Tráiler de “Two night stand”, con Analeigh Tipton y Miles Teller

Escrito por el 08.08.14 a las 18:11
Archivado en: Cine americano, Comedia, Romance, Tráilers

Max Nichols, hijo de Mike Nichols, debuta detrás de las cámaras con “Two night stand” a partir de un guion de Mark Hammer. Se centra en dos chavales de Nueva York, Megan (Analeigh Tipton, “Lucy”) y Alec (Miles Teller, “Los 4 Fantasticos”), que pasan una noche de diversión sin compromiso. Todo bien, hasta que él debe quedarse en el apartamento de ella cuando la ciudad se colapsa por una tormenta. Toca conocerse mejor… Se estrena el 26 de septiembre en Estados Unidos y presenta tráiler, que aquí os dejamos.

Tráiler de “Two night stand” © 2014 Demarest Films y Flynn Picture Company. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1 - lourdes lulu lou - 15:29 - 17.03.15

Two night stand
“Aventura de una noche…, tiempos desesperados requieren medidas desesperadas”…, y empezamos el recorrido, recordado de memoria, de buena chica/novia fiel, que iba para esposa y madre perfecta, abandonada por su prometido, que merece una noche de desenfreno y locura con desconocido que alivie sus profundas penas, internet, mucho alcohol, atrevimiento, fuera vergüenzas y, que sea pronunciada esa mítica frase de joven decente, un permisivo “nunca he hecho esto antes…” de disculpa aceptada por su osada liberación física, sexual y mental que, momentáneamente, olvida su razón, lógica y cordura y realiza una estupidez en la que, por supuesto, encontrará a su media naranja/pareja perfecta con la que encajar y poder ser una misma.
“Tal vez no seas la peor persona del mundo para quedarse encerrado…, lo mismo digo”; inicio tosco, en demasía previsto, que no levanta grandes perspectivas, núcleo de diálogos no muy aventurados, en situación extrema de obligado encerramiento involuntario, donde se recurre a las drogas y sexo ante la falta de inspiración dialéctica que rellene el espacio muerto y, final apetecible que, tardíamente, coge forma, valor y algo de apetencia más lejos de lo común clicheado/tipificado, lo cual no deja de ser una sorpresa agradable que mejora tu opinión, hasta el momento, de aceptable entretenimiento medio/más de lo mismo para dejarte con un sabor enriquecido que, lástima no hubiera surgido antes pues su chef, Max Nichols, y su pinche estilográfico en creación apalabrada de las ideas del jefe, Mark Hammer, tardaron mucho en llegar a la inspiración deseada que les elevara más allá del grupo mediocre.
“…, lo que digo es que hay un montón de cosas que no se de ti y hay mucho que tenemos que hablar. Me pasé dos noches contigo y eso no es suficiente tiempo. Dame más tiempo, por favor”, esperada declaración sincera y tierna para recuperar ese inesperado amor hallado que, debe rematar la diestra faena hasta el momento realizada, no tiene por qué ser espectacular el lugar ni el modo pero, sí las palabras elegidas pues éstas deben ser cuidadosamente elegidas y sutilmente combinadas para no arruinar el cierre del espectáculo visto, por tanto…,
¿Cumple o queda a medias?…, “era un poco inestable en el centro pero terminó fuerte, estoy conmovido”; resumen excelente al que sólo cabe añadir un principio clásico, nada creativo, dicho por sus apañados secundarios que envuelven a un natural y avispado Miles Teller como líder de una comedia prototipo, tópico andante sin ninguna novedad a la vista que, vale para tiempo muerto de escarceo de ideas y redención de la presión diaria que, apaña su gusto y recuerdo familiarizado de costumbre muchas veces observada gracias a su ingenioso postre final con el que merienda los rutinarios platos anteriores servidos y sanea la mitigada velada vivida hasta entonces.
¿Vale con eso?…, “tengo los pezones sensibles”, eso es que la noche, a pesar del torpe comienzo y tropiezo del recorrido, no ha ido mal, ¿no?
Aventura de una noche, es su cometido y cumple con ello pues, la decepción surge cuando las perspectivas son, en exceso, elevadas y aquí, no venda más que lo puesto, de modo que…, pasa la noche aventurada y no esperes encontrar a tu príncipe de alma gemela por el camino porque, se volverá rana sin posibilidad de beso que lo transforme; sácale el partido que puedas a la velada y ¡no esperes más!

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



1
 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.