Inicio > Reportajes > ¿Por qué nadie habla de Colin McKenzie?

¿Por qué nadie habla de Colin McKenzie?

Escrito por el 18.12.07 a las 14:24
Archivado en: Años 90, Críticas, Documental, Otros continentes

David W. Griffith, Sergei M. Eisenstein y Orson Welles copan con tradicional soltura los índices de cualquier manual de la Historia del Cine. Pero, ¿y si el convencionalismo editorial estuviese obviando importantes figuras cuyos apellidos nos suenan a ciudadanos corrientes? Conocemos los prodigios de aquellos que alcanzaron el éxito e hicieron famosas sus películas. En ese merecido imperio, ¿cuál es el espacio reservado a los que nunca encontraron su oportunidad? ¿Cuántos Griffith, Welles, Eisenstein e individuos superiores a los tres se habrán perdido para siempre en la memoria privada de alguna familia escéptica? Colin McKenzie fue uno de estos cineastas abocados al fracaso y el olvido, al nacimiento y la muerte en las circunstancias menos memorables de las biografías superventas.

Aunque renombrados estudiosos del séptimo arte han reivindicado su categoría artística, McKenzie continúa siendo un John Doe para las masas, quizá por interés industrial, quizá por el respeto cuadriculado al constructo histórico, quizá por su lejana nacionalidad neozelandesa… Precisamente un compatriota suyo, Peter Jackson, recuperó los archivos perdidos de los experimentos McKenzie antes de los años 30 en el documental “La verdadera Historia del Cine” (1995), o más poético su título original: “Forgotten silver”. La época en que un nuevo modo de expresión balbuceaba y las películas se engarzaban en nitrato de plata como auténticas joyas en bruto, un día apiladas a su suerte en cualquier baúl hasta que las generaciones futuras descubriesen el valor de la herencia marchita.

Colin McKenzie enterró su propia obra, consciente de que ésta no vería la luz, al menos, estando él vivo. Sólo rozaría la fama tras su muerte, al no existir, al transformarse en ser de ficción, como sus personajes de la inconclusa “Salomé”. A nuestros ojos modernos, habituados a la fanfarria visual, su vida parece una novela de Dumas, el argumento increíble de una producción hollywoodiense… En realidad todo eso es puro silencio, vacío histórico, el imposible olvido de lo desconocido, que Peter Jackson intenta recuperar insuflándole un hálito que nunca acompañó al susodicho director. Una vida que alimenta a la esencia cinematográfica, una película que ofrece a partir de ello vida artificial… ¿No hay mejor segunda oportunidad para alguien borrado, de quien nunca conocimos su nombre, ni fue famoso y, por ende, real, que vivir y morir de nuevo en el cine? Entonces… ¿por qué nadie habla de Colin McKenzie?

En las imágenes: Fotogramas de “La verdadera Historia del cine” – Copyright © 1995 New Zealand Film Commission, New Zealand On Air y WingNut Films. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



13 - Jessica Gonzalez - 7:58 - 21.01.11

ok, ok, ok…
…LA VERDAD ES QUE PETER SE LUCIÒ CON ESTE GRAN DOCUMENTAL, EN PRIMERA PUES SI QUE NOS
LA JUGÒ CON ESTA GRAN HISTORIA SOBRE LA VERDADERA HISTORIA DEL CINE, PERO NO HAY MEJOR VERDAD QUE LA YA CONOCIDA…
…FUERON LOS HERMANOS LUMIERE LOS PIONEROS EN EL CINE, TAL Y COMO SE NOS HA ENSEÑADO, SOLO QUE ESTE DOCUMENTAL ES FICTICIO, YA QUE EL SR.PETER QUISO DEMOSTRAR QUE NOS HACE FALTA INVESTIGAR DESPUES DE VER ALGO, CREO QUE MUCHAS DE LAS VECES NOS QUEDAMOS CON LO QUE VEMOS, Y MÀS TRATANDOSE DE UN DOCUMENTAL, ES FACIL IRSE POR ESE LADO…

…EN VERDAD, HAY MUCHOS DETALLES EN ESTE DOCUMENTAL QUE HACEN VER QUE ES FALSO, SOLO TENGAN EL OJO BIEN ABIERTO Y CHEQUENLAS, ESTO LO DEJO EN USTEDES PARA QUE SEAN OBSERVADORES, Y SI TIENEN DUDA EN CUALES SON, PREGUNTEN Y SE
LAS DIRÈ CON AMABILIDAD.

NO HAY POR QUÈ MOLESTARSE POR DICHO DOCUMENTAL, VEAN EL LADO BUENO, EL SEÑOR PETER NOS HACE VER UN GRAN ERROR EN NOSOTROS.



12 - mejorandarloca - 20:40 - 07.01.10

es un falso documental como War Game, por eso siempre hay que buscar en más fuentes cuando vemos algo, ya que de otro modo nos quedamos con una idea inventada de la realidad



11 - sonny tell - 17:55 - 29.07.09

OIGAN!! AMIGOS NO SEAN TONTOS !! ESA PELICULA ES FALSA, NO ES CIERTA Y NO EXISTE EL TAL Colin McKenzie. EL QUE HACE EL PAPEL DEMcKenzie ES EL ACTOR Thomas Eugene Robbins QUE HACE DE DEAGOL DEL SEÑOR DE LOS ANILLOS.
A MI GUSTAN ESTAS CLASES DE PELICULA Y LA TENGO EN DVD Y ME PARECE MUY BUENA PELICULA ESPECIALMENTE EN LA FORMA DEL DOCUMENTAL QUE PARECE TAN REAL Y EN COMO PUDO ENGAÑAR A TANTA PERSONA. BUENO ASI QUE NO SE LO TOMEN EN SERIO Y DISFRUTEN DEL TRABAJO QUE HIZO PETER JACKSON



10 - out of reach - 19:09 - 11.02.09

xicos, ya se xk no se abla nada de colin….EL DOCUMENTAL ES FALSO!!!!!!!!!LO AN EXO PARA DEMOSTRAR COMO SE PUEDE ENGAÑAR A UNO POR LA TELEVISIOON!!!!!!
OS LO JURO!!!!!!!!!!!



9 - Yo - 2:40 - 02.02.09

Nadie habla de él por la sencilla razón de que nunca existió (salvo en la imaginación de Peter Jackson) xD



8 - Dino - 3:43 - 03.10.08

Genial documental, divertidisimo, y mas falso que un euro de popeye jjajaja lo podeis encontrar facilmente por la red. Yo lo recomiendo a todo el mundo que quiere hacer un corto.

Saludos a todos.



7 - CERNY - 5:31 - 30.05.08

la verdad es que este Colin McKenzie es un “maldito genio”…. para recién en 1925 se filmó con una calidad “aceptable” … pero en 1911 ya existían tomas de McKenzie en color.. los 30 primeros segundos de una cinta a color….. que hubiese dicho Colin McKenzie si hubiese (valga la redundancia) visto el estracto de una hora de “SALOME”?? wooow… este tipo es mi idolo…. cambió mi forma de ver, sentir y vivir el cine.

Carlos E. Pedreros Q.
audiovisuaista de cine experimental
Linares
Chile



6 - Almudena Muñoz Pérez - 15:48 - 24.12.07

Gracias a los dos por vuestros halagos navideños!! XD A ver si el 2008 nos trae algún Colin McKenzie… vivo



5 - Manuel Márquez - 18:24 - 21.12.07

Desconocía, compa Almudena: a) la existencia del tal McKenzie; b) la existencia de la peli de Jackson; y c) que a tales “inventos” se les llama en cierta jerga “mockumentaries”. Eso sí, te ha quedado la reseña la mar de vacilona; ah, y me sumo a los elogios del compa Joaquín: lo estás haciendo fenomenal. Felices fiestas navideñas, y un abrazo.



4 - Joaquín R. Fernández - 2:20 - 20.12.07

No, no, es que como “post” es una palabra inglesa, pues por eso le puse las comillas (no sé poner la cursiva en estos comentarios :P). ¡Enhorabuena y sigue así!



3 - Almudena Muñoz Pérez - 16:27 - 19.12.07

Jo jo jo… un expediente X infiltrado nunca viene mal. Las comillas de ‘posts’ van con retintín o algo? XD Gracias!!



2 - Joaquín R. Fernández - 16:00 - 18.12.07

Buf, pues a mí casi me pillas XD Como no se hacía mención a su filmografía, me puse a investigar y… ¡zas!, hallé la verdad cual Mulder y Scully. Eso sí, desconocía la existencia de ese documental, realmente muy curioso. Por cierto, felicidades por tus “posts”.



1 - Almudena Muñoz Pérez - 14:25 - 18.12.07

Vengaaa, que ésta va con truco. A ver quién responde.



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebastián

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.