Estación espacial 76

Película: Estación espacial 76. Título original: Space Station 76. Dirección y guion: Jack Plotnick. País: USA. Año: 2014. Género: Ciencia-ficción. Interpretación: Patrick Wilson (Capitán Glenn), Liv Tyler (Jessica), Matt Bomer (Ted), Jerry O’Connell (Steve), Marisa Coughlan (Misty), Kali Rocha (Donna). Producción: Dan Burks, Joel Michaely, Edward Parks y Rachel Ward. Fotografía: Robert Brinkmann. Montaje: Sharon Rutter.

Información

Jack Plotnick dirige ‘Estación espacial 76‘ (Space Station 76), cinta que mezcla ciencia-ficción, drama y comedia, y que se desarrolla en una estación espacial de una versión futurista de la década de los setenta.

Tráiler

Noticias relacionadas
Enlaces

Imágenes, tráiler y sinopsis de “Estación espacial 76 (Space Station 76)” – Copyright © 2014 Rival Pictures y Om Films. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - lourdes lulu lou - 17:20 - 21.02.15

Planteamiento apetitoso, de perspectiva interesante, que nos retrotrae a los años 70 pero, con la tecnología de un mundo futuro donde ya no se habita en la tierra sino en naves/vecindario donde se convive, trabaja y realiza la vida, austeridad y melancolía para un entorno trágico, de pesadumbre y fatiga que se absorbe con letanía hiriente.
En general, la atmósfera es depresiva y desmoralizadora, deprimente estructura gélida y rígida en su corregido disparate para personajes fríos, secos y apáticos, de gran desdén y desaire en su apariencia externa pero, ardientes de necesidad, fervor y calor en un interior que se muere ante los pocos nutrientes que halla para alimentar y mantener vivo su machacado corazón y una esperanza martirizada pero que todavía sueña y espera esa mano amiga y abrazo sincero.
Gente con dolor, angustia, soledad que crea un ambiente donde se respira insoportable infelicidad, trauma soporífero de gran individualismo, tortura emocional, carencias afectivas y una tirantez, presión e insatisfacción en las relaciones personales de unos con otros que amordaza, enrarece y seduce angustiosamente pues, tanto tormento sin salida es fuente de atención inimterrumpida.
Un amargado capitán, borracho y suicida en potencia, abandonado por el amor, no reconocido, de su vida; una madre envidiosa, drogadicta a las pastillas y las terapias robotizadas; un padre que evapora la agonía y tristeza de su existencia entre porro, alucinación y otro porro más; una niña que no sabe serlo pues nunca a jugado o ha estado en contacto con ninguno, en exceso adulta, seria, reservada y solitaria que recorre los pasillos de la ubicación/vivienda como moribunda desganada e inapetente; una triunfadora mujer sub-capitana que, en realidad, se muere por encontrar el amor, pillar marido y tener hijos; un caradura sin moral conocida que consigue todo lo que se propone con facilidad descarada sin remordimientos…, una continua ligereza de cascos y nulidad de mente para gente estéril afectivamente cuya relación con los androides que les facilitan la vida es peculiar, chistosa y anecdótica, diálogos punzantes y agudos en situaciones ridículas y penosas en los que, lamentablemente, no se profundiza ni saca todo el provecho previsto ni beneficio querido y, ese es su gran fallo, nulidad, grave recriminación a echarle en cara a este filme ya que se conforma con pinceladas ínfimas y escasas de la jugosa ensalada presentada y que podría haber obtenido con un sazonado más penetrante y perverso, mucha ironía y mordacidad en el contacto con el metal humano fabricado/antipatía, desazón, desafecto con el humano de casta, película futurista situada en el pasado facto donde la mediocridad, aspereza e insatisfacción anímica de la existencia es la nota habitual en una discordante situación carcelaria de ahogo, dolor y opresión.
El ser humano con sus debilidades, decepciones y penurias trasladado a un habitáculo inerte, despersonalizado, sin espíritu ni esencia para presentar una vida de rutina atascada y bloqueada, obstrucción claustrofóbica latente, atoramiento no sólo metafórico sino, sobretodo, viviente y experimentado.
Tiene un punto curioso, de fisgoneo, novedad apetecible por extraña rareza y singular extravagancia de la combinación planteada, letargo de sentimientos y pausa de movilidad para una visión lenta y falleciente de quien sufre, padece y va muriendo lentamente aunque, no logra un resultado a la altura de lo previsto y de sus variadas posibilidades, destreza no hallada ni en la habilidad de los encuentros, ni en la confrontación de las situaciones ni en la excepción de los roces, es apática y dormida, de mucha pesadumbre y esquiva acción, mortífera andadura para seres desganados, dañados en su sensibilidad con grandes carencias por cubrir y, justamente, ese es su atractivo, aliciente y morbo, la seducción de la dejadez, tortura y dolencia de quien se halla perdido y no va a ninguna parte.
No es para todos los públicos y, para quienes la escogan, la delicia y placer sabrá a poco, pequeño resquicio que no explota todo su material, lúgubre mal rollo de idea genial pero plasmación pobre pues padece de anemia creativa sobre qué hacer con el padecimiento y la contrariedad de sus creaciones.
Jack Plotnick, te olvidaste de sacarle todo el jugo a la delicia de la pena, al regodeo de la lástima, al cautiverio de la desgracia, a la mirada de la desolación, a las mieles de los sinsabores, al gusto por lo decrépito, a la fascinación por la flagelación, a esa costumbre por la amargura, adicción al desespero y la perpetua caída emotiva, sugestiva inspiración cuya lucidez no dio para todo su espacio/tiempo.
“Ay pena, penita pena, pena, pena de mi corazón, que me corre por mis venas, penas de la fuerza de un ciclon y es lo mismo que un nublao de tinieblas…, y es un potro…, que no sabe a donde va…,y es un desierto de arena, pena, y es mi gloria y pena, ay pena, ay pena, ay pena, penita pena…”, ya que, ¡nada más empezaste, te paraste!, drama de ciencia ficción de tantos guionista en su elaboración.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



1 - fecs - 16:43 - 27.09.14

pesimaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, lo peor



 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.