Oculus: El espejo del mal


Película:
Oculus: El espejo del mal. Título original: Oculus. Dirección: Mike Flanagan. País: USA. Año: 2013. Duración: 104 min. Género: Terror. Interpretación: Karen Gillan (Kaylie), Brenton Thwaites (Tim), Katee Sackhoff (Marie), Rory Cochrane (Alan), Annalise Basso (Kaylie de joven), Garrett Ryan (Tim de joven), James Lafferty (Michael), Miguel Sandoval (Dr. Graham). Guion: Mike Flanagan y Jeff Howard. Producción: Trevor Macy, Marc D. Evans. Música: The Newton Brothers. Fotografía: Michael Fimognari. Distribuidora: A Contracorriente Films. Estreno en España: 6 Marzo 2015.


Sinopsis

Tiempo atrás, un asesinato dejó dos niños huérfanos. Las autoridades culparon al hermano, mientras que la hermana creció creyendo que el verdadero culpable fue un antiguo espejo maldito. Ahora, completamente rehabilitado y con veinte años de edad, el hermano está listo para empezar de nuevo, pero la hermana está decidida a demostrar que fue el espejo lo que destrozó a su familia.


Cartel


Tráiler

tráiler español - Oculus


Noticias


Imágenes, tráiler y sinopsis de “Oculus: El espejo del mal”, película distribuida en España por A Contracorriente Films © 2014 Intrepid Pictures, MICA Entertainment. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - cabezon - 23:45 - 11.11.16

que terror me mate de miedo



1 - lourdes lulu lou - 15:27 - 06.03.15

Un cura, un pequeño pueblo, sus feligreses y todo un calvario de siete días por delante, penitencia de intentar ayudar, guiar y consolar a una variedad de personajes a cual peor, emblema de sufrir y soportar en silencio las ofensas de sus pupilos, de perdonar y aceptar su destino.
La película es Brendan Gleeson, su magistral, serena y profunda interpretación, esponja que va absorbiendo la ira, rencor y desprecio de sus vecinos, heridas que sobrelleva con pesar, resignación y calma reforzado con una precisa dirección de John Michael McDonagh que sabe manejar la cámara con diestro acierto y puntual arte y una bella, sobrecogedora fotografía del paisaje irlandés, de sus hermosas vistas y su subliminal impresión.
Empieza con fuerza, carisma y emoción, esperanzada actitud de encontrar un relato intenso, absorbente, de atrape forzoso y placentero, cuenta con diálogos mordaces e irónicos de sabia inteligencia, sorprendente humor negro proporcionado a cuentagotas con más propósito que acertado efecto, ofrece una versión reducida de un pequeño rebaño dañino y feroz que ejerce su maldad sobre su guía sin pausa, miramiento o consideración y un final igual de portentoso e impactante que su inicio.
Lo que pasa durante su recorrido, el efecto manso, de cansancio y pesadumbre que aporta su visión no tiene perdón por mucho que se sea amable, considerado y se quiera poner la otra mejilla.

Ver a este singular mesías aceptar con devoción su evitable final, a un representante de Jesús sufrir su propio castigo con dignidad, aguante y enorme soporte, jugar al Cluedo con sus mezquinos vecinos e intentar descubrir a Judas no tiene el interés ni el fervor esperado, lo único que ofrece son paseos y visitas de nuestro callado héroe a sus incorregibles y perdidas ovejas, conversaciones aisladas sin conexión o seguida que proporciones una trama eficaz y atractiva, extravagantes personajes representación del infierno en el que vive nuestro santo y devoto pastor que no son desarrollados con valentía, osadía o seducción, con el ardor sediento de sangre que se quiere dar a entender, una mini Jerusalén irlandesa con sus endemoniados habitantes, anhelantes buscadores de dolor y odio, ejercidos mandatarios del mal, predadores portadores de rabiosa sed, títeres de la rodeada tentativa de Lucifer a nuestro ángel no caído ni desfallecido quien es consagrado estandarte del comprender, exonerar y recibir sin juicio de valores, de sobrellevar con dignidad y coraje el ataque despiadado de estos pequeños diablos, falsos corderos disfrazados y necesitados de imperiosa ayuda…, ni cautiva ni impresiona, ni alecciona ni despierta la atención y el apego debidos.

Acaba lo empezado con energía y pasión pero el intermedio de su recorrido es apagado, poco deslumbrante y apenas incitador, fustiga y llama a las puertas de la pederastia en la iglesia sin entrar ni avanzar, un roce sin energía ni entusiasmo que caracteriza su visionado medio, un martir que se gana el cielo de conmoción tenue y sabor poco complaciente nada subversivo, la sentencia dictatorial de San Agustín que abre con contundencia el relato ofrece poca gratitud en su consumo, práctica que no explosiona la intensidad de su magnífica teoría.
Conducción tranquila y reposada sin acicate ni rebeldía, ni sumisión ni sentencia que levante pasiones o escándalo, observación apacible y tibia sin implicación o sustento motivador ante la ardua y dificultosa subida al calvario de nuestro nazareno anónimo.
Entrante y postre magníficos, primer y segundo plato moderados.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.