Horns


Película: Horns (Cuernos). Dirección: Alexandre Aja. País: USA. Duración: 123 min. Género: Thriller, fantástico. Reparto: Daniel Radcliffe, Juno Temple, Max Minghella, Joe Anderson, Kelli garner, Heather Graham, David Morse, Kathleen Quinlan, James Remar. Guion: Keith Bunin; basado en la novela “Cuernos”, de Joe Hill. Estreno en España: 4 Junio 2015. No recomendada para menores de 18 años.


Horns - póster


Sinopsis

Acusado del brutal asesinato de su novia de toda la vida, un hombre que vive en una pequeña ciudad se despierta una buena mañana y descubre que le crecen un par de cuernos en la cabeza.


Crítica

Por José Arce
Decepcionante trabajo de Alexandre Aja que podría haber sido una película estupenda por lo que propone en el fondo y gracias a sus buenas formas técnicas, pero no tiene el más mínimo tono. Mal… leer más >>


Imágenes

Horns - imágenes


Tráiler


Noticias relacionadas


Reportaje relacionado


Imágenes, tráiler y sinopsis de “Horns (Cuernos)” © 2013 Mandalay Pictures. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - lurrit - 19:07 - 11.06.15

Menudo bodrio, olvidense de ella, como si no hubiese existido



1 - lourdes lulu lou - 15:17 - 11.06.15

“Te amaré el resto de mi vida. Ámame el resto de la mía”; y amor, hay mucho amor, amor y odio repartidos por pares iguales pues, del uno al otro, hay un escaso paso y la línea que los separa se mueve constantemente, traición y justicia, mentiras e hipocresía, acusaciones falsas y una presunción de inocencia que se saltan a la torera para ser bruscamente desechada, todo ello barruntado con la coña de unos benditos cuernos que tienen el don de destapar la sinceridad malvada de los impostores disfrazados y darle la oportunidad al ángel caído, vuelto demonio, de destapar la verdad, hacer honor a la víctima e ir al paraíso celestial de su eterna compañía, en un merecido edén para almas puras de corazón noble que merecen estar, de por vida y más alla, juntas.´
Sorpresa inesperada que lleva tiempo digerir, grata e irregular, surrealista y divertida, singular y agitadora, un despropósito con sentido y coherencia que atraviesa por varias fases, a cuál más distante; de un romance inolvidable a ser acusado con el dedo, de asesino público a satanás confeso, de receptor de la verdad dañina a ejecutor de la venganza, de confuso buscador del mal a darse de narices contra el mismo, de arder en el abismo a regresar de nuevo a la tierra que le vio nacer para, por fin, terminar lo empezado, renacer con alas y ajusticiar, matar con la serpiente que todo asesino lleva dentro, odio que se come a si mismo, devora las entrañas y pudre la carne.
Dispar combinación que tiene al ex mago de la varita como indiscutible protagonista, un Daniel Radcliffe que sigue luchando -con pequeños logros seguros- por hacerse un hueco más alla de Harry Potter y, aunque siguen siendo obvias sus limitaciones interpretativas -las cuales mejora en cada trabajo-, en esta ocasión poco importan ya que, su personaje es tan suculento, estrambótico y apetecible dentro de su sabrosa extrañeza de remix que ¡muy mal debería hacerlo para fastidiarla!
Y, la verdad, ni lo estropea, ni lo dificulta ni pone trabas, conocer a este loco de amor/ido de la cabeza que no controla que le pasa en la misma es interesante, ameno y gracioso, cachondeo unido a tragedia en una sintonía que explota sus decibelios marcando el paso, de extremo a punta, y cambiando de ruta y disfraz, por momentos.
¿Quién mató a a Laura Palmer?, perdón ¡Merrin Williams! para esta juerga narrativa, pregunta obsesiva para iniciar este circo de figuras, transformadas en peones a derribar, y así poder llegar al jaque mate de un rey que, aunque se pretenda protegido y oculto, es fácil de adivinar, innecesario el numerito de confesionario incesante en que se convierte su recorrido; no obstante, no deja de ser salsa sabrosa que deleita, amarga y da carisma en su turbio caminar.
Metamorfosis entre drama, comedia, thriller y terror sin decidirse por ninguna de ellas, Alexandre Aja entrega una fábula encantada sobre el triunfo del bien sobre el mal, con carácter y personalidad -que te guste más o menos ¡ya es otra cosa!-, sesión caótica y rocambolesca, de pasatiiempo válido, con reveses y aciertos entregados al son de un ritmo acelerado, de destino conocido, pero que goza dando rodeos y coloreando dicha distracción con disparate, osadía e imaginación de una ensalada mixta acompañada de carne cruda roja, mucho tomate de condimento y ácida bebida que descoloca y arde en el estómago con resquemor y entusiasmo.
Hilarante en algunos momentos, absurda en otros, Romeo martirizado de forma incesante convertido en justiciero de la noche, el día, del cielo y el infierno, distrae de forma atípica, gusta de manera irreverente, difícil admitir que complace completamente, mentira admitir que aburre totalmente, no deja indiferente, martillea con golpes humorísticos y sádicos, melancólicos y brutales, gabinete lunático de consulta las 24 horas cuya apertura de puertas es arriesgarse a subir, a adefesia noria de payasada continua, la cual gira, y gira, y gira hasta marear, despistar y alegrar al personal.
Dulcinea ha muerto, Don Quijote debe honrarla, se enfrentará a enormes molinos de viento, horca a cambio de lanza, cuernos como motor de arranque, coche atropellado por caballo regio, sin escudero que le acompañe, sólo ante el peligro sin asistencia sanitaria y una aventura por delante, llena de tropiezos a cuál más loco de imaginación desbordante y guasa sin freno.
Atractivo escenario que igual que fascina repudia, seduce e incomoda, impresiones variopintas por doquier, excéntricas, tortuosas o descabelladas, fascinante en ocasiones/puro desmadre en otras, tantas dosis de arena como de cal para un teatro que, en el fondo, te ha entretenido y divertido, motivación dispar, por escenas y tiempos, para una media grata que se disfruta y aprecia, locura de fiesta, torpe y hábi según la alternancia de las notas, cuyo compás ni espera ni da tregua y que, en conjunto, ha valido la pena.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es




 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacado:  Del coco de Disney•Pixar a los perfectos desconocidos de Álex de la Iglesia

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.