Verónica Echegui (“La fría luz del día”): «Este rodaje ha sido una aventura»

Escrito por el 05.04.12 a las 15:00
Archivado en: Acción, Cine americano, Cine español, Entrevistas, Presentaciones, Thriller

Ayer llegó a nuestras salas “La fría luz del día” (ver tráiler), thriller de acción dirigido por Mabrouk El Mechri y entre cuyo reparto, encabezado por Henry Cavill, Sigourney Weaver y Bruce Willis, se encuentra Verónica Echegui, en su primera aventura hollywoodiense.

Desde que Bigas Luna la pusiese en el punto de mira de la industria con “Yo soy la Juani” (2006), Echegui se ha convertido en uno de los rostros habituales del cine español. Y, como ella misma sostiene, sigue con las mismas ganas de crecer que por entonces.

Tu primera película americana.
Ya lo creo. Este rodaje ha sido una aventura. Y me ha dado la posibilidad de ver cómo trabajan los americanos. El director no es americano y la forma de rodar que tiene es muy particular y muy suya, pero sí he podido ver la forma de plantear un rodaje tan grande. Teníamos mucho tiempo para rodar cada escena, todo estaba muy bien orquestado y producido…

Y es una película de acción, además.
Es verdad, además eso. Yo no había tenido la oportunidad de hacer algo así, es totalmente distinto a todo lo que he hecho antes. Pero bueno, como actriz la cosa tampoco cambia tanto. Mi trabajo depende mucho del director, y él quería hacer la película a su manera, no buscaba la típica de acción americana. El resultado final lo desconozco, porque todavía no la he visto. Propuso muchos cambios de guion, se le ocurrían un montón de cosas que no estaban en el texto.

¿Qué tal con Henry Cavill?
Imagínate, pues es lo que parece. He rodado con Superman. Es un tipo muy grande, muy compacto, súper correcto, lo hace todo bien. Es verdad que es como un súper hombre.

Con Sigourney Weaver coincides un poco en pantalla.
Sí, la verdad es que una persona muy normal. Es genial porque hace que todo sea muy divertido, incluye mucho a los compañeros en el trabajo, no va sólo a lo suyo, y eso me encantó. Los primeros días yo estaba como una niña pequeña, nerviosa, quería empezar. Y ella me hablaba de España, de lo que iba a hacer cada día al acabar el rodaje, cosas así. Muy normal.

Rodar con Madrid a tu disposición habrá sido un lujo.
Eso ha sido muy, muy divertido. Podían cortar Sol, Ventas, etcétera, casi a su antojo. He alucinado, es muy difícil que en una película española se pueda lograr esto. Y personalmente me ha hecho todo más cómodo, porque como yo soy de aquí no me ha supuesto un cambio tan radical, a pesar de tratarse de una producción americana. El equipo era casi íntegramente español. Genial, la verdad, en cierto modo he redescubierto la ciudad porque he accedido a lugares a los que no puedo acceder normalmente.

“La fría luz del día” supone para ti un personaje radicalmente opuesto a tu trabajo en “Katmandú”.
Sí. Me encanta mi trabajo, y disfruto mucho la preparación previa a los rodajes. Muchas veces mis propuestas no tienen nada que ver con lo que buscan los directores, y por supuesto yo trato de acoplarme a lo que quieren. En este caso, la manera de trabajar de Mabrouk ha sido muy física, no le interesaba demasiado si yo componía el personaje o no, estaba más centrado en crear una chica con carácter, una chica de calle. Yo como actriz prefiero otro tipo de papeles, los disfruto más, pero la película pedía esto. “Katmandú” es totalmente distinta, claro. También hice mi trabajo previo, y presenté algo que tampoco tenía mucho que ver con lo que buscaba Icíar Bolláin. En ambos casos me han moldeado mucho.

¿Y cómo te ha ido desarrollar toda esa parte física?
Mabrouk me decía que era una película de acción, que no hacía falta textualizar situaciones y personajes y tal. Y ya el segundo día me hice daño, pero es que era muy difícil no hacérselo. Tardábamos un día entero en rodar una escena, de cada escena doscientos planos y doscientas tomas. A veces no sabía ni de dónde venía la cámara, le gustaba sorprendernos con eso. Colocaban cámaras por todos lados. Las peleas y todo eso están muy coreografiadas y hechas por especialistas, claro; pero, por ejemplo, una persecución que tenemos en moto, yo conducía y llevaba casco, pero Henry no quería llevarlo. Es su elección, claro, pero si nos caemos o algo así… Me alucinaban ese tipo de cosas, hay muchísimas medidas de seguridad, pero luego es el actor el que decide si quiere tomar riesgos o no. Y si nos hubiera pasado algo, se para todo.

¿Cómo es la dinámica de trabajo en una película como esta?
Todo está muy medido. Llegábamos por la mañana, y preparábamos toda la parte estilística, maquillaje, peluquería, todo eso. Vestuario en la caravana, y unos veinte minutos para prepararnos. Si había una escena con disparos o cosas así, me cogían y me llevaban una hora a practicar… Todo muy calculado. Algo que he agradecido era la hora de la comida, horario español.

Desde “Yo soy la Juani” te has labrado un buen nombre en la industria del cine español. ¿Cómo te sientes dentro de este sector?
Me siento muy querida por mis compañeros, y muy afortunada porque tengo trabajo y planes a la larga. Tengo muchas ganas de entregar más y más. Yo busco ciertas cosas a la hora de trabajar, y veo que van apareciendo personas que están en la misma línea que yo, así que estoy contenta. Gente que quiere arriesgar, que tiene cosas que contar. Así que lo que estoy viviendo para mí tiene muchísimo valor.

Esta película se rodó hace tiempo, no sé si te ha picado el gusanillo de saltar el charco, o si te han llegado ofertas de Estados Unidos.
Sí, me encantaría trabajar en la industria americana. Tienen un circuito independiente que está lleno de auténticos caramelos para un actor, y luego tienen película como esta que te permiten aprender otras cosas que suman a lo que yo quiero hacer. Y que son divertidísimas de hacer, claro. Pero creo que Europa está desarrollando mucho el tema de la coproducción, que está abriendo puertas y posibilidades que hay que aprovechar. Aquí se pueden encontrar cosas súper interesantes. Ahora me voy a Bruselas, a rodar “&Me”, una película coproducida entre Alemania, Holanda y Bélgica. Dirige Norbert tell Hall, que es holandés, el equipo es de toda Europa… es genial, tengo muchas ganas de que me sigan pasando cosas como estas.


En las imágenes: Verónica Echegui en fotogramas de la película “La fría luz del día”  © 2012 Intrepid Pictures, Film Rites, Galavis Film, Picture Machine y Summit Entertainment. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1 - Eduardo Martínez - 19:50 - 08.04.12

Esta chica llegará lejos!!!



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Agencia de comunicación y marketing de cine - Valencia

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.