Síguenos

Jamie Bell, protagonista de «La legión del águila»: «Honor y lealtad son conceptos un poco perdidos hoy en día»

Acción

Jamie Bell, protagonista de «La legión del águila»: «Honor y lealtad son conceptos un poco perdidos hoy en día»

Ficha película La legión del águilaSinopsis La legión del águilaCartel La legión del águilaImágenes La legión del águilaTráiler La legión del águilaNoticias La legión del águilaEntrevistas La legión del águila
Previa estreno La legión del águilaCríticas La legión del águilaComentarios La legión del águila

A sus 25 años, Jamie Bell cuenta con un currículo que desearían muchos veteranos. El 8 de Abril estrena en España “La legión del águila” (ver tráiler), propuesta de aventuras en tiempos del Imperio Romano para la que se ha puesto junto a Channing Tatum bajo las órdenes de Kevin Macdonald.

Locuaz, vivaracho y agradable, charlamos con el actor del reto de meterse en la piel de un esclavo que ha de servir a alguien a quien odia, un papel que impone, además, una carga física considerable. Pero parece que puede con todo, y disfrutando, además.

¿Cómo te has sentido en la piel de Esca?
Cuando le conocemos es un personaje que ha perdido todo. Quiere morir, no tiene interés en nada hasta que un romano le salva la vida, creándole un conflicto y una deuda de honor que quizá le dé la libertad. Emprende un viaje que tal vez le vuelva libre. Durante la preparación de la película vi un clásico, “Fugitivos”, que me inspiró mucho. En ella Sidney Poitier y Tony Curtis se odian, tiene prejuicios, pero están unidos por una cadena mientras huyen, así que no tienen más opciones que seguir juntos. Es un poco lo mismo. Lo interesante es ver cómo Esca y Marcus pueden colaborar para sobrevivir.

Tiene una carga de honor y lealtad muy potente y compleja.
Es verdad. Lo que hay que entender es su pasado, qué ha perdido. Así que sólo le quedan la lealtad y el honor para impulsar su vida, es lo que le define como hombre; por eso ha de cumplir con su salvador. Pero cuando llega con su compañero a ese mundo desconocido, está en su propio terreno, no quedan muy claras sus intenciones. Y eso es divertido para el público.

Son conceptos difíciles de recuperar hoy en día.
Son valores muy antiguos, hoy un poco perdidos. Leí libros de historia antigua, estudié los objetos y utensilios de la época, me ayudaron a formar las capas del papel. Pero el mensaje es claro: puedes aprender de tu enemigo, puede ayudarte a conocerte mejor a ti mismo. Esperemos que la audiencia actual lo entienda, mantener su atención no es fácil.

¿Cómo has preparado la parte más física del papel?
Cuando tu co-protagonista está dispuesto a hacer de todo, has de hacer lo mismo… Nunca había montado a caballo, les tenía un miedo atroz. Estuve entrenando durante semanas, hasta sentirme cómodo; he aprendido a manejar una espada, y un idioma antiguo, ha sido una experiencia tremenda. En muy pocas ocasiones tienes ocasión de hacerlo tú todo, así que ha sido estupendo. Y estoy muy orgulloso de haber conquistado mis propios miedos.

Kevin Macdonald se ha referido bromeando a la película como “Brokeback Eagle”.
Al principio yo pensaba que se iba a llamar así, y estaba contento por si podía lograr alguna nominación al Oscar®. En serio, hay muchas películas de las que se ha hablado en estos términos; ya se decía en “Al este del Edén”, sobre la relación de James Dean y Richard Davalos. En nuestro caso, quizá añade algo, o no, depende de cada uno. Eso sí, si Channing y yo nos hubiéramos besado nos habríamos llevado un premio MTV, seguro.

¿Qué grado de libertad habéis tenido por parte del director para equilibrar la parte física y la emocional?
Lo cierto es que nunca tuve la impresión de estar siguiendo instrucciones. Lo que hacíamos era sentarnos y comentar lo que podía funcionar mejor. Hemos tenido mucha libertad, y Kevin ha sido muy inteligente al darse cuenta de cómo el propio terreno y el paisaje influían en nuestras interpretaciones. Nos colocaba en medio del paisaje y dejaba que todo fluyera, ha funcionado muy bien. Pero ha sido duro, también.

¿Qué te parecen los cambios de la relación entre los protagonistas respecto del libro?
En la novela original, que no había leído antes del rodaje, se hacen amigos antes de salir de la muralla de Adriano, pero eso cerraba muchas posibilidades para desarrollar la historia entre ellos. Creo que el guionista, Jeremy Brock, ha acertado al cambiar ese aspecto, lo hace más interesante cinematográficamente hablando.

Esta es una propuesta de aventuras como las de antes, por expresarlo de algún modo.
Estoy de acuerdo, y de hecho agradezco que la percibas así. Tenemos una historia muy bien contada que incluye mucha acción. Estoy muy contento y agradecido por el esfuerzo del equipo para sacar adelante el proyecto.

¿Y “Tintín” lo será también?
Eso es un poco más complicado. Es una historia familiar, un buen modelo para la gente joven. Y cualquier persona que haya disfrutado con las películas de Indiana Jones lo hará con esta. Y quien disfrute con las nuevas tecnologías cinematográficas también lo hará.

Kevin Macdonald y Steven Spielberg, menudo lujo para un actor.
Desde luego. Tienen sensibilidades muy diferentes, pero comparten un don para contar historias. Kevin viene del mundo del documental, algo que yo respeto muchísimo; tiene una forma de trabajar concreta, y suele tener en sus películas a dos hombres enfrentados en un paisaje, ya sea geográfico o político. Y su trabajo documental aporta mucho realismo. Ahora, de Steven Spielberg qué decir, es un maestro. Todos tenemos en la retina un buen puñado de imágenes de sus películas. Es un creador magnífico.

En las imágenes: En la primera, Jamie Bell, protagonista de “La legión del águila”. En la segunda, junto al director Kevin Macdonald, en Madrid © 2011 Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados. En la tercera, en un fotograma de la película © 2011 Focus Features. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir