto de Susan Hill y en los recursos visuales y narrativos de los buenos cuentos de fantasmas. Lo que aporta la imaginación del espectador es muy importante, rellena los espacios que le dejamos. Me atrae mucho ese aspecto.

Una idea valiente en estos tiempos tridimensionales tan ruidosos.
Creo que subestimamos la inteligencia del público, pensamos que hoy en día hay que darles más y más, cuando en realidad muchas veces menos es más. Hay que distinguir las cosas, abusar de la violencia y la sangre no siempre implica que se asuste a la audiencia. El dinero no puede conseguir lo que puede lograr la imaginación.

Uno de los aspectos técnicos más interesantes de la película es el fantástico diseño de producción.
Desde luego, nos hemos esforzado mucho en ese aspecto. Una de las cosas que más me interesaban de este proyecto era la posibilidad de contar la historia de una manera muy fotográfica, muy cinematográfica. Hay un debate muy candente en Inglaterra acerca de la cada vez mayor igualdad entre cine y televisión; no estoy en absoluto de acuerdo, en mi opinión son dos cosas muy distintas.

Háblame de la mansión, es increíble.
Desde luego. Fue maravilloso encontrar esa localización, porque se parece mucho al lugar que describe la novela original, y es difícil, por ese camino que se inunda con la marea. Lo encontramos en Essex. Sólo podíamos trabajar cuatro horas al día, era un sitio muy peligroso, pero daba perfectamente el look que yo andaba buscando. Pero hacía mucho frío, había mucha humedad, con todo aquel lodo…

¿Cómo ha sido el trabajo con Daniel Radcliffe para lograr esa contención de su personaje?
Genial, es una persona fantástica. Piensa mucho en el guion, lo sopesa todo. Y ha sido un gran reto por el que tengo que felicitarle, porque es mucho más sencillo trabajar como actor cuando puedes interaccionar con otros intérpretes, y aquí ha pasado mucho tiempo solo. Ha sido fantástico, hemos conectado muy bien desde el principio.

Esta película forma parte del resurgir de la Hammer.
Es una gran institución británica. Es muy bonito insuflarle nueva vida con nuevas películas. Pero es que además hacía tiempo que en mi país no se proponía una historia de fantasmas así, cuando es algo tan británico.

Kubrick decía que las historias de fantasmas son esperanzadoras, porque invitan a pensar que hay algo más allá de esta vida. ¿Suscribes estas palabras?
Puede que lo dijera durante la promoción de “El resplandor”, y no es una película que aporte mucho consuelo en ese sentido… Hablando en serio, no estoy muy seguro de la vida más allá de la muerte, pero entiendo la fascinación del ser humano por saber qué hay después, por superar esa frontera.

Salvando las obvias distancias entre una y otra, tanto “Eden lake” como “La mujer de negro” se centran en infancias y adolescencias extremas. ¿Es casualidad, o te atrae esa etapa de la vida?
Tienes toda la razón, y no puedo argumentar nada en contra. Pero no tengo ni idea de por qué es, si te soy sincero. No es algo consciente. Creo que parte del proceso creativo de escribir o dirigir implica el propio proceso de entender por qué te atraen ciertas cosas, ciertas temáticas.

¿En qué estás trabajando ahora?
Tengo varias cosas en el aire. Una película relacionada con el deporte en Reino Unido, un par de cosas en Estados Unidos… al final, todo esto depende de quién te pueda financiar los proyectos.


En las imágenes: En la primera, James Watkins, en un momento del rodaje de “La mujer de negro”. En el resto, fotogramas de la película © 2012 Alliance Films, Cross Creek Pictures, Hammer y The UK Film Council. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir