Magia a la luz de la Luna

Película: Magia a la luz de la Luna. Título original: Magic in the moonlight. Dirección y guion: Woody Allen. País: USA. Año: 2014. Duración: 98 min. Género: Comedia romántica. Interpretación: Colin Firth (Stanley), Emma Stone (Sophie), Marcia Gay Harden  (Sra. Baker), Jacki Weaver (Grace Catledge), Eileen Atkins (tía Vanessa), Hamish Linklater (Brice Catledge), Simon McBurney (Howard Burkan), Catherine McCormack (Olivia). Producción: Letty Aronson, Edward Walson y Stephen Tenenbaum. Fotografía: Darius Khondji. Diseño de producción: Anne Seibel. Vestuario: Sonia Grande. Distribuidora: Warner Bros. Pictures International EspañaEstreno en España: 5 Diciembre 2014. Calificación por edades: Apta para todos los públicos.


Sinopsis

El mago chino Wei Ling Soo es uno de los más populares de su época, pero poca gente sabe que en realidad es Stanley Crawford, un personaje gruñón y arrogante con el ego por las nubes que siente verdadera aversión por los falsos espiritistas que afirman poder hacer magia de verdad. ¿Será capaz de desenmascarar a la joven vidente Sophie Baker?


Imágenes

magia a la luz de la luna imagenes


Tráiler

magia a la luz de la luna trailer


Reportaje


Noticias


Últimas películas de Woody Allen


Imágenes, tráiler y sinopsis de “Magia a la luz de la Luna” (Magic in the moonlight), película distribuida por Warner Bros. Pictures International España © 2014 Perdido Productions. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



13 - carlos - 1:08 - 07.01.15

Pues lo siento Woody pero no la vi en un buen día. a pesar de ello la vi enterita pues valía la pena. Muy bonita, un poco lenta al principio y con un final muy bueno que da cuerpo a todo el conjunto. Buen trabajo, simpático y un pelo utópico…en tiempos pasados.



12 - Bodorosky - 14:29 - 01.01.15

Pues me gustan las pelis de Woody Allen y me he visto todas, pero he de reconocer que esta última la veo floja, no me llego a cautivar.



11 - Elizabeth Lope Lazcano - 6:29 - 01.01.15

hola a todos los que hacen esta pagina!! lo que pasa que en el año 2014 la anunciaron en cines al igual que llamando a ecco y fui a ver la pelicula d emas negro que la noche pero estas dos peliculñas nunca las vi en cine espero que esta vez si las presenten en cine para verlas por que me quede con las ganas d ever esas dos peliculas gracias



10 - FRANCESC - 23:38 - 21.12.14

Como siempre un Allen magnífico, buscando el sentido de la vida, filosofando sobre la misma, buceando sobre los temas existenciales del hombre



9 - Alicia56 - 18:45 - 20.12.14

Un Allen menor, agradable y entretenido como una caja de bombones variados, pero no pasará a la historia. Todo es demasiado previsible y bastante ligero, aunque el oficio de este autor lo envuelve con bonitos lazos de seda, pero casi esperaba ver aparecer al mayordomo llevando una bandeja de Ferrero Rocher para tan exquisitos invitados.

Esperaremos a la próxima, Woody, a ver si esta vez nos sorprendes.



8 - luis - 18:50 - 14.12.14

pude que no sea de sus mejores pelis, pero vale mas ver esta que no la de exodo que es una repeticion de los diez mandamientos c…!



7 - Mat - 13:34 - 09.12.14

Tiene la profundidad argumental y conceptual de un estanque vacío. Con unos clichés insultantes: ¿Por qué un racionalista ateo no va a disfrutar de las cosas buenas de la vida, como enamorarse u oler flores?
Me encantó Blue Jasmine. Esta es fallida a todas luces.



6 - lourdes lulu lou - 14:12 - 07.12.14

Sergio Dalma cantaba “yo no te pido la luna…,”, aquí, el carismático director-guionista-actor-músico, nos ofrece la impresionante luz cegadora de su magia.
Entrega anual, del contrato auto impuesto por él a si mismo, de obligado cumplimiento esmerado donde, se abre el telón, y aparece ese negro característico de fondo con sus letras blancas de tono austero y recatado para identificar a todos los participantes de su último trabajo esperado con ansia hasta que, tras el simple y casi imperceptible “dirigido y escrito por Woody Allen” surge la fascinante luz y el revelador e impactante color de la hermosa fotografía cálida, encantadora y sobrecogedora de la Francia de 1928 y la adorable envolvente música celestial que caracteriza una época dorada, de dulce insinuación, donde el jazz era el rey de compañía sublime en toda velada que se preciara y, sin duda alguna, estos dos magistrales elementos de atracción bella, subjetiva e irresistible seducción son su mayor alimento y sustento, en esta ocasión, para su característico guión siempre lleno de perlas sabias de punta afilada y lanzamiento descarado y feroz cuyos disparos son efectuados con rapidez acelerada y veloz que impiden perder un segundo de tu concentración para digerir la inteligente acritud marcada porque, en tal caso, te pierdes la exquisitez que le sigue a continuación aunque, sin duda, para este sutil y delicado romance ofrecido de resolución tenue fácilmente adivinada al vuelo, no se puede decir que se haya marcado su mayor y mejor trabajo perspicaz, mordaz e irónico de fechoría intelectual y dialéctica sabrosa por muchas citas de Nietzsche que aproveche y recite, por mucho debate razón lógica-mística espiritualidad que intente sugerir y por mucho lema de cosecha propia que establezca como, el popular uso extendido y consabido, de base razonable o no, de que la ignorancia hace la felicidad -la felicidad de los ignorantes, si se prefiere-, donde más de un ilustrado pondría el grito en el cielo si no fuera por la gracia, coqueteo, ritmo y encanto indemne e inofensivo, en principio pues es letal en su perenne recuerdo asentado, con las que suelta sus gotas de sabiduría de origen experimentado en bodega propia.
Un Colin Firth majestuoso y elegante como estandarte del personaje protagonista que surge de sus más íntimas entrañas y de las cuales el mismo se retiró de interpretar, como era su costumbre, rodeado de un excelente equipo de ambiente risueño, jovial, fresco y de gran agilidad y ligereza como suele ser marca en su ya impronta huella registrada en el souvenir de sus fieles fans devotos, con el manejo de un guión que da vueltas y virajes mareantes intentado crear una emoción, locura y tensión de efecto evaporado, de clímax adivinable, digerible con celeridad y perdonable por su no tan altiva sagacidad peculiar pues es su efecto sabroso y enamoradizo de sensaciones cálidas y adorables las que te envuelven, hipnotizan y permiten adormecer a un intelecto firme en su demanda autoritaria de riqueza dialogante -suele ser su práctica, aquí no tan lograda-, en sus habituales argumentos llenos de sentencias compartidas como bombas lanzadas sin miramiento ni consideración y monólogos recibidos como misiles de corto alcance y herida profunda que, en esta ocasión, se deja llevar por el espíritu de romance cocido con torpeza e incredulidad repentina, venidero con facilidad, pero que no por ello deja de fascinar y alegrar en general.
Un leve pero sarcástico apasionamiento de triunfo del amor sinrazón, base o sensatez y que fragua toda pelea intelectual entre razonamiento deducible-trascendencia intuida, entre amigos de cara-enemigos de celo oculto que es relagado a segundo plano ante la evidencia reveladora de una tia “Yoda” que, muestra con suavidad de experta veterana, el camino a la felicidad suprema de mito idealizado sin sentido, cautela e incontrolable en sus efectos dañinos, de peligro siempre constante pero, de abrazo intenso y deseoso con ambos brazos abiertos para con su ansiosa recepción, por todos perseguida, querida aunque sólo para algunos alcanzada, el portentoso e imbatible Hércules herido en su más débil y expuesto talón de Aquiles, caída de la fanfarronería y ego más delicioso de un juego detectivesco no muy logrado hasta los umbrales de la risa tonta, los pájaros en la cabeza, hormigas en el estómago y la inquietud de un beso nunca esperado, el Benedicto de “Mucho ruido y pocas nueces” sin tanta tragedia efervescente pero si mucho calor en ebullición, esa flecha estupefacta de AMOR lanzada por un cupido traicionero que ya aplastó y maravilló a un esplendido Gary Grant en “Historias de Filadelfia”.
Fiel a si mismo en su brevedad, deducción axiomática, en su completa consistencia, en una coherencia que se pierde por los agujeros secretos y misteriosos del cajón de la mesilla y, una marcada personalidad de este neoyorquino de cuerpo frágil y voz incisiva que, aún conserva su talento atropellado y acento agudo aunque, para la presente, bastante edulcorado por el perseguido final feliz del cuento narrado; embaucadora y tramposa aunque deliciosa, no tan pragmática y reflexiva como se esperaba pero deslumbrante para el corazón, delirante y atractiva para la vista y pura armonía de goce para unos oídos ensimismados por la ardiente banda sonora de esta alma tierna que esconde todo un algodón de azúcar tras su fortín de mirada escéptica que, sin vacilación ni escape, cae a los obligados pies de la magia hechizadora de la luz de la luna.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



5 - josu - 20:21 - 06.12.14

Escribi el pasado dia 28, antes del estreno. Ya la he visto. Aun pareciéndome de las mas flojas, de los últimos años de Woody, no deja de sorprenderme, que aunque no veamos los créditos, inmediatamente pensamos en el. Ha tocado muchos estilos, pero sus diálogos son tan personales, que los asociamos a el. Cierto que es imposible que todos sean geniales, pero es tan buen guionista, que a veces olvidamos sus cualidades de gran director y estimable actor. Ojala la vida le/nos permita seguir disfrutando de un creador irrepetible. Larga vida al rey.



4 - carmen - 15:18 - 06.12.14

suscribo los comentarios de Josu y de Merovingio. No me la pienso perder. Gracias Woody,



3 - Merovingio - 18:42 - 02.12.14

Cada nueva película de Woody Allen es un festejo, así que la cita con “Magia a la luz de la luna” es obligada y muy apetecible. El amigo ya tiene 79 años; cuando no esté, o cuando deje de hacer cine, le vamos a echar mucho de menos.



2 - josu - 21:33 - 28.11.14

Por fin termina la espera. Los admiradores de Woody iremos sin duda. A los indecisos les animaría a ver una de las ultimas oportunidades de disfrutar, por ley de vida, de uno de los cineastas mas geniales que ha dado la industria. Para mi, el mejor de todos. En dos palabras: UN GENIO. ¡Casi nada al aparato!



1 - ivan - 10:26 - 05.05.14

espero que no sea como blue….le gustó a casi todo el mundo, a mi…….es la primera película de woody que no me banco…y he mirado toda su filmografía…pero lo seguimos bancando……..!!!!



 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.