Juan Carlos Fresnadillo, director de “Intruders”: «Lo sobrenatural está íntimamente ligado con lo humano»

Una de las apuestas más potentes de la cartelera para este viernes tiene sello español: “Intruders” (ver tráiler), la tercera película del canario Juan Carlos Fresnadillo tras “Intacto” y “28 semanas después”, que llega tras despertar pasiones en Toronto y dejar un tanto frío al palco de San Sebastián.

Se trata de la aventura más potente del director de cara al mercado internacional, con un reparto encabezado por una estrella de la talla de Clive Owen, para quien sólo tiene palabras de halago. Esperemos que el público, que siempre manda, responda de manera positiva a su entusiasmo.

¿Has tenido problemas para conseguir la financiación y el reparto internacional?
Desde “28 semanas después” mis películas participan de la industria internacional, así que este proyecto se ha configurado desde un panorama internacional, un lugar desde el que es relativamente más fácil conseguir cosas como un casting tan ambicioso. He tenido mucha suerte por poder tratar una cuestión personal desde un enfoque industrial, sobre todo pensando en el público.

La película ha tenido una acogida ambivalente, ha gustado mucho en Toronto, ha dejado un poco frío al público en San Sebastián. ¿Qué esperas de este primer fin de semana?
Ya sabes, siempre es un misterio. Creo que en Toronto y Donosti la gente ha acogido “Intruders” de forma muy calurosa, ha entrado mucho en la película. En ese sentido soy bastante optimista, porque está pensada para un público masivo. Respecto a esa ambivalencia, creo que es inevitable, e incluso revelador, que una obra de arte sea polémica; esta película tiene como una doble lectura, por un lado se acerca al público, pero también intenta empujar los límites del género. Soy consciente de que cuando se empujan esos límites, el público más especializado, la crítica en este caso, se altera un poco. Pero tengo la sensación de que como cineasta me debo a ello, tengo que luchar y empujar por ahí. Hay que buscar nuevos caminos para contar historias, pero entiendo que el anticonvencionalismo puede provocar cierta tibieza. Pienso en Lars Von Trier, Terrence Malick, por ejemplo, son grandes pioneros en hacer esto. El arte y la polémica van de la mano, y en ese sentido me congratulo.

Pero aspiras a llegar a cualquier espectador.
Por supuesto, esta historia es universal. Y el mejor regalo que te pueden dar es que cualquier espectador entre en ella y siga el viaje de la película.

Estás acostumbrado a repartos al margen de nacionalidades, pero Clive Owen se ha convertido en un referente comercial durante los últimos años, es un reclamo muy potente.
La decisión de contar con él viene desde el principio, porque es el actor que más me apetecía para ese personaje. Es quien realmente pide la historia, un hombre sólido, con un físico protector, un padre de familia perfecto, que descubre que hay algo terrible que está pasando en su casa, y que ese algo tiene que ver con él. Creo que el viaje a la oscuridad que hay en el último tercio de la película demandaba un actor con esa presencia, para arrastrarte como espectador y llevarte a ese lugar. Me recuerda a los actores clásicos, James Stewart, Cary Grant; de hecho, si Hithcock viviera le escogería como protagonista de sus películas. Es un hombre común en una situación extraordinaria, y te hace no apartar los ojos de la pantalla. Un lujazo.

Parece fácil trabajar con él.
Muy sencillo, es verdad. Tengo la sensación de que quienes más talento tienen luego son los más humildes. Espero volver a trabajar con él, de verdad.

Aquí abordas lo sobrenatural desde un espectro más cotidiano. ¿Es una puerta abierta a trabajos futuros?
Es cierto que aquí arranco la historia de un modo totalmente sobrenatural, y luego va cayendo en la realidad pura y dura. Me apetecía mucho contar este viaje, porque creo que muchas veces lo sobrenatural está íntimamente ligado con lo humano. Poco a poco te das cuenta de que los fantasmas y los monstruos que te acompañan toda tu vida encierran un elemento real; el origen puede ser un trauma, un maltrato, o cosas así. Deconstruir a esos monstruos y descubrir su origen real me parece un viaje apasionante, ir directamente a la esencia del miedo. Me apetecía ir allí para luego proponer un camino para luchar contra el miedo, aunque haya que asumir la parte de realidad que hay en ese mismo miedo. Es un enfoque muy humanista, que vi casi como una misión personal desde el principio.

Eres buen amigo de Alejandro Jodorowsky, no sé si habrás comentado la película con él, porque encaja en cierto modo con su trabajo.
No, no la ha visto, estoy deseando que la vea, y tienes razón en esa apreciación. Es un grande, soy un fiel seguidor de su obra; de hecho, hice una pieza pequeñita con él, “Psicotaxi”. Se enfadó mucho conmigo porque a cambio de hacer el corto me pidió que realizáramos una sesión de psicomagia que se reflejara en él. Pero cuando monté el material no lo incluí, y se enfadó, con razón. En fin, volviendo a la película, creo que “Intruders” es más jodorowskiana que Jodorowsky, porque propone una visión hereditaria de las emociones y del ritual casi teatral como fórmula de curación. Esta película es seguidora de sus teorías y de lo que propone, sin duda. Y defiende que el arte tiene que ser curativa, tiene que crecer.

De momento te mantienes fiel al género, ¿te ves fuera de él?
Me encantaría unir romance con fantástico, la verdad.

Bueno, sonabas para el último “Crepúsculo”.
Sí, pero lo acabé rechazando porque el guión era muy flojo. Me gustó mucho la primera, la última no me atrajo nada. Pero me encantaría, dentro del género, encontrar el lugar más emocional que existe, el romance. Tengo una deuda pendiente. Una comedia negra, también, creo que tengo que refrescarme de tanta intensidad sobrenatural.

Formas parte de una generación de jóvenes cineastas españoles que apuestan por un cine más arriesgado que está encontrando mucho apoyo fuera de España.
El apoyo viene directamente del público, está respondiendo muy bien. Piensa en “El orfanato”, en todo el cine de Jaume Balagueró, “[Rec]”… y ese es el apoyo más importante. Si tienes el apoyo del público, tienes el apoyo de la industria. Creo que nos está yendo bien porque estamos reconciliando al público español con su cine. Y esa era una asignatura pendiente que teníamos.


En las imágenes: Juan Carlos Fresnadillo durante el rodaje de “Intruders”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2011 Antena 3 Films, Apaches Entertainment, Universal Pictures International. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1


 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebastián

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.