Project Almanac


project almanacPelícula:
 Project Almanac. AKA: Welcome to yesterday. Dirección: Dean Israelite. País: USA. Año: 2014. Duración: 106 min. Género: Ciencia-ficción. Interpretación: Sofia Black-D’Elia (Jessie), Jonny Weston (David Raskin), Allen Evangelista (Adam), Sam Lerner  (Quinn), Amy Landecker (Kathy), Virginia Gardner  (Christina), Katie Garfield (Liv). Guion: Jason Pagan y Andrew Stark. Producción: Michael Bay, Andrew Form, Bradley Fuller. Fotografía: Matthew J. Lloyd. Montaje: Julian Clarke y Martin Bernfeld. Vestuario: Mary Jane Fort. Distribuidora: Paramount Pictures SpainEstreno en España: 30 Enero 2015. Calificación por edades: No recomendada para menores de 7 años.


Sinopsis

Un descubrimiento sorprendente lleva a un grupo de amigos a construir una máquina del tiempo. Lo mantienen en secreto y comienzan a viajar al pasado experimentando ligeros cambios que van alterando, poco a poco, el curso de su futuro. Cada viaje aumenta la aventura pero también el riesgo y lo que ponen en juego. Al intentar adaptar el mundo a ellos mismos, crean efectos a escala mundial que acaban por afectarles directamente. Al final, se enfrentan a una carrera contra el pasado y el futuro para corregir sus errores y poner su vida de nuevo en orden.


Imágenes

project almanac imagenes


Tráiler

project almanac trailer


Crítica


Reportajes


Imágenes, tráiler y sinopsis de “Project Almanac”, película distribuida en España por Paramount Pictures Spain © 2014 Insurge Pictures, Paramount Pictures y Platinum Dunes. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



4 - lourdes lulu lou - 14:19 - 28.05.15

“Estábamos equivocados papá, no hay segundas oportunidades”; te equivocas hijo, las oportunidades son infinitas, tantas como capacidad racional posee el hombre, quien nunca detiene su deseo de saber más, su anhelo por conocer lo aún no descubierto, su ansiedad por abarcar la inmensidad que se abre ante sus ojos, la adrenalina de avanzar y mejorar, cambiar y prosperar, el sano desespero de indagar, no hallar y volver, por cabezonería prescrita a la humanidad, a la tarea que se resiste pero, tarde o temprano, caerá.
Un genio, con su lamparita cerebral y la ayuda de papi muerto y los colegas presentes, construye la posibilidad de viajar al pasado para descubrir las consecuencias de sus insensatos actos, que las decisiones tienen un coste, el vivir se cobra su propio precio y que no puedes controlar los sucesos ni la cola que se desprende de ellos, ni jugando con las regresiones, ni siendo honesto, ni realizando el sacrifricio más difícil que se le pueda pedir a un hijo huérfano pues la curiosidad es humana, la ambición siempre ronda al acecho, el poder es golosina apetecible y la lealtad hacia uno, sus principios y amigos es línea muy frágil que se mueve, con seductora constancia, sin stop ni freno.
El santo Grial de la reubicación en el tiempo, volver atrás y modificar los hechos, moldearlos a tu gusto para saciar esa cobardía que te impidió hacerlo en el presente inmediato, diseñar a la carta lo que te guste y apetezca con el único límite de la disciplina auto impuesta, anular los baches que evitan esa actualidad tan molona y alucinante…, un principio poco estelar/apenas motivante donde, cámara al hombro -¡qué estela dejaste, bruja de Blair!- para sentirte parte del grupo y de su complicidad compartida donde observas a tres frikis de instituto, más hermana de relleno y guapa de turno, entretenerse y divertirse, como quien no quiere la cosa, con la construcción de este proyecto, de herencia paterna, de igual forma que tu hijo juega con los mecanos, patosidad de ir probando, descifrando e ingeniando que no despierta mucho júbilo ni interés, sólo contemplar su loco andar, atropellado experimento para retratar un cuadro nada original, ya visto en tan reiterativo pretérito.
Ofuscación por mostrar velocidad, frescura y agilidad -a falta de creatividad e ingenio- que no muestra lo principal, la habilidad para capturar tu mirada, hipnotizar tu mente y edulcorar a una incógnita, deseosa de saber más, para pasar, sin tastarlo, a un recorrido conocido de desmadre loco e incontrolado, de quien puede tenerlo todo, hacer lo que quiera, conseguir sus metas pero sólo se le ocurre mal ganar la lotería e ir de fiesta, coronando su apetitosa cumbre con primer amor inolvidable por el que dejar los ideales para cambiar el mundo y poder enamorarse, ese estrés romántico que te vuelve pelele, detrás de un tiempo que se escapa y se adelanta a todas tus magistrales volteretas, que quedan sin acierto ni gracia para, por fin, llegar a un punto interesante donde el aliciente y el sabor hacen aparición para poder ver, escuchar y estar atento a las súplicas racionales de una mente que sabe la desfachatez, desproporción y péligro de sus andaduras, un venir y desandar, atolondrado y ajetreado, que esconden un cargo de conciencia, de responsabilidad por lo hecho y todo lo que se deriva de ello, 20 últimos minutos que ni compensa ni invalidan lo demás sólo que…, esta fiesta ¡tardó mucho en arrancar!, coger tono y lograr un ritmo merecido, que equilibre e indemnice, haberla escogido como esparcimiento de mira de esa particular noche.
El formato no es nuevo, lo mostrado ya ha sido visto, su evolución sabida de antemano, entonces ¿qué ofrece Dean Israelite como novedad propia que no remita a los demás?, poco, la verdad, adolescentes jugando al efecto mariposa, aceleración desmesurada de sus inconscientes pasos, juventud desmadrada que retiene tu atención con pocas ganas y gracias a una celeridad que se nutre de visionar-sin-tiempo-a-recharzar aunque, no evita ese regusto inicial, apenas sugerente o ilusionado, que suscita atracción leve por una idea ya presentada por muchos que no sabe encontrar su propio carácter e identidad para sobresalir, adquirir pasión y dejar memoria única.
Es refrescante, amena y ligera pero empieza a cansar que dichos adjetivos no se acompañen de contenido sagaz, agudo y meritorio, simplemente ofrece algo casual, de porte cómodo para todos los días que no facilita la inspiración para escribir sobre ella, empieza como lunes aburrido, pasa a martes intrascendente y se queda barrada en miércoles aceptable por estar cerca del fin de semana y haber superado el inicio pesado de la rutina pero, lejos de la efervescencia, potencia y energía de un buen almanaque que cubra todos los días con consistencia, esmero y devoción, puede que se necesiten lunes cansinos y desaboridos para llegar al fruto divertido del esperado viernes o, puede que sea posible vivir todos los días como domingo de goce y disfrute, con todo, este boceto vive únicamente de los tres días mediocres de la semana, a la que sólo roza tibiamente el jueves sabroso por una casualidad mínima que, pronto le hace retroceder, sin perdón ni opción, a la posición fija de miércoles estandar a la que pertence por defecto, sin remedio y con toda su omisión.
Entretiene sin demasiada gracia -está claro que Sir Maejor no es Ashton Kutcher-, con elementos justos que no exceden lo cotidiano y habitual de todas las que pertenecen a dicho género de circular, a sus anchas, por el espacio/tiempo, talento moderado que ni quita ni beneficia, neutralidad que intenta correr y acelerar la marcha pero no logra avanzar en demasía, sencillamente las ventajas y sinsabores de ser el del medio y no destacar por iniciativa propia.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es



3 - AnoniMouse - 16:22 - 07.02.15

Muy bien dicho Gastón, pero que no te escuchen los de HollyWood que se quedan sin películas ;)



2 - Huxley - 0:26 - 31.01.15

Project Almanac tiene toda la pinta de entretenimiento pasajero para adolescentes (parece ser que no le faltan las esperadas dosis de romanticismo teen), así que tampoco creo que ningún fan de la ciencia-ficción pueda tener verdadero interés en ella.



1 - Gastón Orellana Bergasa - 7:18 - 26.12.14

Me gustan las películas de ciencia ficción, en especial las referentes al viaje en el tiempo, aunque no creo que se pueda realizar.
Hay que pensar que las fechas es solo un concepto humano de medir el tiempo y que el tiempo en sí ocurre por el movimiento de rotación y traslación de los planetas (Tierra), las estrellas (Sol), las galaxias (Vía Láctea) y todo el conjunto del Universo, entonces para retroceder o adelantar el tiempo deberíamos retroceder o adelantar los movimientos de rotación y traslación de planetas, estrellas, galaxias y en general el Universo, ¿podríamos realizar esta operación para viajar en el tiempo?.
Respecto a los túneles de gusanos, que en teoría se podría viajar de un lugar a otro lugar en el Universo, pero sería el mismo Universo, por lo tanto sería una forma de viajar más rápido en el Espacio no en el Tiempo.
Por último, respecto a la teoría del multi-universo, para que el multi-universo sirva como teoría para los viajes en el tiempo, deberían ser (por ejemplo) un Universo por día y que la unión secuencial entre todos los Universos que conforman el multi-universo, de esta manera el viaje en el tiempo podría ser a través de los túneles de gusanos que unen todos los Universos, entonces de esta manera si se viajara del Universo Presente hacia el Universo Pasado o Futuro con la fecha deseada, suena bien, pero, si los Universos con una duración de un día, como sería posible que en un Universo de un día se pueda ver nebulosas que se sabe son casi del comienzo del Universo (Big Bang) y como podríamos concluir el Universo Presente, por lo tanto la teoría del multi-universo no es creíble, entonces, volvemos a un Universo.
Conclusión: No es posible el viaje en el tiempo.



 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Vaiana | Villaviciosa De Al Lado | 1898: Los últimos de Filipinas | Aliados | Animales fantásticos y dónde encontrarlos | La llegada

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.