Spike Jonze, director de “Donde viven los monstruos”: «Los niños también quieren tener conocimientos profundos»

Escrito por el 14.12.09 a las 19:06
Archivado en: Adaptaciones, Aventuras, Drama, Entrevistas, Fantástico, Hollywood, Preestrenos, Presentaciones

En tan sólo unos días la cartelera española recibirá “Donde viven los monstruos”, adaptación de Spike Jonze del cuento homónimo de Maurice Sendak en la que un niño (interpretado por Max Records) viaja a un lugar fabuloso poblado por criaturas gigantescas e increíbles.

Entrevista Spike Jonze 1

Charlamos con el realizador durante su visita promocional a nuestro país, mientras come con delicada avidez una pizza que ha de llenar un estómago en el que no ha entrado nada en todo el día, según nos dice. Lo que más llama la atención del cineasta es la sencillez y la cercanía que destila en cada gesto, en cada palabra.

Has incidido es más de una ocasión en el hecho de que esta es una película sobre niños, no para niños.
Es cierto, nunca hemos querido hacer una película para niños, trata sobre la niñez, sobre la infancia. Su público, en realidad, es todo el mundo, al margen de edad, esta pensada para todos aquellos que puedan tener interés en verla.

¿Qué ha sido lo más difícil de estirar un cuento tan escueto hasta convertirlo en un largometraje?
Para escribir el guión me apoyé desde el principio en las sensaciones, en las emociones y los sentimientos que despertaba en mí el libro. Pensaba en quién era Max y quiénes eran estos monstruos, y al mirar hacia atrás me di cuenta de que no tenía nada que ver con un niño de nueve años, era más propio de niños más pequeños. Y lo que busqué es indagar acerca de cómo eres cuando tienes cinco años y quién eres cuando tienes nueve. A partir de ahí pude aumentar el material original.

¿Cómo ha sido la relación con Maurice Sendak?
Es un hombre al que no podría definir con palabras, no le haría justicia. A mí me encanta el libro, pero tengo que decir que fue él quien insistió para que dirigiera la película, y me dio permiso para hacer lo que quisiera. Le expliqué que tenía ideas distintas, y le pareció bien. Tiene muchos amigos escritores cuyas obras han sido adaptadas a la gran pantalla ciñéndose estrictamente al molde de Hollywood, y él quería salir de todo eso.

Ahora que mencionas este tema, imagino que no habrá sido fácil mantener tu independencia creativa trabajando para un gran estudio. Tuviste problemas en algún momento…
Sí, sobre todo durante un periodo concreto del montaje, porque hubo ejecutivos a los que les sorprendió lo que vieron y pusieron algunos inconvenientes. No era lo que esperaban, no era lo que estaban acostumbrados a ver. Pero conseguimos salir adelante; en ese sentido quiero dar las gracias a Max, luchó conmigo y fue mi guardaespaldas personal.

Entrevista Spike Jonze 2

Supongo también que hay cosas personales de tu propio interior en la historia.
Por supuesto, aunque si te soy sincero no sabría explicar qué cosas. Pero hay mucho mío, sin duda.

En un plano más técnico, ¿cómo has conseguido tanta expresividad en los monstruos que habitan la isla? Creo que recibiste consejos de David Fincher.
Es un punto clave. No estamos ante una película que tenga una trama concreta, en la que por ejemplo haya que rescatar a una princesa del peligro. Aquí el aspecto emocional es muy importante, la narración es muy sutil, tiene que verse reflejado en la cara de los protagonistas. Teníamos grandes personajes, llenos de pelo, y queríamos que se apreciara la expresión no sólo del que habla, sino también del que escucha, cómo recibe la información. He tenido la suerte en el pasado de trabajar con Nicolas Cage o Chris Cooper, que transmiten tanto con su misma gestualidad que me inspiraron para tratar de conseguir lo mismo ahora. Había pensado utilizar animatronics, pero Fincher me dijo que era una locura, provocaría unos retrasos tremendos. Se portó maravillosamente con nosotros, nos dejó espacio en su oficina y cada día nos dejaba notas con dibujos en los que ponía qué rodar en directo y qué preparar en post producción.

La audiencia más joven no está acostumbrada a este tipo de propuestas con muñecos,  algo tan físico y fotorrealista es más propio de los años 80. ¿Cómo han recibido la película en Estados Unidos?
Bueno, todos los niños conocen a Yoda y han visto “El mago de Oz”, este film no marca ninguna novedad en ese sentido. Creo que es un lenguaje que pueden comprender. He visto pases con chavales y no se plantean nada en particular, se sientan a disfrutar sin más. Lo que más me ha interesado es precisamente recoger toda la gama de reacciones que hemos tenido, ahí es donde me distancio de los estudios. Ellos ven a los jóvenes como un grupo demográfico, pero no lo son, cada uno es individual, tiene su propia reacción y opinión distinta; de hecho, es una de las cosas en las que más insistió Maurice, no quería que fuésemos condescendientes con los niños. Ellos también se involucran, también quieren saber cosas profundas que suceden a su alrededor. Cuando yo era pequeño sabía que había cosas de las que no era capaz de hablar con palabras, pero era evidente que estaban ahí. Estoy muy satisfecho con la gran variedad de reacciones que hemos tenido.

En las imágenes: En la primera, Spike Jonze (derecha) y Max Records (izquierda), durante la premiere en Madrid de la película © 2009 Warner Bros. Pictures International Spain. Foto por Pipo Fernández. Todos los derechos reservados. En la segunda, Jonze y Records, en el set de rodaje © 2009 Warner Bros. Pictures. Foto por Sonny Geras. Todos los derechos reservados.

Sorry, the comment form is closed at this time.



1 - eugenia pérez cervera - 23:18 - 27.12.09

Me sorprendió muy favorablemente en varios sentidos. En primer lugar, la textura de la peli,el tipo de personajes tan fiel a los personajes tan infantiles como el de los peluches, lo cual está muy alejad9o de los superavanzados efectos especiales de esta época. Eso favoreció mucho el poder meterse en el tiempo de la infancia, ya lejana para mí cronológicamente pero no tanto emocionalmente, pues sigue habiendo en mí temores y reacciones parecidas a las de Max.
En la construcción de las relaciones del personaje con sus monstruos, me gustó el acercamiento a los personajes reales del niño, que a pesar de no tener casi desarrollo, pueden intuirse bien y entenderse desde la frustración bastante narcisista de la infancia, donde todos los monstruos parecen estar instalados, en el egocentrismo.
Me gustó y me emocionó.



 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Agencia de comunicación y marketing de cine - Valencia

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.