Fuego


Película:
Fuego. Dirección y guion: Luis Marías. País: España. Año: 2014. Duración: 99 min. Género: Drama. Interpretación: José Coronado (Carlos), Aida Folch (Alba), Leire Berrocal (Oihana), Montse Mostaza (Marina), Jaime Adalid (Mariusz), Gorka Zufiaurre (Aritz). Producción: Gerardo Herrero, Javier López Blanco, Luis Marías y Ramón Vidal. Música: Aritz Villodas. Fotografía: Pau Monràs. Montaje: Ainara López Bermejo. Dirección artística: Guillermo Llaguno. Vestuario: Azegiñe Urigoitia. Distribuidora:  Syldavia Cinema. Estreno en España: 28 Noviembre 2014. Calificación por edades: No recomendada para menores de 16 años.


Sinopsis

Carlos es policía. Un día, una bomba en su coche mata a su mujer y deja sin piernas a su hija de 10 años. Él resulta intacto. Once años más tarde parece otra persona. Vive en otra ciudad, Barcelona; tiene otro trabajo, en una importante empresa de seguridad, y su hija parece haber superado aquel duro trauma, aunque ciertas secuelas sean imborrables. Él, tras años de severo tratamiento psicológico, también parece volver a ser una persona a la que le han dado una segunda oportunidad. Nada más lejos de la realidad. En lo más profundo de su ser sólo hay cabida para un sentimiento que consume a los demás: el odio. Y un único objetivo: la venganza.


Cartel

fuego cartel


Tráiler

fuego trailer pelicula


Imágenes, tráiler y sinopsis de “Fuego”, película distribuida en España por Syldavia Cinema © 2014 Tornasol Films, Historias del Tío Luis, Fausto Producciones y Euskadi Movie. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - lourdes lulu lou - 15:24 - 23.04.15

“Podrías levantarte de esa silla y darme un abrazo, que puedes…, y tú podrías dejarte abrazar, que puedes” y, Luís Marías, puedes hacerlo mejor, más redondo, anímico, profundo e interior pues te coges a una línea recta, sin contratiempos ni grandes tesituras, que no requiere grandes esfuerzos/tampoco consigue grandes logros, olvidando por el camino la expresividad rotunda de unos sentimientos dramáticos que son, o deberían ser, el alma que mueve la cámara, el corazón de toda su esencia, espíritu que atrape, sin embargo, su sintonía y potencia es tan escasa e deficiente que se pierde la efectividad de lo expresado y la fuerza de lo narrado, ¡y tú puedes!
El odio como vehículo que te saca cada mañana de la cama y te mantiene de pie y entero hasta el día de la venganza, aferrarse al dolor del pasado para no afrontar un frustrado presente de futuro incierto y angustiosa incógnita del mañana, destruir toda esperanza que no conduzca a mantener vivo el fuego del mal que alimenta una violencia que sirve de pilar para ocultar la verdadera valentía de continuar, aceptar, soltar la silla y volver a caminar, ya sea con muletas, del brazo de otro o sólo cuando se pueda, rencor, furia, destrucción, vorágine de rueda que circula incesante por la llama del oscuro recuerdo que aniquila toda alegría que se atreva a llamar a la puerta…, todo ello enmarcado dentro del tema terrorista de víctimas y familiares de ETA por el que pasa con suavidad, sin postularse y siendo ética-política-socialmente educado y considerado.
Relato que trata de sobrecoger pero no logra alcanzar pájaro, sequedad interpretativa por carencia de elocuencia y efusividad al transmitir sus hondas expresiones que no logran alto registro, sólo cumplir con las formas de recitar el texto, situarse en el contexto y que el resto lo aporte el público expectante, sólo que no alcanza tal expectación, ni miras, ni vista de halcón pues su compás y viveza se diluye, poco a poco, hasta convertirse en historia sin pasión ni fondo, simple escenario de tragedia no sentida aunque desfilen sus personajes y oigas recitar sus textos.
José Coronado como estandarte que encabeza la experiencia, sólo que abandera con carencias obvias de una actuación límite que no acaba de encontrar hueco ni acomodo para expresar su vivencia, corazón que no arde por mucho que se emule y actúe y se queda en tibieza de aprobado, más por conmiseración que por mérito logrado.
Me valen las películas de expectación media siempre que ese sea su destino inicial, pero como ninguna venta va a ser sincera en su afán de mediocridad, el gustoso aprobado se convierte en losa de decepción por sólo lograr un escaso suficiente a pesar de que la técnica, dirección y guión nunca optaron a ir más alla, pues si los ingredientes son de calidad media, el producto resultante nunca pasará de estandar, claro y sencillo, si estudias para cinco y logras tan ansiado grado ¡enhorabuena! ahora, si habías empollado para sacar nota…
Esfuerzo mínimo/resultado acorde, con preaviso se sobrelleva/sin acepción que adelante la liga en la que se juega, recuerdo de desaborido gusto que no quita todas las penas por lo que pudo haber sido y lo que se queda en el camino, conformismo que llegado a este punto no se acepta por la espera de una sobreabundancia y riqueza que ni siquiera se asoman a la puerta, ya de subir al coche y emprender el viaje ¡ni hablamos!
“No la(e) dejes morir, sálvala(e)”. Impotencia.
Sentencias y diálogos que no marcan la diferencia, escenas que no dejan huella, palabras huecas que alientan un suspiro que nunca llega, fotogramas de rellenada presencia e inútil aporte que decoran la pantalla pero no remueven emociones, intimidad afectiva que se ofrece con corrección torpe e impide apreciar, con sabor, sus emociones, acción-reacción/calidad ofrecida-beneficio recogido, sin más…, juzgando desde una apetencia no cubierta y esperando ser juzgada sin pedirlo, lo dicho, impotencia.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



1 - xabi - 1:18 - 01.12.14

La película mantiene cierta tensión por el desenlace , la historia de no haberse basado en hechos reales me parece demasiada dura de cara al cuerpo de la policía, la sed de venganza que se refleja en la trama hacia un inocente me parece desafortunada por el director . si esto no esta constatado en algo similar en la realidad
me parece duro .si no de lo contrario la peli notable . estas historias tan delicadas se deben de contar con mucho respeto



 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.