Inicio > Noticias de cine > Jordi Llompart, director de “Viaje mágico a Áfric...

Jordi Llompart, director de “Viaje mágico a África”: «Hace cuatro años, hablabas en España de 3D y parecías un loco»

Escrito por el 25.01.10 a las 19:49
Archivado en: Aventuras, Cine español, Entrevistas, Fantástico

FichaCartelFotosSinopsisTráilerClipsEntrevistas
PreviaCríticasComentarios

El próximo 12 de febrero, siempre con permiso de la todopoderosa “Avatar”, llegará a nuestra cartelera “Viaje mágico a África”, primera película 3D enteramente producida en nuestro país. Al frente de tan pionero proyecto, un auténtico innovador, Jordi Llompart, versado ya en el campo de las producciones IMAX.

Jordi Llompart 1

Ilusionado y satisfecho con su trabajo, el director nos recibe en un céntrico hotel madrileño para charlar de su propuesta y de la situación de la industria española en el campo que él explora con éxito desde hace años. Reconoce que queda mucho por hacer, pero tiene claro que el futuro ofrece tremendas posibilidades.  

¿Cómo empieza este viaje?
El origen de la historia está en un cuento que escribí, llamado “El corazón sobre la arena”. Está dedicado a mi hija, a la que perdí en un accidente en África. Pasó el tiempo, y empecé a pensar que podía ser una buena historia para llevar a la pantalla, para un público familiar. Así que me puse a trabajar, y aquel cuento evolucionó hacia algo mayor. De esto hace ya cuatro años, más o menos.

Ya estabas dándole vueltas a trabajar en 3D.
Sí, en ese momento acabamos de hacer “El misterio del Nilo”, la primera producción española para cines IMAX. Y ya se intuían las posibilidades del 3D para lograr un nuevo nicho tanto creativo como de mercado a nivel industrial. Me pareció el siguiente paso lógico dentro de mi trayectoria.

Y “Viaje mágico a África” se acaba de publicar en papel por Roca Editorial, también.
Sí, hace unas semanas apareció el libro. Es una novelización del guión.

Es tu primer trabajo de ficción, ¿qué tal la dirección de actores?
Me he notado muy cómodo, la verdad. Creo que todo ha salido de manera muy natural, aunque tengo que decir que en mis anteriores trabajos en el campo documental, en cierta forma, ya introducía la ficción. Lo que no me veía capaz de hacer era corregir cosas sobre la marcha en el set de rodaje, porque no le hecho previamente. Quería fluidez, sobre todo. Entre los actores adultos está Verónica Blume en el que es su debut, y ha puesto un cariño y una ilusión a su papel tremendos, y eso es lo más importante; Leonor Watling tiene un papel cortito, lo que hablé con ella fue que no dibujara el arquetipo clásico de hada, no hizo falta más. Y Adrià Collado, el padre de la niña protagonista, tampoco tuvo mucha complicación, así que en realidad todo ha ido muy bien. Me he sentido muy cómodo.

¿Y los niños?
He puesto mucho empeño en preparar bien el trabajo con los niños, especialmente en el plano psicológico, para que no se agotaran y bloquearan, que todo quedara natural. Estuvimos durante tres meses antes de rodar trabajando ese aspecto, para que entendieran bien el sentido de la película. Creo que para actuar bien es básico comprender la naturaleza de tu papel. Si lo logras, todo sale de manera espontánea y creíble, que era lo que más me preocupaba. Y además los niños son estupendos, cada vez que íbamos a rodar, veíamos que se sabían todas y cada una de sus líneas del guión, no se han equivocado ni una sola vez, son tremendos.

Jordi Llompart 2

Muchos de los directores que ruedan con niños lo comparten, dicen que lo ven todo de manera mucho más clara.
Mucho más clara, exacto. Lo que no puedes hacer es forzar nada. Lo que hacíamos era ensayar, ver cómo iba a ir cada escena y colocar las cámaras para seguirles a ellos y no al contrario, como se suele hacer con los actores profesionales. Supone bastantes cambios de planteamiento por mi parte, claro, pero si te adaptas a ellos todo surge de manera natural y no hay problemas. Y no hay que olvidar un handicap que tienen los niños, y es que sus ganas para estar concentrados haciendo algo son limitadas, se focalizan en un tiempo bastante corto. No puedes pensar en repetir tomas una y otra vez. Estoy satisfecho con el resultado, porque el proyecto era muy complejo; piensa que rodar en 3D es muy complicado, en días de doce horas de sol lo máximo que rodamos fueron ocho planos, porque colocar el set es un procedimiento muy, muy lento. Y a cuarenta y cinco grados en un desierto en Namibia… Es agotador para todos, así que imagínate para los más pequeños.

Y por si fuera poco, animales. Vas a lo fácil.
¡Desde luego! Bueno, los animales sí son muy complejos, porque ahí tienes que cumplir una planificación de rodaje muy precisa. Tal día, tal localización, no hay más. Y a veces no están motivados, no han comido lo suficiente, o simplemente no tienen ganas de hacer nada. O hace mucho calor, como nos pasaba con los caracales, unos linces que salían corriendo a la sombra en cuanto podían y había que ir a buscarlos continuamente. O recuerdo, por ejemplo, una cacería con leones. Lo colocamos todo, nos preparamos, “acción”, y los leones salen disparados a una velocidad que ni un coche de Fórmula 1, imposible de filmar. Nos quedamos clavados, ya habían pasado de largo y ni pudimos reaccionar… y en las siguientes tomas ya saben que es un juego, que no es real y no van a coger presas, con lo que pierden motivación. Es difícil. Al final sale todo bien, pero puede ser tortuoso.

¿Os habéis salido mucho respecto de lo planificado?
No, la verdad es que hemos cumplido todo bastante a rajatabla. Era complicado, porque buena parte del rodaje tenía lugar en Namibia, en lugares muy remotos, sólo accesibles en 4×4. Ha sido un empeño personal, que todo fueran parajes naturales. Hemos hecho lo no hace nadie, la mayoría de las producciones, por ejemplo, desplazan a un pueblo himba a las afueras de la capital, nosotros fuimos al lugar en el que vivían. Estoy muy agradecido a la gente que nos ha dado la asistencia durante el rodaje, han sido muy profesionales y están acostumbrados a trabajar en súper producciones de Hollywood como “El vuelo del Fénix”. Aprendí mucho con “El misterio del Nilo”, rodamos en Etiopía, Sudán y Egipto con gente no demasiado profesional y lo acabamos pagando: nos fuimos de tiempo, de presupuesto, un follón tremendo… En África, o trabajas con alguien que sea muy bueno o te puedes ver devorado por un montón de inconvenientes inesperados.

Jordi Llompart 3

Produces, diriges, firmas el guión… es una propuesta muy personal.
En cierto modo no deseo rodar películas en las que tome parte de una manera tan activa, porque es absolutamente agotador. Pero en este caso me he visto metido en ello de cabeza, nace todo de algo muy personal, y le tengo mucho cariño a este proyecto, un cariño que me ha absorbido totalmente. También es verdad que mi compañía de producción es pequeña, y el hecho de ser yo mismo el productor me ha permitido controlar mucho los tiempos de la financiación y los costes; lo que quiero decir es que es un caso general, económico y de amor por la película, que ha hecho que me haya involucrado al cien por cien.

¿Hay un enfoque didáctico en la película?

Hay aventuras, hay magia, hay un poco de todo. Cuando tengo que definirla, digo que es un cuento mágico, que va más allá del lenguaje cinematográfico habitual y tiene un fondo espiritual, humano y vivencial como podrían tener “El principito”, “La historia interminable” o esos cuentos que van a más allá de la aventura e intentan tocarte. Hay un trasfondo de ilusionarse por la vida, de valorar las pequeñas cosas, de dejarse llevar por el amor por la naturaleza, por el amor de los demás. Didáctico no, no hay ninguna lección. Más bien educacional, es más aproximado, creo yo. Pero en clave de entretenimiento, por supuesto. Hemos hecho un par de pases previos, y los niños se identifican mucho con la protagonista, es una invitación a la ilusión y la fantasía común a todos.

¿Y por qué en 3D?
Bueno, en 2005 “El misterio del Nilo” tuvo un gran éxito. Y nos dimos cuenta por aquel entonces de que, en general, había un cierto cansancio palpable en el público, no sólo en España sino en todo el mundo, respecto del mismo cine. La asistencia a salas iba bajando, en parte por la competencia de televisión e Internet, en parte porque buscaban un espectáculo con un componente más “teatral”, por decirlo de algún modo. Hacía falta un estímulo extra, especialmente para el público joven, con una cultura audiovisual muy grande que hacía que las propuestas cinematográficas al uso dejaran de interesarle. Y poco a poco, productores, directores, gente de la industria, se ha ido dando cuenta de que el 3D es una ayuda a la hora de hacer que el espectador recupere la ilusión por ir al cine a disfrutar de algo singular, que puede ser un acontecimiento. Yo lo vi clarísimo desde el principio, cuando nadie lo compartía conmigo. Imagínate, en el año 2006, conseguir la financiación para mi proyecto, creían que estaba loco, me miraban como pensando, “3D, esto es algo de feria, y de dibujitos”. Pensaban en las gafas rojas y azules, o algo de animación sintética por ordenador. Pero para mí era una opción de empresa, creativa. Y me metí en ello de cabeza, siempre me ha gustado entrar en proyectos de los que aprende, realmente innovadores. A veces se utiliza la etiqueta “innovación” de manera muy gratuita, no es mi caso.

Jordi Llompart 5

¿Cómo ves la evolución tecnológica desde ese 2005, ya lejano, hasta hoy?
Creo que ha ido al ritmo que se esperaba, en términos generales, aunque un poco lento en cuanto a la instalación en los cines. Pero esto se ha debido a la crisis, claramente. Las cámaras, digitales o no, rodar en estereoscopía… todo esto en un par de años crecerá de manera exponencial, la convergencia y la imagen evolucionarán mucho. Toda la postproducción también ha mejorado de forma bestial, así como el software, es increíble. Y va a seguir haciéndolo. El momento clave para el 3D fue la creación de los primeros proyectores digitales de nueva generación hace cuatro años, lo que permitió llegar a las salas con un coste relativamente asequible. Ahí se puso en marcha en Estados Unidos una maquinaria brutal de la mano de George Lucas, Steven Spielberg y principalmente James Cameron, un grupo de directores de Hollywood que constituyeron un grupo de apoyo al desarrollo del 3D. El problema ha sido la crisis económica, que ha hecho que a los cines les haya costado mucho encontrar la financiación para abandonar el proyector de 35 mm. y comprar todo el equipo de 3D. Y las cosas como son, “Avatar” ha sido el detonante definitivo para que se dejara de dudar sobre las posibilidades existentes.

Ya las has visto, supongo. Desde un plano técnico y profesional, ¿cuál es tu opinión?
Creo que si Cameron la rodara de nuevo, podría mejorar muchísimo la estereoscopía. Imagino que se habrá encontrado con problemas con los que también me he encontrado yo. Salvando las distancias, claro, la suya es una película de un presupuesto enorme, habrá podido superar con creces cualquier dificultad. Desde un punto de vista técnico y visual, es maravillosa. Tiene momentos un poco flojos, pero es por necesidades del guión, de movimientos de cámara, hay planos con mucha profundidad y otros que no tienen nada. Pero es normal, es la primera súper producción de este tipo, las próximas, como todo, mejorarán mucho.

Jeffrey Katzenberg ha sostenido en más de una ocasión que, con el tiempo, todo será cine 3D. ¿Estás de acuerdo?

A corto-medio plazo, desde luego que no. Aún queda, pero el 3D seguirá subiendo, yo creo que se situará en torno a un veinte o veinticinco por ciento de las salas. Ahora mismo en España creo que se sitúa en torno al siete u ocho por ciento, cuando en Francia y Alemania rondan el diez. Pero a largo plazo, es posible, aunque me parece un poco aventurado hacer una afirmación tan categórica.

Jordi Llompart

Sin embargo, empiezan a aparecer películas más pequeñas que se aferran a la proyección exclusiva en 3D como reclamo comercial y como herramienta contra la piratería.
Es un error, porque nuestro parque de salas es muy pequeño. Hasta dentro de un par de años, cuando los multicines tengan varias salas listas, solamente habrá espacio para títulos como “Avatar”, o la “Alicia” de Tim Burton, cosas así, súper producciones de Hollywood. Es evidente. No habrá más opciones, es lógico. Y a las salas tendrán que acceder películas que gusten al público en su lenguaje, que tengan algo que ofrecer. El 3D como simple reclamo y garantía de un mercado, no tiene futuro ninguno si no hay calidad.

Dentro de la industria española, ¿en qué situación te ves? ¿Cómo ha reaccionado el sector cinematográfico ante tus propuestas?
Hasta ahora no ha reaccionado. Me he encontrado hablando ante asociaciones de directores y productores y me han mirado como a alguien que está experimentando con algo ajeno a la industria. La verdad es que me ha sorprendido mucho el desconocimiento que tienen respecto de la tendencia creciente al cine 3D, hacia el campo de futuro y de trabajo que propone. Hasta que Cameron no ha reventado las taquillas, no ha reaccionado nadie, es increíble. No puedo creerlo del todo, porque demuestra que no tienen mucha idea de lo que está ocurriendo en el mundo en estos momentos.

Entonces has levantado la película con dinero privado totalmente.
Sí. Opto a las subvenciones estatales a la explotación como cualquier otro, pero los diez millones de presupuesto han salido de bolsillos privados, con la participación de una televisión, de una caja de ahorros y de un socio tecnológico, la empresa de postproducción Apuntolapospo, de Barcelona.

Bueno, un par de reconocimientos sí has tenido…
Cierto, tengo que decirlo. Y me hace mucha ilusión, además. El Ministerio de Industria me otorgó el Premio FICOD a la Innovación Cinematográfica, es estupendo y me llena de orgullo. Y me dieron una María Honorífica en Sitges, también algo maravillloso. Espero que abra puertas a otros, durante los últimos meses he recibido muchas llamadas de compañeros muy animados por estos reconocimientos.

¿No te han llamado de fuera para trabajar o colaborar?
Sí, la verdad es que sí; de hecho, en “El misterio del Nilo” se implicó una empresa de Los Angeles. Pero yo tenía este proyecto muy claro, primero para aprender yo y segundo porque me hace mucha ilusión haberlo sacado adelante enteramente en España. Quiero hacer las cosas aquí, si entras en coproducción con según quién, la película es imposible que sea tan tuya.

¿Y ahora?
Voy a seguir con la ficción. Estoy metiéndome en un proyecto también bastante grande, acabando de darle vueltas. Está en gestación, pero voy a seguir por este camino, al menos de momento.

En las imágenes: El director Jordi Llompart. Fotos 1, 2, 3 y 5 © 2010 LaButaca.net. Fotos por Ralf Pascual. Todos los derechos reservados. Foto 4, un momento del rodaje de “Vaje mágico a África” © 2009 Orbita Max, Apuntolapospo y TV3. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - Trukers - 9:58 - 28.01.10

A ver, que alguien le diga al chavalote éste de Jordi que las 3D son mas antiguas que el hilo negro y España tienen ya bastante tiempo.

Lo único que ocurre es que ahora les ha dado a las compañias por comercializarlas y han visto las gallinas de los huevos de oro ahí, pero eso de que hace 4 años decias 3D y te llamaban loco, es una útopia o el Jordi ha estado viviendo en Pandora.



1 - Ferguson - 17:10 - 26.01.10

¿Nadie recuerda aquella película que se llamaba algo así como “El tesoro de las 4 coronas”? Era en 3D y creo que española, ¿alguien me puede aclarar si era una co-producción con otro país?

En cualquier caso, aunque fuese una co-producción, creo que merece ser nombrada en entrevistas o reportajes como éste.

(Por cierto, la peli era horrible…)




   "The last witch hunter", protagonizada por Vin...
   Chiwetel Ejiofor, director de la misión a Mart...
   Nuevos clips de "Interstellar"
   James Spader habla de Ultrón en "Los Vengadore...
   Ethan Hawke es el mítico Chet Baker en el biop...
   Aaron Sorkin confirma a Christian Bale como St...

Síguenos en Twitter

 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  torrente 5 | dracula | el juez | ninja turtles | the equalizer | relatos salvajes | magical girl | perdida | annabelle | la isla minima | el niño

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.