Jesse Eisenberg, protagonista de “La red social”: «Me he encontrado muy cómodo en el papel de Mark Zuckerberg»

FichaSinopsisCartelFotosTráilerClipsEntrevistasNoticias
PreviaCríticasComentarios

Ni siquiera alcanza la treintena, y Jesse Eisenberg ya es uno de los actores más reconocidos y reconocibles del cine reciente. Se maneja con facilidad en todo tipo de géneros, una versatilidad que alcanza una de sus cumbres desde su papel de Mark Zuckerberg, creador de Facebook y protagonista de “La red social”.

Charlamos con él a su paso por nuestro país dentro de la gira promocional de la película de David Fincher, y descubrimos a un chico educado, modesto y recatado, con un brillo en los ojos que insinúa un talento ampliamente probado y demostrado. A pesar de la presión, enfoca sus resultados con profesional claridad.

¿Qué te atrajo del personaje y qué fue lo que más te costó resolver como actor?
El mayor reto fueron las emociones encontradas. Aaron Sorkin ha escrito un personaje increíble, lleno de conflictos internos. Es una persona tremendamente elocuente, brillante, y sin embargo muchas veces se queda callado; a veces le vemos muy tímido, y en otro momento, muy agresivo. Eso fue lo difícil, encontrar esas emociones, descubrir qué es lo que le motiva, lo que le empuja a comportarse de esa forma.

¿Hasta qué punto tuviste a Mark Zuckerberg como referencia para tu trabajo?
El guión de Aaron es tan bueno que me facilitó mucho el trabajo, casi todo estaba ahí. Y al ser un personaje real, cuentas con la ventaja de que te puedes documentar. Vi vídeos con sus entrevistas, leí artículos sobre él… hasta cierto punto sentía que le robaba las ideas. Cuando creas algo totalmente ficticio tienes que aportarlo todo, desde su modo de caminar a su actitud, y hay ocasiones en las que te das cuenta de que no has creado un personaje: eres tú. Pero documentándome sobre Zuckerberg todo era más sencillo, sólo tenía que fijarme en él. Me di cuenta, por ejemplo, de que se chupa mucho los labios cuando se siente incómodo. Cosas así. Usé aspectos reales para crear mi papel.

Es curioso ver cómo el creador de Facebook tiene tantos problemas para conectar con los demás en la vida real.
Sí. Hay muchas ocasiones en las que vemos cómo se mantiene al margen, en una esquina, observando interactuar a los demás. Pero por otro lado está en una posición privilegiada para ver cómo quieren relacionarse las personas; y luego vuelve a casa y crea una herramienta con la que quinientos millones de personas se quieren relacionar. Es curioso porque a partir de su propia alienación social se percata de lo que desean los demás en sus relaciones personales. Como él no participa de esas relaciones sociales, su visión es más objetiva.

¿Esta película ha cambiado tu visión de Facebook?
Nunca lo había visto ni utilizado antes de la película. Y como muchas otras personas, mi actitud era bastante cínica, lo veía como un entretenimiento para adolescentes. Pero cuando comencé a investigar y a desarrollar mi personaje, nació una nueva admiración por él; creo que es una persona que antes se sentía incómoda y ha desarrollado un modo de conectar con los demás. Y para algunos, es un medio para relacionarse, cuando antes no lo había. Creo que eso ayuda a entender parte del enorme éxito que ha tenido. Facebook cambia tus relaciones, por supuesto, en el sentido de que te permite omitir partes de ti mismo que no te gustan, cosas que en primera persona son difíciles de esconder. Muestras tus mejores fotos, los libros que más te gustan, los más respetables… puede no ser cierto, claro, y puede que no sea la apariencia más genuina, pero ayuda a muchos a relacionarse. Y eso está bien.

Pero tú no lo usas.
No, no. ¡Claro que no!

Interpretar a alguien actual, contemporáneo, tiene que imponer respeto. ¿Te ha llegado alguna opinión de Zuckerberg sobre tu interpretación? A lo mejor cuando te vea te tira una zapatilla, como le pasó a George Bush.
Bueno, suele utilizar chanclas, así que en ese sentido estoy tranquilo. Alquiló una sala de cine en Palo Alto, para que sus empleados vieran la película; entre ellos se encuentra mi primo, curiosamente. Después de la proyección fueron todos juntos a tomar Martinis verdes, lo mismo que nosotros en la película. Mi primo le preguntó qué opinaba, y le dijo que yo había hecho un buen trabajo. Realmente no sé cómo se siente; imagino que para él es incómodo, porque incluso para mí lo es en cierto modo. Si es una falta de respeto o no, no lo sé, es una gran pregunta. Mi trabajo en el set era defender a este personaje, a esta persona; en ese sentido, me he encontrado muy cómodo con el papel, defendiendo su punto de vista.

Más allá de este papel, me gustaría saber cómo eliges tus proyectos. Porque has trabajado dramas, comedias, thrillers, todos muy distintos pero con una capa de sagacidad muy importante.
Gracias. En un guión busco dos cosas: primero, ver si el guionista ha pensado en mi personaje más allá del propio guión, es decir, si podría existir realmente o sólo está al servicio de una trama; segundo, pienso qué puedo aportar, qué puedo hacer con él, cómo me siento yo. Muchas veces leo algo y no me siento adecuado, lo tengo claro. Como bien dices, son papeles muy distintos, pero por poner un ejemplo, sentía como real el Columbus de “Bienvenidos a Zombieland”, pensaba que podía aportarle algo. Es maravilloso como actor coger algo que ya está escrito y llevarlo a otra dimensión, hacer que algo ya de por sí interesante sea visceralmente interesante.

Por último, querría que me hablaras de tu faceta de dramaturgo.
Escribo obras de teatro en Nueva York, y lo disfruto mucho porque me permite pensar en los personajes desde otro punto de vista, me da otra percepción. Me gusta pensar en personajes diferentes, que viven en los mismos lugares pero que tienen distintos trasfondos y están en conflicto. Creo que para mí lo importante es reflejar cómo los distintos puntos de vista son igualmente válidos. Como actor, me aporta mucho esforzarme en desarrollar individuos que deben encajar en algo más grande, en la historia que quieres contar. Y una de las mejores cosas del teatro es que, al contrario que sucede con la literatura, es un proceso colaborativo. Es fabuloso.

En las imágenes: En la primera, Jesse Eisenberg, en la presentación en Madrid de la película. En la segunda, junto a Justin Timberlake y Andrew Garfield, sus compañeros de reparto © 2010 Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados. En la tercera, fotograma de “La red social” © 2010 Columbia Pictures, Relativity Media, Michael De Luca Productions, Scott Rudin Productions y Trigger Street Productions. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1
 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Resident Evil: El capítulo final | Manchester frente al mar | Múltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.