Timbuktu


Película:
Timbuktu. Dirección: Abderrahmane Sissako. Países: Francia y Mauritania. Año: 2014. Duración: 97 min. Género: Drama. Interpretación: Ibrahim Ahmed, Toulou Kiki, Abel Jafri, Fatoumata Diawara, Hichem Yacoubi, Kettly Noël. Guion: Abderrahmane Sissako y Kessen Tall. Producción: Etienne comar y Sylvie Pialat. Música: Amin Bouhafa. Fotografía: Sofiane El Fani. Distribuidora: Golem. Estreno en España: 6 Febrero 2015.


Sinopsis

Los alrededores de Tombuctú han caído en manos de extremistas religiosos. Kidane vive tranquilamente en las dunas con su esposa Satima, su hija Toya e Issam, un niño pastor de 12 años. En la ciudad, los habitantes padecen el régimen de terror impuesto por los yihadistas: prohibido escuchar música, reír, fumar e incluso jugar al fútbol. Las mujeres se han convertido en sombras que intentan resistir con dignidad. Cada día, unos tribunales improvisados lanzan sentencias tan absurdas como trágicas. El caos que reina en Tombuctú no parece afectar a Kidane hasta el día en que accidentalmente mata a Amadou, un pescador que ha acabado con la vida de “GPS”, su vaca favorita. Ahora debe enfrentarse a las leyes impuestas por los ocupantes extranjeros.


Cartel


Tráiler


Noticias


Imágenes, tráiler y sinopsis de “Timbuktu”, película distribuida en España por Golem © 2014 les Films du Worso, Dune Films y Arches Films. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



4 - Ignacio Maza - 9:34 - 20.05.15

1- INTRODUCCIÓN:
La definición de yihad (diccionario de la real academia de España) es: “guerra santa de los musulmanes”. Tombuctú capital de Malí cae ante los yihadistas , imponen sus leyes retrógradas y que atentan a las libertades personales y culturales.
Dentro de estas decisiones “particulares” se encuentran apedrear la cabeza de dos personas enterradas, por hacer música.
Abderrahmane Sissako examina todas estas formas de oprimir y ejecutar a un pueblo en el nombre de Alá, más con la inteligencia que mostrando sangre. En el momento que una creencia o forma de ver la política o la cultura no se abre se convierte en algo sectario ( como no concibo tu forma de pensar. no te tolero por lo tanto te elimino, en la mayoría de los casos por falta de inteligencia o adaptación, una forma rápida de exterminio silencioso. Si el partido nacional socialista alemán tenía los mejores técnicos y las mejores puestas en escena logísticas, el yihadismo se caracteriza por la austeridad que no quiere decir que el odio sea menor.
Posiblemente, también haya algo de esto en la inquisición con menos bajas humanas, (como tu no piensas como yo, estudias ciencia y desarrollo humano eres una bruja y te vamos a quemar), probablemente a los reyes católicos les interesaba tener un instrumento tan práctico para tener a raya a la población.

2- LA HISTORIA.
En la capital de Malí, se enfrentan el ganadero y el pescador con fatales consecuencias para los dos, ni más ni menos, lo que hace rica esta película son los factores exógenos un país africano bajo yihadistas y con influencia francesa (por haber tenido colonias).
En una secuencia realmente buena tenemos a los dos protagonistas en la orilla del río pero el destino será el mismo para los dos.
En este caso el final abierto da un magnífico resultado. La producción consigue que los colores camel (desierto) queden realmente hermosos y sin distorsiones solares en la cámara.

3- NOMINACIONES Y GALARDONES:

– PREMIOS OSCAR: nominada mejor película de habla no inglesa.

– 7 PREMIOS CÉSAR: incluyendo mejor película y director.

– FESTIVAL DE CANNES: premio del jurado ecuménico.

– FESTIVAL DE CHICAGO: mejor director.

– SATELLITE AWARDS: nominada a la mejor película de habla no inglesa.

4- CONCLUSIÓN COMO APRENDIZAJE.

Religión, política o cultura no deben ser utilizadas para la conquista de voluntades o territorios (les recomiendo el muy citado discurso del método de Descartes par buscar la verdad en las ciencias y en las artes).

También vinculados con este tema están los metrajes “Kandahar” y “Paradise now” también realmente buenas.

Para Alejandra María García.



3 - lourdes lulu lou - 12:04 - 16.05.15

¿Has leído la sinopsis?, ¡pues eso es todo!, resumen conciso de lo que hay, ni más ni menos; amén de muchos halagos, bienintencionados y condescendientes, por ser una modesta película, echa con mucho esfuerzo y osadía, pero que falla en su encanto y seducción para dialogar con el oyente, quien sólo se emociona ante esa espléndida fotografía de un desierto árido, caluroso y hermoso que ofrece un ritmo pausado, lento y delicioso, con su propia armonía excelsa, donde el peligro, riesgo e incertidumbre se unen a la belleza, la vasta inmensidad, la tranquilidad suculenta, seca, el distendido deambular con un sentir, escuchar, verificar el silencio y la maravilla de no tener prisa pues, el tiempo no importa/el espacio no tiene vallas, pero donde el resto, ha pasado al olvido de la desgana.
Magnífico colorido, de gran atractivo visual que envuelve esta Mauritania dominada por la sinrazón y trágico despropósito de quienes hablan en nombre de la religión, moral, virtud y decencia, jueces dictadores de su propia mezquindad y horror, humillación de una ley impuesta a base de amenaza, rifle, latigo y muerte a una población que sólo quiere hacer su vida, ver crecer a sus hijos, charlar con los amigos y disfrutar de su relajada y plácida, a la vez que dura y desolada, existencia.
Y, a partir de aquí, viene el dilema pues, si vuelves a leer al argumento, estarás de acuerdo con él, también con las alabanzas referidas a la plasmación estética y atrevida de dicha realidad, un meritorio trabajo realizado por Abderrahmane Sissako a la hora de ser sincero y verídico en el sinsentido, extremismo y desfachatez de una imposición extremista a las que, héroes anónimos, deben hacer frente cada día y bla, bla, bla…, pero, con la misma honestidad, existe una gran tendencia al abandono inconsciente, a la apatía auditiva, al aburrimiento involuntario, a perder el interés de lo narrado, su propósito y estela, incluso te obligas a prestar más atención de la que tu mente está dispuesta a ofrecer, te disciplinas para evitar cerrar los ojos de cuando en cuando, te reprochas por distraerte con cualquier pensamiento que roza, brevemente tu cabeza, dada la escasa captación de lo ofertado, en un debate autoimpuesto de recriminación por no vivir tan espléndidamente -ni fingir, la verdad- esa maravilla manifestada por otros, por no saborear la importancia teórica de lo exhibido en una práctica inapetente, insostenible y poco agraciada.
Lo primero que se enseña un político es el poder de la oratoria, la fuerza de una potenta y bien estructurada retórica que convenza, atrape y guste, no importa el mensaje; aquí, ocurre justo lo contrario, un mensaje loable, vigoroso y valiente que se pierde, por su camino, al no encontrar ese puente de comunicación entre el ávido espectador, a la espera de su sabiduría, y unos fotogramas que transcurren sin pasión, con parsimonia, pesadez y poca inteligencia para involucrar al público deseoso y, con respeto, un poco excesivas las alabanzas vertidas a favor de ella que llevan al interrogante confuso, para quien se fío de ellas para elegirla, porque, todas muy meritorias y merecidas en el plano técnico, expositivo y ocular pero, el cerebro queda desamparado y desnutrido ante la sucesión de escenas que no despiertan curiosidad, que son un desfilar repetitivo de lo ofrecido los primeros diez minutos y que no avanza en emoción y desasosiego, sólo un triste mirar melancólico, decrépito y arduo que lleva a desviar la vista de la pantalla para buscar, por otro lado, el alimento no aportado o, simplemente, sucumbir a la dejadez y descuido.
Es de esos casos que, parece de vergüenza admitir tu indiferencia hacia lo observado, a pesar de la importancia de lo contado, pues se sufre un abandono cognitivo y ausencia afectiva que nunca debería surgir, dada la riqueza del guión y el estilo direccional, pero que supone el desfallecer anímico, sugestivo y reflexivo de un intelecto, dejado al olvido, que observa como únicamente se nutre la visión, y le dejan, a él, huérfano y falto.
Es sencillo, un profesor debe saber inculcar a sus alumnos la pasión por su clase, aleccionar a sus pupilos a seguir la lección, instruirse de sus palabras y desear que el reloj detenga su camino ante el disfrute y admiración de lo expuesto, aquí, el director, satisface una parte/deja coja a la otra, un ying/yang que no se complementa, hecha un pulso con su hermana de aventura ganando, lamentablemente, quien no se quiere ni desea.
Insípida y desaborida, pierde todo su efecto al no saber comunicar, con perspicacia e ingenio, su atrevida y potente historia; brillante desolación artística que arrasa y deja necesitada a la razón y a su amado compañero de fatigas, el sensible -aquí depuesto- corazón.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



2 - Lourdes - 22:08 - 10.04.15

es muy cruda te deja mal sabor de boca si piensas que eso pasa tooodos los dias en la realidad de Tumbuktú. Una obra maestra



1 - MACIÀ - 23:12 - 02.03.15

“Tombuctú” está llena de imágenes y escenas que te seducen por ellas mismas con una historia dramática simple que se convierte en un convincente alegato a la libertad y contra la pena de muerte sin caer en la tentación de hacer una exaltación de la miseria. (7,5/10)
http://bit.ly/1N9yPLJ



 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.