Alguien a quien amar


Película:
Alguien a quien amar. Título original: En du elsker. Título internacional: Someone you love. Dirección: Pernille Fischer Christensen. País: Dinamarca. Año: 2014. Duración: 95 min. Género: Drama. Interpretación: Mikael Persbrandt (Thomas Jacob), Trine Dyrholm (Molly Moe), Birgitte Hjort Sørensen (Julie), Sofus Rønnov (Noa), Eve Best (Kate). Guion: Kim Fupz Aakeson y Pernille Fischer Christensen. Producción: Sise Graum Jørgensen y Vinca Wiedemann. Música: Tina Dickow y Marie Fisker. Fotografía: Laust Trier Mørk. Montaje: Anne Østerud y Janus Billeskov Jansen. Dirección artística: Peter Grant. Distribuidora: Golem. Estreno en Dinamarca: 24 Abril 2014. Estreno en España: 24 Octubre 2014.


Sinopsis

Thomas Jacob, un cantautor de fama mundial, vive en Los Ángeles. Después de una ausencia de años, regresa a Dinamarca para grabar un nuevo álbum y se reencuentra con la hija de la que se distanció. Esta le presenta a Noa, su hijo de 11 años. A pesar de no conocer al niño, a Thomas no le queda más remedio que cuidar de él. Poco a poco, la música hará que los dos conecten y Thomas se verá obligado a tomar una decisión que cambiará su vida para siempre.


Cartel

cartel de Alguien a quien amar


Tráiler

Alguien a quien amar - trailer


Imágenes, tráiler y sinopsis de “Alguien a quien amar”, película distribuida en España por Golem © 2014 Zentropa Productions. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - maría - 5:47 - 02.11.14

Me ha encantado y el actor lo borda con unas canciones preciosas y una bonita voz
Se ve el sello del cine nórdico.



1 - lourdes lulu lou - 16:48 - 29.10.14

“¡No te preocupas por nadie!…, me preocupo por ti”
Cuando la conciencia que durante tantos años has obviado y evitado aparece en forma de hermoso rostro de ojos inocentes que juzgan en silencio en un niño desolado y perdido que mira, oye y calla pero lo dice todo con su inmutable y estática presencia, con su observador sentido visual que refleja lo peor de uno mismo, el retrato sutil y perfecto del egoísmo de elegirse uno, la adicción extrema a cualquier cosa, la nulidad para relacionarse, el miedo de la convivencia, el cobijo protector de la soledad, la violencia verbal ante el caos interior, impotencia y pánico de asumir compromisos, terror de vivir cuando no se sabe, pavor a la soledad del amanecer…, todo ello en el diseñado marco trágico de un artista que se protege del mundo y de sus sentimientos a través de su música, sus composiciones y su rutina bien establecida.
Se dice poco con palabras, se expresa mucho con imágenes, con magistrales-delicados-superfluos contactos piel a piel, inteligente impacto de subliminal mirada con mirada que aterra y fascina por comunicar una verdad nunca expresada con sonido ni dicha con voz, toda una maravillosa y exquisita pieza de arte de escenografía gélida y distante, ambiente cortante e inexpresivo, vacíos emocionales continuos que esconden un polvorín de vergüenza, rencor y ansiedad, una calidez no expresada, responsabilidad no descubierta y un error incesante que carcome y devora todo pensamiento, envuelto en la delicia de abrazo y tierno roce de unas profundas, rasgadas y emocionantes canciones de maravilla sonora, acústica soberbia y fotografía enamoradiza que endulzan tus oídos, templan la vista, suavizan el espíritu y acompañan fantásticamente la impresionante interpretación de Mikael Persbrandt como padre desaparecido-abuelo furtivo-adicto a todos los malos de un pasado hereditario del que no es responsable y culpable de un presente agónico que le frena, descompone, asusta y que no puede ni quiere asumir.
Rompedora explosión de mucha observación, adrenalina contenida y fervor atronador silenciado, alma solitaria y en pena acorralada por sus propios miedos y con tendencias destructivas de todo lo que le importa, obra expresionista de como Mr.Hyde se vuelve persona, más humano y deja de golpear, destruir, herir y devorar la sangre de quienes le rodean y la suya propia.
Sufre con él, padece por él, siente junto a él, respira en sus forzadas ausencias, castiga su borde presencia, una fuente inagotable de tristeza, dolor y martirio que no encuentra salida más allá de la rabia, rebeldía e incomprensión de un inestable y asustado adulto más niño que su sereno, afligido y descorazonado nieto bien hallado que es la necesitada y urgente respuesta a esa pregunta que nunca tuvo coraje de formular.
Cautivador relato de vivencia sentida que desgarra y descompone, anula y asfixia pero capaz de reconfortar y complacer plenamente por su sabiduría y sensibilidad argumental y un portento de actor que impresiona, atrapa y se come la pantalla.
Adelante, pues, con su sabrosa digestión de acompañamiento querido en la ahogada y suplicante sentencia “…, porque Noa, ¡soy tu maldito abuelo!, proyecto de familia y esperanza.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.