Matar al mensajero

Película: Matar al mensajero. Título original: Kill the messenger. Dirección: Michael Cuesta. País: USA. Año: 2014. Duración: 112 min. Género: Thrillerbiopic. Interpretación: Jeremy Renner (Gary Webb), Ray Liotta (John), Robert Patrick (Ronald), Barry Pepper  (Russell), Oliver Platt (Jerry), Michael Sheen (Fred), Andy Garcia  (Norwin Meneses), Mary Elizabeth Winstead (Anna Simons), Paz Vega (Coral Baca), Tim Blake Nelson (Alan), Rosemarie DeWitt  (Sue Webb). Guion: Peter Landesman; basado en los libros de Nick Schou y Gary Webb. Producción: Pamela Abdy, Naomi Despres, Jeremy Renner y Scott Stuber. Música: Nathan Johnson. Fotografía: Sean Bobbitt. Montaje: Brian A. Kates. Diseño de producción: John Paino. Vestuario: Kimberly Adams-Galligan y Doug Hall. Distribuidora: DeAPlanetaEstreno en España: 14 Noviembre 2014. Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.


Sinopsis

En ‘Matar al mensajero’, el periodista Gary Webb, tirando del hilo de los turbios orígenes de los causantes de la epidemia del crack en las calles de los Estados Unidos, termina acusando a la CIA de colaborar con los narcotraficantes que introdujeron cocaína en el país y que destinaban los beneficios a armar a la Contra nicaragüense. A pesar de las presiones de los capos de la droga y de los agentes de la CIA para que ponga fin a su investigación, Webb sigue empeñado en destapar un complot con implicaciones explosivas. Su viaje le lleva desde las cárceles de California hasta las aldeas de Nicaragua, pasando por los más altos círculos del poder en Washington, lo que le sitúa en el punto de mira de quienes amenazan no sólo con acabar con su carrera, sino también con su familia y su vida.


Imágenes

matar al mensajero imagenes


Tráiler

matar al mensajero trailer


Crítica


Noticias


Imágenes, tráiler y sinopsis de “Matar al mensajero” (Kill the messenger), película distribuida en España por DeAPlaneta © 2014 Bluegrass Films y The Combine. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



5 - lourdes lulu lou - 15:34 - 13.03.15

“Ahora que sabe la verdad se verá, confrontado, con la más importante decisión de su vida; oh, sí ¿qué sería eso?; decidir si desea compartirlo o no”.
Si no puedes acallar la noticia, mata al mensajero, apaga al iluminati, silencia al escritor anulando su credibilidad y mancillando su reputación, todo vale en el amor y la guerra y nada como crear una que despiste y entretenga al personal, muerte mediática del osado investigador periodista para tapar la maldad virtuosa de acciones inmorales que aplastan víctimas inocentes pero, se lavan la cara con la moral pública; “el fin justifica los medios” aunque manche de sangre muchas manos y dicha honorable finalidad sólo beneficie a unos pocos, los de siempre, sin variedad en el tiempo ni el espacio.
Todos los países guardan porquería en su pasado, basura maloliente que sigue apestando a lo largo del tiempo porque, nadie se ha atrevido a airear tanta suciedad y limpiar sus cuartos trasteros y, para cuando alguien, por accidente ocasional no pretendido, encuentra esa llave que abre tan soporífero, apestoso y vergonzoso baúl de los recuerdos se le persigue, acosa, estigmatiza, asusta y acorrala hasta que flojeen sus fuerzas físicas, ánimo y voluntad y ceda ante el poder instituido o, utilizamos los maleables medios de comunicación para despistar la noticia principal por un sensacionalismo inventado, pero fructífero, que ponga en duda la veracidad, honorabilidad y buen hacer de su responsable.
Normalmente, este tipo de películas, pretenden contar silenciadas verdades, llevar el fango de lo político a la esfera de la sociedad civil, hacer justicia a sus protagonistas, a estos anónimos héroes que, sin conocimiento de la mayoría de la población, contribuyeron a hacer de este mundo un lugar mejor, más limpio y decente donde vivir pues, la historia, de por sí, es bastante injusta en su selectiva memoria ya que, al ser escrita por los sobrevivientes, designados a si mismos como lícitos y honestos vencedores, ésta se acomoda en exceso a la conveniencia e interés de los mismos.
“Los caminos del Señor son inescrutables, (Isaías 55)” y, por lo que parece, los de la CIA no quedan muy lejos de ella pues, ante el emblema “cuando se trata de drogas y alcohol, di no” pronunciadas por Nancy Reagan, mujer del presidente de los Estados Unidos, parece charlotada irónica, sin nada de gracia, que ¡ni Gila al habla con el señor de la guerra!
“Algunas historias son demasiado ciertas para ser contadas” y, en esta ocasión, la potencia, fuerza y vigor de la misma parecen no estar al nivel de lo esperado, no es corrección narrativa, simple cronología informativa de los hechos lo deseado ante el escándalo de la financiación de la Contra nicaragüense, a través de la permisiva e impulsada droga en barrios negros marginales, por parte de la CIA y, silenciado publicitariamente por el semen de un presidente en el vestido de su becaria.
Que no se entienda mal, es interesante, digestiva y gustosa de visionar pero lejos de ser impactante, demoledora e incómoda ante la garra y adrenalina que debería desprender, un Jeremy Renner esmerado, aplicado, serio e involucrado en su actuación que ejecuta con gratitud, firmeza y convencimiento su representación del malogrado reportero, muchos secundarios de nombre recordado y cara conocida y, un director, Michael Cuesta, cumplidor en su cometido; ningún pero y objeción/tampoco halago alguno, nada que recriminar/nada que destacar o acentuar, pulcro, lineal y comedido se ciñe en demasía a los datos y no arriesga en su labor principal, una dirección absorbente que narre la chapuza y vergüenza política de siempre, ya ni anecdótica por las muchas veces visto -pues, de susto y espanto ya estamos curados-, de manera original y única de forma que tu recuerdo se siga asombrando tras su punto final y no se queda con ganas de que fuera un punto y seguido de continuación, un poco de tensión, duda profesional y el discurso ético oportuno más, merecida foto final homenaje a la estrella.
Está bien, es justa y adecuada, limitada a lo sucedido, buena y complaciente en general pero…, ¡qué lejos queda de “Todos los hombres del presidente”! y, aunque nadie pide un manjer todos los días, excelencia apetitosa que sacie completamente, por lo menos si arriesgar en el trabajo porque, si nos ponemos a ello, lo hacemos sin medias tintas, porque, ir pa’na es tontería y, el tiempo es oro como diría Constantino Romero.
“Ahora que sabe la verdad se verá, confrontado, con la más importante decisión de su vida; oh, sí ¿qué sería eso?; decidir si desea compartirlo o no”…, “escribiré la historia”.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



4 - rubén - 4:21 - 14.12.14

anda que se les sale la hilacha chiquillos nada de “rebeldes nicaragüenses”, los convido a que evalúen sus sinopsis. No es lo mismo rebeldes que contras



3 - Mary - 1:55 - 20.11.14

Muy buen thriller sobre una historia de la que yo tenía total desconocimiento.
Está muy bien que los americanos tengan el valor de sacar su propia basura en la gran pantalla.
La trama decae un poquitin en determinados momentos pero consigue salir airosa.
Está por encima de la media, al respecto de sus compañeras de cartel.
La recomiendo.



2 - Ana Belén - 14:21 - 13.11.14

Tengo por norma no buscar información sobre películas basadas en hechos reales precisamente por el pedazo de spoiler que ponéis en la info. A ver si lo pensamos un poquito antes de poner las sinopsis de las películas.



1 - Xavi - 2:48 - 12.11.14

Por favor….en la sinopsis no pongáis el final de la película! Que es lo que más impacta!!!
Gracias



 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.