John muere al final

Película: John muere al final. Título original: John dies at the end. Dirección: Don Coscarelli. País: USA. Año: 2012. Duración: 110 min. Género: Comedia, fantástico, terror. Interpretación: Paul Giamatti, Chase Williamson, Rob Mayes, Clancy Brown, Doug Jones, Glynn Turman. Guion: Don Coscarelli; basado en la novela de David Wong. Música: Brian Tyler.

Tráiler

Cartel

Sinopsis

En la calle lo llaman “salsa de soja” y transporta a los que la toman a través del tiempo. Sin embargo, cuando algunos regresan ya no son seres humanos. Así es como se produce una invasión silenciosa de la Tierra que hace que la humanidad necesite urgentemente un héroe. Aquí aparecen John y David, un par de desertores de la universidad que apenas son capaces de mantener un trabajo. ¿Podrán estos dos seres aterrados salvar a la humanidad?

Enlaces

Tráiler, imágenes y sinopsis de “John muere al final” – Copyright © 2012 M3 Alliance, M3 Creative y Midnight Alliance. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - lourdes lulu lou - 16:53 - 24.11.14

¡Salsa de soja como arma mortífera de invasión alienígena silenciosa! A partir de ahí, ¡imagínate cualquier cosa!
Narrada en el mismo formato que “Entrevista con un vampiro” tiene diez minutos iniciales potentes, de intensidad atractiva y curiosidad innata por saber hacia donde deriva tanta fantasía frenética, sorpresa delirante y locura de desmadre, luego su tempo se acompasa hacia una estabilidad que aún sigue manteniendo la diversión y el entretenimiento, la desfachatez sigue picando esa morbosidad absurda y tontería de telaraña propia en la que se enreda uno mismo, voluntariamente, por conocer la siguiente banalidad cruel y vacía que se les habrá ocurrido para, hacia el final, perder parte de ese don inicial que te motivaba a seguir viéndola a pesar de estar a años luz de tus gustos cinematográficos y a pesar de no entender, muy bien, el motivo de querer acabarla.
Frikada total donde caben todo tipo de disparates e invenciones, libertad plena abierta a la imaginación más condenadamente estúpida que se les pueda antojar, ocurrencia catastrófica de plenitud de ideas, de idas y venidas del más allá, del futuro demoníaco, de hablar con muertos, ver mutantes invisibles, descifrar el código secreto de colonización de la tierra, salvar al mundo ignorante, cortar cabezas, desmembrar brazos, indigestión de insectos…, y un sin fin de desatinos de armas tomar y juerga inútil y bobalicona que consigue hacerte reír por momentos y renegar de tu cabal juicio temporalmente.
Un cachondeo de película que podrías sentarte a ver con los personajes de “Bing Bang Theory” y sentirte, por breves momentos, como ese bicho raro de gustos estrambóticos que disfruta con una memez que está aliviando ese martirio de día, un sinsentido ni propósito que, excepto a fieles adictos a este género que la juzgarán con más coherencia y lucidez, si te pilla con la disposición oportuna puede ser el amigo fanfarrón que anime la fiesta, y si ya estás en ese punto de partida, ¡imagina hacia dónde puede derivar el entusiasmo!
Si creas el ambiente oportuno y la motivación suficiente puede ser aliciente para una noche de sábado de charlotadas, burlas, nimiedades y sonrisas que recordaréis al día siguiente con frescura, alegría y alivio; si eres fanático de ellas, nada que añadir, ¡adelante!, y entra a las puertas de tu reino escogido.
Ni te se ocurra verla con enmienda de encontrar un filón no hallado hasta el presente pues sólo sirve si tu desfachatez y despropósito de ánimo están al nivel de la absurda narración contada.
La primera parte te valdrá, la segunda dependerá ya de la compañía en la que te encuentres pues, hasta ver el festival de Eurovisión puede ser una auténtica juerga de velada y jarana de celebración ¡si te lo montas bien!, y si es así…, ¿a quién le importa el resultado?
Pues lo mismo vale para ésta.
Por cierto, ¡John muere al final!, ¿no lo sabías?; pues, en la misma sintonía, funciona el resto.
¡El que avisa no es traidor!

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



1 - Zinefilos - 21:03 - 19.04.13

Hace unos años Jason Pargin con el pseudónimo de David Wong publicó una novela de humor y horror titulada ‘John Dies at the End’, la novela primeramente había sido publicada en la web y tuvo bastante éxito. Don Coscarelli rodó la película que pasó por el 45 Festival Internacional de Sitges 2012 en la sección oficial aunque se fue de vacío, justamente.

El director Don Coscarelli conocido por el éxito cosechado allá por los 80 con ‘El señor de las bestias’ y la saga ‘Phantasma’ nos presenta, ‘John Dies at the End’, una comedia de terror que no acaba de convencerme. No me convence por muchos motivos, el primero de ellos y más doloroso es su duración y es que pese a durar poco más de hora y media se nos hace excesivamente larga y eso que su duración es la habitual en este tipo de películas. Otro motivo a añadir a la lista es la torpeza del director para montar un guión, cuesta por momentos saber si estamos ante una película de exorcismos, zombies, fantasmas o cualquier otro género cuando realmente nos quiere contar viajes entre mundos paralelos con criaturas alienígenas de por medio. El guión es bastante absurdo como es habitual en algunas comedias de este tipo y podemos decir que sí nos dejará tres o cuatro gags bastante buenos que nos soltarán alguna carcajada y se nos quedarán grabados en la memoria, pero el bagaje final es insuficiente.

En el aspecto técnico diremos que los efectos especiales de algunas escenas son lamentables y parece que estemos viendo muñecos como las películas de los 80 que carecían de medios, algo sorprendente en una película actual, aunque muy del tono de este tipo de películas.

Sólo la recomiendo a los fans del género y si quieres ver algo surrealista o los poderes ocultos de la salsa de Soja, a ellos les puede entretener pero que no esperen ver ‘Braindead’ o ‘ Terroríficamente muertos’ se queda más bien a la altura de ‘El diablo metió la mano’, es decir, una película que si bien te puede hacer algo de gracia en unas semanas habrás olvidado completamente.

En el reparto destacamos a Paul Giamatti en una actuación bastante decente tal y como nos tiene acostumbrados y poniendo un poco de calidad entre un reparto bastante desconocido, destacando los dos jóvenes universitarios descerebrados, como no podía ser de otra manera, los desconocidos Chase Williamson y Rob Mayes que interpretan a Dave Wong y John respectivamente. Los jóvenes actores tampoco me dicen gran cosa, y piensas que si hubieran puesto a otros dos típicos jóvenes actores americanos ni te habrías enterado.

Coscarelli nos deja la sensación que esforzándose un poco nos puede ofrecer algo más entretenido y divertido, así que le pedimos más, divertida al principio pero floja en su desarrollo y con un tercer acto penoso.

+ Info: http://www.zinefilos.com/criticas/critica-john-dies-at-the-end-2012/




 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacado:  Del coco de Disney•Pixar a los perfectos desconocidos de Álex de la Iglesia

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.