Robert Englund, actor en “De mayor quiero ser soldado”: «Hoy en día estamos sobrecargados de información»

Escrito por el 23.10.11 a las 20:23
Archivado en: Cine español, Cine europeo, Drama, Entrevistas, Presentaciones

Se le conoce principalmente por encarnar a cierto personaje que aparece en nuestros sueños con la cara quemada, un raído jersey a rayas y un aterrador guante con cuchillas. Pero Robert Englund también tiene vida más allá de Freddy Krueger; y ahora, el icono del género participa en “De mayor quiero ser soldado” (ver tráiler), a las órdenes de Christian Molina.

Simpático y jovial, charlamos con él en esta entrevista en exclusiva durante la promoción de una película que trata de alertar sobre los peligros de la violencia audiovisual que empapa la retina de los más pequeños de la casa. En la ficción da vida a un psicólogo un tanto peculiar, un personaje que en cierto modo purga las turbadoras creaciones que preñan su filmografía como actor y director.

Vuelves a España quince años después de trabajar en “La lengua asesina”.
Ha sido estupendo trabajar aquí de nuevo, todo un honor. Ya conocía el trabajo de Christian Molina, y me encantó el guión de “De mayor quiero ser soldado”, creo que tienen un grandísimo talento. Estoy muy contento de que haya contado conmigo.

Es curioso, yo te veía más en el papel que interpreta Ben Temple.
Eres muy astuto. La primera vez que recibí el guión asumí automáticamente que me querían para ese papel. Creo que hubiese sido muy interesante desarrollar el aspecto militar de ese alter ego imaginario del niño protagonista, aunque, si te soy sincero, no creo que hubiese tenido tanto éxito como Ben haciendo de astronauta…

Con todo, el psicólogo al que das vida no es el arquetipo del personaje.
No, y eso está muy bien. Mi personaje es un tipo dogmático, obsesivo, que hace que el padre del niño no me escuche. Si hubiese estado enfocado como un psicólogo afable, habríamos perdido una parte importante de la historia.

Es curioso que esta película clame contra la violencia cuando tu carrera ha estado tan centrada en el terror.
Lo sé. Me hago responsable de la violencia que pueda haber influido en el público de mis películas. Es culpa mía; de hecho, reconozco que es un poco irónico que participe en esta producción… Pero bueno, tengo que decir que “De mayor quiero ser soldado” no va en contra de cineastas como Sam Peckinpah, Stanley Kubrick o mi gran amigo Wes Craven. Este proyecto nos explica la necesidad de diferenciar la ficción de la realidad, de ese acuerdo social que acepta el espectador cuando entra en una sala de cine. El problema hoy en día es la aceleración de los contenidos, la violencia aflora en todos los sectores de un modo u otro. Lo que aquí se plantea es si tenemos el tiempo, la capacidad de controlar lo que ven nuestros hijos. Estamos sobrecargados de información.

Ahora que has mencionado a Wes Craven, ¿qué habría pasado si Freddy Krueger no se hubiese cruzado en tu camino?
Probablemente me habría centrado en mi carrera como actor dramático de teatro, y sería alcohólico. Hace poco trabajé con un actor que acababa de volver a lo que en Estados Unidos llamamos los “teatros regionales”, que es donde yo empecé. Estuvimos charlando y me dijo que estaba preocupado por el ambiente que se había encontrado al volver a esos escenarios, que había mucha amargura, mucha envidia hacia él porque había conseguido hacerse un camino en Hollywood. Preocupante, la verdad. Puede que también hubiese escogido el camino de la enseñanza, dando clases de Literatura Contemporánea, algo que me encanta, buscando nuevos talentos. Pero estoy feliz con lo que he conseguido, adoro mi profesión.

Como icono vivo del género, ¿qué te parece el aluvión de remakes de títulos míticos que nos invade?
La verdad, no creo que sea falta de nuevas ideas. Hay nuevas ideas, pero acaban aparcadas en una estantería, cogiendo polvo. Creo que todo esto de los remakes tiene sus causas en una cuestión económica y corporativa; los estudios están un poco paranoicos en ese sentido, confían plenamente en el nombre de una marca, y la explotan a conciencia. Por eso se hacen tantas nuevas versiones, y con tanta rapidez. Pero también te digo que no soy quien condenará los remakes, porque he participado en una versión de “Ha nacido una estrella” y fui “El fantasma de la ópera”… Entiendo a Hollywood, hay pocas historias clásicas que sean realmente buenas, todo se basa en pequeñas variaciones. Se han hecho reinterpretaciones desde el mismo origen de la industria.

También puede justificarse como nuevas versiones para nuevas generaciones.
Exacto. Y ahí entra también la cuestión del avance tecnológico, siempre se les puede ofrecer algo nuevo. A los chicos de hoy no se les puede ofrecer una película en blanco y negro, porque te dirán que es algo demasiado anticuado para ellos. Si ven un remake, tal vez despierte su interés por la versión antigua.

¿Volverás a ponerte detrás de las cámaras?
No lo sé. No sé si tengo lo necesario, la madera para hacerlo. Me gustaría dirigir teatro antes de morir, eso sí. Tengo una idea para una obra, una versión de “Otelo” a la que llevo dándole vueltas desde hace años. Gira en torno al pañuelo que recibió de su ama de cría siendo un niño, a la maldición que tiene ese pañuelo.

Hablas sueco con fluidez, eres un amante del surf, tu padre participó en el diseño del avión espía U2… cuéntame algo que no sepamos, algo que no suelas contar en las entrevistas.
Placeres culpables, está bien. Lloro con algunas películas, por ejemplo. También tengo mi corazoncito. No puedo ver anuncios acerca de la crueldad con los animales, me pone enfermo que la gente maltrate a los animales. Soy un tipo muy familiar, me gusta estar en casa con mi mujer y mis perros, ser cariñoso con ellos. Ver la tele por cable, hacer cosas en el jardín de casa… son las cosas que quizá no conocen los fans.

A eso quería llegar.
Claro, todo el mundo pensará que estoy todo el día persiguiendo quinceañeros, y no es así, ni mucho menos.


En las imágenes: Robert Englund, en Madrid, durante la entrevista; fotos por Ralf Pascual © 2011 LaButaca.net. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1 - Ignotus - 9:26 - 04.11.11

Me sigue asustando cuando pone esa mirada amenazante… Uuyyy. Si que debía gustarle el papel de Freddy para haberlo hecho en 8 pelis excepto en una.



1


 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebastián

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.