Zac Efron, protagonista de “Siempre a mi lado”: «La fama pesa, pero hay que disfrutarla»

Escrito por el 20.09.10 a las 12:00
Archivado en: Drama, Entrevistas, Fantástico, Hollywood, Preestrenos, Presentaciones, Romance

Zac Efron prosigue evolucionando en su carrera más allá del popularísimo Troy Bolton de la saga “High School Musical”. Su último paso adelante es “Siempre a mi lado”, drama de corte fantástico en el que se ha vuelto a poner a las órdenes de Burr Steers, con quien ya colaboró en “17 otra vez”.

El actor ha visitado nuestro país dentro de la gira promocional de la película, ocasión que hemos aprovechado para charlar con él y descubrir a un muchacho simpático y afable, que aún está descubriendo poco a poco cuál es su papel en la industria del espectáculo de la que forma parte desde un puesto destacado para las nuevas generaciones de espectadores.

¿Cómo has encarado un papel dramático como este?
Cuando arranca la película, Charlie parece un tipo muy ambicioso, pero cuando llega la tragedia todo cambia, se distancia mucho de lo que hay a su alrededor. Para prepararme, dije a mis amigos y familia que iba a desaparecer un poco durante seis meses, necesitaba espacio para perfilar el personaje. Me ayudó bastante, la verdad.

¿Pero te resulta complicado trabajar los matices?
Me resulta complicado mantener el tono. No tengo problema durante las primeras tomas, pero sostener la intensidad requiere un gran esfuerzo, sí.

El hermano pequeño del protagonista fallece pero sigue entre los vivos en cierto modo. ¿Qué crees tú que sucede después de morir?
No lo sé, la verdad. Soy agnóstico, es lo que más se aproxima a mis sentimientos y pensamientos al respecto.

Háblame de tu relación con Charlie Tahan, tu hermano pequeño en la película.
Lo que he aprendido básicamente en ese sentido es que los niños te roban todas las secuencias, son increíbles. También me pasa en la vida real, con mi hermano. Charlie es genial, una futura estrella.

¿Qué tal el trabajo con el director, Burr Steers? Es vuestra segunda colaboración.
Burr es genial, porque sabe muchísimo acerca del proceso interpretativo, tiene formación clásica, y cada momento que compartes con él es una clase de interpretación rapidísima. Es una experiencia impagable.


Y has tenido al lado a Kim Basinger, además.
Eso fue alucinante, me fascina ver cómo una estrella tan grande lo sigue pasando tan bien en los rodajes, se divierte muchísimo. Y es increíblemente cariñosa, más que consejos me daba abrazos constantemente. Es una persona llena de vida, me impactó enormemente. Aún estoy procesando esta experiencia, si te soy sincero.

Troy Bolton y el fenómeno que le acompañaba va quedando atrás. ¿Por dónde te apetece seguir ahora?
Por donde sea, quiero probar todo, si te pones limitaciones no puedes evolucionar. Busco retos en torno a lo que más me gusta, algo físico o musical, pero siempre buscando ir un poco más allá para crecer en todos los sentidos. He empezado muy joven en este negocio, aún no sé muy bien cómo se va a desarrollar todo esto, cómo voy a integrar mi vida en todo esto. Pienso un poco día a día.

Ese gusto por la parte más física te habrá ayudado en el prólogo de la historia, la carrera de vela.
Sí, me encantó rodar todo aquello, lo pasé en grande. Nos dieron un curso acelerado, y me sorprendió mucho comprobar cómo los grandes marineros empiezan muy, muy jóvenes. Salíamos a navegar con niños de cinco o seis años, y lo hacían perfectamente mientras nosotros no hacíamos más que caer al agua. ¡Ha sido genial, porque he aprendido algo nuevo!

¿Siempre has querido ser actor?
No, al principio quise ser deportista profesional, pero no tenía la altura suficiente para ser jugador de béisbol o baloncesto. Fui probando cosas distintas, y apareció la danza, que me encanta; a partir de ahí, todo fue un proceso natural que me llevó a cantar y, finalmente, a interpretar.


Y ya ejerces de productor, un añadido importante.
Es una faceta muy interesante. Te llegan guiones, seleccionas algo que te gusta y se inicia el proceso de búsqueda de director, compañeros de reparto, etcétera. Si todo sigue así, de momento, todo está resultando muy sencillo.

Volverás al musical, imagino.
Sí, de hecho aquí lo he echado de menos. Un número musical siempre queda bien en cualquier película.

Tu carrera teatral va muy bien, ¿piensas seguir compaginándola con el cine?
¡Eso espero! Lo paso estupendamente, y es un ejercicio fabuloso, porque tienes que mantener el personaje durante horas, mientras que en cine puede ser cuestión de segundos, en función de cada toma. Se profundiza más, aprendes más sobre tu propio trabajo.

¿Crees que tus fans seguirán tu carrera como hasta ahora?
No tengo idea, la verdad. Eso no puedo controlarlo. Lo único que puedo hacer en ese sentido es rodar películas que imagino que les gustarán, pero lo que me preocupa verdaderamente es seguir trabajando y esperar que lo que hago guste a la gente.

¿Pero condiciona tu trabajo la legión de seguidoras que tienes?
Antes tal vez, ahora ya no. Aprendes que no puedes estar condicionado por lo que dicen o dejan de decir los demás.

Con todo, la fama pesa.
Desde luego, pero único que puedes hacer en ese sentido es tratar de disfrutar y centrarte en las cosas buenas, apartar todo lo que negativo. Hay ocasiones en la que todo te supera, y la ficción parece más grande que la vida misma; entonces tienes que parar, concentrarte y procurar pasarlo bien con las cosas buenas que acarrea la fama y con el trabajo que desarrollas.

Evolucionar profesionalmente implica tomar decisiones, asumir riesgos. ¿Sientes vértigo?
Cada papel marca un poco al actor. Por ejemplo, recuerdo la primera prueba que hice para “High School Musical”, me invadían los miedos y las dudas. Igual pasó con “17 otra vez”. Pero me gusta, no voy a negarlo.

¿Añoras el anonimato?
Si eres anónimo, tienes libertad para expresarte; si eres famoso, tu vida misma es un evento. Es paradójico, porque si eres anónimo, luchas porque la gente escuche tus ideas, pero cuando llega la popularidad luchas porque te dejen guardar silencio. Creo que eso lo resume todo.

En las imágenes: En las dos primeras, Zac Efron, protagonista de “Siempre a mi lado”, durante el photocall en Madrid © 2010 Universal Pictures International Spain, S.L. Todos los derechos reservados. En la tercera, de izquierda a derecha, Burr Steers, Amanda Crew y Efron, en el rodaje de la película © 2010 Universal Pictures. Foto por Diyah Pera. Todos los derechos reservados.

Sorry, the comment form is closed at this time.



2 - eneda idrogo - 4:46 - 16.11.15

me gustaria que zac efron volviera con vanessa por que hacen una muy pero muy bonita pareja los quiero mucho buena suerte



1 - luis - 22:59 - 05.03.13

amo a zac efron



 
Estrenos Trailers Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Agencia de comunicación y marketing de cine - Valencia

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.