Síguenos

Los hermanos Coen y Javier Bardem triunfan en los Oscar® gracias a «No es país para viejos»

Cine independiente

Los hermanos Coen y Javier Bardem triunfan en los Oscar® gracias a «No es país para viejos»

Tras un soso monólogo de Jon Stewart en el que, faltaría más, hizo algún que otro chistecillo referido a la política estadounidense (en fin, al menos puede excusarse diciendo que no le dio tiempo a prepararlo), el primer premio de la noche, el de Mejor Vestuario, fue para «Elizabeth: La Edad de Oro». Posteriormente, «Ratatouille» se llevó una merecida ovación al ser considerada la Mejor Película de Animación. El Mejor Maquillaje fue a parar a «La vida en rosa: Edith Piaf», algo que emocionó muchísimo a Marion Cotillard, su protagonista. En medio, la interpretación de Amy Adams de la canción «Happy working song» fue un tanto deslucida, puesto que sólo estaba ella en el escenario, algo que desvirtúa su verdadera razón de ser en el filme. «La brújula dorada» ganó el Oscar® a los Mejores Efectos Visuales, mientras que la estatuilla a la Mejor Dirección Artística fue para «Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet», algo de lo que me alegro especialmente.

No hubo sorpresas y Javier Bardem fue considerado el Mejor Actor de Reparto por «No es país para viejos» (lo siento por Hal Holbrook, mi favorito). El intérprete de «Mar adentro» no pudo contenerse y parte del premio lo agradeció en el idioma de Cervantes, dedicándoselo a España y a su madre Pilar, presente en el auditorio. Posteriormente se entregaron los galardones al Mejor Cortometraje de Acción Real («Le Mozart des pickpockets») y al Mejor Cortometraje de Animación («Peter & the wolf»), en este caso presentado por Barry B. Benson, la abeja de «Bee movie». Otro plato fuerte de la noche fue el Oscar® a la Mejor Actriz de Reparto, que recayó en Tilda Swinton por «Michael Clayton», de lo cual me congratulo.

Otra importante estatuilla, la de Mejor Guión Adaptado, la recibieron Ethan y Joel Coen por «No es país para viejos» (algo que alegró de manera especial a Pilar Bardem), mientras que «El ultimátum de Bourne» consiguió las de Mejor Sonido y Mejor Montaje de Sonido. Una emocionadísima Marion Cotillard fue considerada la Mejor Actriz Protagonista del año pasado por su labor en «La vida en rosa: Edith Piaf» y Christopher Rouse ganó el de Mejor Montaje por «El ultimátum de Bourne» (después de semejante éxito, ¿alguien duda que habrá una cuarta entrega de esta saga?). Nicole Kidman entregó el Oscar® Honorífico al veterano diseñador de producción Robert Boyle, mientras que Penélope Cruz fue la responsable de otorgarle el premio a la Mejor Película de Habla no Inglesa a Stefan Ruzowitzky por «Los falsificadores», de Austria.

La Mejor Canción Original fue para «Once», subiendo al escenario unos eufóricos Glen Hansard y Markéta Irglová (por cierto, el primero acaparó tanto el micrófono que la segunda no tuvo tiempo de decir ni una palabra, aunque después del descanso se le permitió dirigirse a la audiencia). «There will be blood (Pozos de ambición)» se estrenaba gracias a la Mejor Fotografía (Robert Elswit). El homanaje a los fallecidos durante el último año concluía, como era de prever, con la imagen de Heath Ledger (por supuesto, buena parte de los presentes seguramente no conocía a la mayoría de las personas que aparecían en las fotografías y vídeos). Alberto Iglesias no tuvo suerte en la categoría de Mejor Banda Sonora, que ganó Dario Marianelli por «Expiación: Más allá de la pasión». «Freeheld» (Mejor Cortometraje Documental) y «Taxi to the dark side» (Mejor Largometraje Documental) fueron los premios que precedieron a los que en verdad todo el mundo estaba deseando conocer.

Diablo Cody, que no se podía creer lo que le estaba sucediendo, conquistó el corazón de los miembros de la Academia con «Juno» (Mejor Guión Original), cumpliéndose los pronósticos en el apartado de Mejor Actor Protagonista (Daniel Day-Lewis por «There will be blood [Pozos de ambición]»). Los hermanos Coen se llevaron otro Oscar® a casa, en esta ocasión el de Mejor Dirección por «No es país para viejos», que también obtuvo el premio más codiciado por todos, esto es, el de Mejor Película. Dicho lo cual, es obvio que «Expiación: Más allá de la pasión» y «Michael Clayton» han sido las grandes derrotadas de una, por otro lado, anodina ceremonia (se nota que la han tenido que preparar deprisa y corriendo).

En la imagen: Imagen promocional de los Oscar® 2008 © 2008 A.M.P.A.S. Todos los derechos reservados. Javier Bardem en «No es país para viejos» © 2007 Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados. Marion Cotillard en «La vida en rosa: Edith Piaf» © 2007 Alta Films. Todos los derechos reservados. Daniel Day-Lewis en «There will be blood (Pozos de ambición)» © 2007 Buena Vista International. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir