Inicio > Reportajes > “¡Me ha caído el muerto!”: Agárrame esos fantas...

“¡Me ha caído el muerto!”: Agárrame esos fantasmas, David Koepp

Escrito por el 01.03.09 a las 19:24
Archivado en: Años 90, Comedia, Directores, Guionistas, Hollywood, Terror, Thriller

Un hombre recién fallecido, a causa de una estúpida coincidencia en el lugar y el momento erróneos, debe convivir con los mortales incapaces de percibirlo y las restantes almas que vagan sin penitencia. Él no ha resuelto la relación con su mujer, a la que mantiene en un engaño constante de infidelidades y silencios torpes, hasta que alguien tocado por el don de distinguir los cuerpos etéreos de los muertos se presta, más o menos reticente, a resolverle el entuerto. Con esta revisión bufa de “El sexto sentido” (M. Night Shyamalan, 1999) —sin contar que ésta bebía a su vez de otras muchas fuentes cinematográficas, teatrales y literarias, pero que al contrario de “Los otros” (Alejandro Amenábar, 2001) recicló su esencia en una obra excepcional—, una comedia de carácter imitativo reconocible en el trío protagonista, el esquema de valores como clave resolutiva de la historia y algún que otro guiño camuflado —los humanos estornudan al atravesar a un fantasma, mientras que en la película de Shyamalan sentían un bajón de la temperatura ambiente—, David Koepp repite en la silla de director después de una intensa década como guionista.

ampliar imagen

La escasa prestancia crítica de sus incursiones previas en el thriller sobrenatural—el corto “Suspicious” (1994) y los largometrajes “El efecto dominó” (1996), “El último escalón” (1999) y “La ventana secreta” (2004)— parece haber conducido a Koepp a probar suerte en la comedia, tono dominante en “¡Me ha caído el muerto!” (2008), que cuenta con la ayuda del cómico inglés Ricky Gervais —visto en las versiones british y yankee de “The office”— y de Greg Kinnear“Mejor imposible” (James L. Brooks, 1999), “Pequeña Miss Sunshine” (Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006)—. Pero mucho antes de que Koepp sufriera el síndrome de escritor con ganas de escalar oficios de la pirámide industrial, su procesador de textos era el gurú de los blockbusters con ínfulas de ‘mensaje’, un toque anecdótico que en los últimos años ha pasado a convertirse en una incómoda insignia de sus libretos.

david-koepp-2.jpg

Combina suspense —“Malas influencias” (Curtis Hanson, 1990)— con acción — “Operación: Soldados de juguete” (Daniel Petrie Jr. 1991)— y humor — “La muerte os sienta tan bien” (Robert Zemeckis, 1992)— con el pragmatismo de quien sabe diferenciar claramente los opuestos o mezclarlos si el arrojo del cineasta viene respaldado por suficientes gastos publicitarios: “Parque Jurásico” (1993) y “El mundo perdido” (1997), tras las cuales su número pasó a engrosar el listín para emergencias comerciales de Steven Spielberg —siguieron “La guerra de los mundos” (2005) y “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal” (2008)—. Pero Koepp ha alcanzado su mejor tono cuando lo que firma resulta indistinguible de la firma de director —“Atrapado por su pasado” “Ojos de serpiente” (Brian De Palma, 1993 y 1998).

david-koepp-3.jpg

En el otro extremo se sitúan sus comedias más insulsas con directores de escasa personalidad — “The paper: detrás de la noticia” (Ron Howard, 1994)— o superproducciones necesitadas de un leitmotiv para compensar el déficit de atención de su público potencial —“Spider-Man” (Sam Raimi, 2001), “La sombra” (Russell Mulcahy, 1994)—. Más acostumbrado a abrir sagas —“Misión Imposible” (De Palma, 1996)— que a continuarlas, David Koepp tiene entre los títulos menos memorables de su currículum “Zathura: Una aventura espacial” (Jon Favreau, 2005), el pseudo-remake de “Jumanji”, y “La habitación del pánico” (2002), uno de los mecanismos de David Fincher peor valorados. Estrena cintas modestas a la par que se anuncian a bombo y platillo los previstos taquillazos de sus guiones, el próximo, “Ángeles y demonios” (Ron Howard, 2009), en la que estará por ver si Koepp ha vuelto a conciliarse con las secuelas y si los productores —o el Vaticano— le han permitido introducir algunas de sus notas de humor expansivo.

david-koepp-4.jpg

Tal vez los padrinos del guionista no sean tan eficientes a la hora de levantar sus proyectos como director, si bien su último estreno, de bajas pretensiones, parece compensar los excesos de las millonadas que suele guionizar. En “¡Me ha caído el muerto!” Koepp, que dirige y escribe, no sólo ha tomado a “El sexto sentido” como principal referente, a costa de su proximidad temporal, sino que se propone dar una vuelta de tuerca a las historias de aparecidos con cuentas pendientes, al menos desde la perspectiva de género y el protagonismo de la ciudad de Nueva York. Peter Jackson también siguió una dirección similar en “Agárrame esos fantasmas” (1996), y su habitual Spielberg rodó la blandita “Always (Para siempre)” (1989). Ni los más grandes se han resistido a esas narraciones fronterizas donde el discurso entre la vida y la muerte alcanza sus cotas más románticas —“El fantasma y la señora Muir” (Mankiewicz, 1947)—, poéticas —“Cuentos de la luna pálida” (Mizoguchi, 1953)—, divertidas —“El fantasma de Canterville” (Jules Dasin, 1944) o “El fantasma huye” (Charles Barton, 1946), con Abbott y Costello—, míticas —“Poltergeist” (Tobe Hooper, 1982)—, ambiguas —“La casa encantada” (Robert Wise, 1959), con inferior versión de 1999 (“The haunting”, Jan de Bont)—, terroríficas —“Jennie” (William Dieterle, 1948)— y sentimentaloides —“Ghost” (Jerry Zucker, 1990)—.

En las imágenes, fotogramas de: “¡Me ha caído el muerto!” © 2008 Paramount Pictures International Spain. Todos los derechos reservados. “El último escalón” © 1999 Artisan Entertainment. Todos los derechos reservados. “Atrapado por su pasado” © 1993 Bregman/Baer Productions, Epic Productions y Universal Pictures. Todos los derechos reservados. “Agárrame esos fantasmas” © 1996 Universal Pictures y WingNut Films. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



4 - Almudena Muñoz Pérez - 15:36 - 14.06.09

Mmmm… Creo que ambos títulos están en el texto…



3 - Sergio Ordoñezç - 17:46 - 13.06.09

Es curioso el número de referentes que citas dejándote a trás dos muy claros: “Ghost” y “Mejor imposible”.



2 - LaButaca.net » Opinión de cine - 19:00 - 03.03.09

“¡Me ha caído el muerto!”: El médium involuntario…

Exultante en su primer tramo, acaba perdiendo fuelle, cayendo en derroteros previsibles hacia una moraleja final que enmarca sus buenas intenciones, pero en la que se ven disipadas las carcajadas del inicio…
Que el afamado guionista David Koepp s…



1 - LaButaca.net » Opinión de cine - 10:57 - 02.03.09

“¡Me ha caído el muerto!”: Una agradable sorpresa…

No me cansaré de repetir que la comedia es el género cinematográfico más difícil de afrontar para cualquier director, guionista o intérprete. Actualmente, me resulta pasmosa la sencillez con la que se cae en simplonas puestas en escena, vulgares …



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Trailers Actualidad Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Destacados:  Estrenos del 22 de septiembre | Primer tráiler de "Tomb Raider" (2018) | Fiesta del Cine: 16 a 18 de octubre

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.