Síguenos

Las páginas del “Diario de una ninfómana” se abren unos días antes de su estreno en cines

Adaptaciones

Las páginas del “Diario de una ninfómana” se abren unos días antes de su estreno en cines

cartel-diario-de-una-nifomana.jpgNueva cita con el cine español esta mañana en Madrid con la presentación de “Diario de una ninfómana”, a la que han acudido el director, Christian Molina, la autora de la novela en que se basa la película, Valèrie Tasso, los actores Belén Fabra, Leonardo Sbaraglia, Llum Barrera y Judith Diakhate, el productor Julio Fernández y el cantante Antonio Orozco, compositor del tema principal del film. Molina ha abierto la comparecencia refiriéndose a «lo arriesgado de la propuesta, en una primera instancia. Queríamos enfocarla hacia las mujeres, lo que piensan y sienten, como crítica social. Por eso hablamos con Cuca Canals para que se hiciese cargo del guión, ya que había colaborado con Bigas Luna en muchos temas sexuales. Tocamos el sexo desde los sentimientos, no tanto desde la parte carnal. Espero que se encaje bien…». Evidentemente, tuvo ciertos temores de que el resultado fuera abiertamente erótico: «por supuesto, en principio sí. El libro es maravilloso, pero lo que tiene detrás es aún mejor, y eso lo descubrí hablando con Valèrie, preparando la adaptación».

photocall-diario-de-una-ninfomana.jpg

Belén Fabra interpreta el papel central, basado en las experiencias de Tasso. «Lo más complicado ─ha comentado─ ha sido mantener ciertos grados de emoción durante mucho tiempo. Los desnudos no son fáciles, pero los aceptas como parte del trabajo». De hecho, la propia escritora conoció a Fabra «en una obra de teatro basada en un texto de Michel Houellebecq, “Plataforma”, en la que paseaba desnuda por el escenario. Me admiró su valor. Así que cuando Christian me dijo que la habían elegido, quedé encantada, es fabulosa, carga con toda la historia y no se ha derrumbado en ningún momento». Estamos ante una cinta que trata la prostitución de alto standing, una cuestión ciertamente de moda en la pequeña pantalla nacional; sobre la responsabilidad de los cineastas a la hora de mostrar cuestión tan peliaguda, Molina ha especificado que «estoy totalmente de acuerdo, tenemos un compromiso con lo que retratamos. Pero en este caso sólo estoy adaptando una novela, me ciño a ella. De hecho, la parte más oscura la hemos añadido nosotros». Tasso ha rematado que «todo lo que sale en prensa sobre la prostitución es acerca del tráfico de mujeres, es horroroso. Aquí mostramos otro aspecto que los medios no tratan porque no interesa. Yo cuento mi propia historia, no hago proselitismo. Me escandaliza nuestra sociedad, que muestra violencia sin tapujos pero pone el grito en el cielo en cuanto a cuestiones sexuales».

rueda-de-prensa-ninfomana-1.jpg

“Diario de una ninfómana” no contará con promoción en la Comunidad de Madrid, algo que dejó «helado» al realizador, que ha leído un comunicado en el que expresa la indignación del equipo con la empresa que gestiona la publicidad en los autobuses de la capital, así como con Telemadrid y la cadena COPE, que se han negado a darles cobertura no por su cartel ─en absoluto polémico─, sino por la inclusión del término “ninfómana” en el título. «Nos dijeron que el póster era de dudosa legalidad, así que quitamos las bragas. Lo repitieron, y presentamos un fondo blanco; entonces confesaron que el problema era la propia palabra. Alucinante». Volviendo de nuevo al trabajo de producción, Molina ha especificado que dudó en la forma de trasladar a imágenes algo tan personal como las páginas de un diario. «Pero un día, hablando con Javier Salmones ─director de fotografía─, se nos ocurrió utilizar espejos, de manera que casi todo está rodado desde detrás de alguno. Es un diario, ella no puede verse, así que sólo se observa en sus reflejos al colocarse delante».

rueda-de-prensa-2.jpg

Leonardo Sbaraglia, con quien últimamente hemos coincidido no en una, sino en dos ocasiones, presta sus rasgos a Jaime, «un personaje que ha supuesto un desafío muy grande, complejo, con muchas aristas. Un placer, la verdad, dar vida a un tipo que pone por delante la apariencia de que todo va bien, de que todo está controlado; pero sólo es una fachada, sufre muchísimo». Llum Barrera, por su parte, es Sonia, un rol «tan real como la vida misma. Todas las chicas hermosas y guapísimas tienen una amiga normalita, con los pies en el suelo, aunque sea porque pesa más ─bromeaba─, que le retrotrae al mundo tal y como es. Y esa soy yo». Aparentemente, puede dar la impresión de que estamos ante una sucesión de tópicos, «lo cual es totalmente cierto ─ha sentenciado Christian Molina─. Nos dimos cuenta de ello durante la lectura de guión, todos juntos. Pero fuimos elaborando a cada participante en función del intérprete, tratamos que cada uno de ellos llegara lo más lejos posible. Personalmente, estoy muy contento con el resultado. Creo que todos lo estamos». Podréis juzgar por vosotros mismos a partir de este mismo viernes, 17 de octubre.

En las imágenes: Arriba, de izquierda a derecha, Julio Fernández, Llum Barrera, Valèrie Masso, Christian Molina, Belén Fabra, Leonardo Sbaraglia y Judith Diakhate, durante el photocall. En medio, Tasso, Molina y Fabra. Abajo, Sbaraglia, Barrera y Fernández © 2008 LaButaca.net. Fotos por Ralf Pascual. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Destacados

Subir