Inicio > Reportajes > Andrew Garfield y Emma Stone, pareja de vértigo superheroic...

Andrew Garfield y Emma Stone, pareja de vértigo superheroico

Escrito por el 04.07.12 a las 12:50
Archivado en: Acción, Actores y actrices, Cine americano, Fantástico

Había que remozar la pareja romántica formada por Tobey Maguire y Kirsten Dunst a lo largo de tres películas sobre Spider-Man. Sus Peter Parker y Mary Jane Watson iban al instituto con cuerpos de apariencia de veinteañeros; la estrategia del reboot sobre el trepamuros, “The amazing Spider-Man” (ver tráiler y escenas), exigía una rebaja del corte de edad, unos rostros frescos pero reconocibles para el gran público. Y tras un largo y no demasiado sufrido proceso de casting, durante el cual se cayeron nombres como Taylor Lautner, Joseph Gordon-Levitt, Robert Pattinson, Jamie Bell, Daniel Radcliffe y Zac Efron, Andrew Garfield se adjudicó la picadura de la araña y un nuevo primer amor, ya presente en los cómics pero reducido a una pequeña presencia en la tercera entrega de la saga —con rostro de Bryce Dallas Howard—, la dulce Gwen Stacy.

Un papel que inspiró otra pelea de gatas digna de una convención de cosplay sobre Selina Kyle: Mia Wasikowska, Amber Heard, Emma Roberts, Emily Browning, Lily Collins, Anna Kendrick o Mary Elizabeth Winstead fueron consideradas antes de que Emma Stone las derribara a todas y tuviera que teñirse de rubia. Curiosamente, el tinte inverso al de Dunst para su participación en el universo de Spider-Man, al ser ella rubia y Mary Jane pelirroja. Y el rojo aterciopelado de su cabello es una de las señas distintivas de Emma Stone, una joven actriz criada en el Oeste que en los últimos años ha empezado a hacer mucho ruido y a recorrer con garbo las alfombras a juego con su melena. Otros rasgos inseparables de su personalidad única para la gran pantalla son esos ojos verdes de pantera y una voz áspera y catarrosa que parece escupir toda la arena de su Arizona natal en boca de personajes aguerridos y diabólicamente femeninos. Porque realmente no tiene en su haber ningún papel flojo o en el que hayan predominado los remilgos y pasividades que, quizá, sí inspire su Gwen Stacy.

Todo esto a pesar de que, tras varios saltos por series televisivas de poca monta, Emma Stone se estrenara en el cine como una chica que no bebía y que tampoco deseaba liarse con un Michael Cera borracho en “Supersalidos” (Greg Mottola, 2007) —actor que, por cierto, a punto estuvo de hacerse con el papel de Spider-Man para este relanzamiento teen—. Siguieron papeles de mayor peso en otras comedias como “Un rockero de pelotas” (Peter Cattaneo, 2008), “Una conejita en el campus” (Fred Wolf, 2008) y “Paper Man” (Kieran y Michele Mulroney, 2009), en la que ya compartía escenas con un superhéroe —aunque fuese éste imaginario—, y experimentó su primera metamorfosis cinematográfica en “Los fantasmas de mis ex novias” (Mark Waters, 2009), en la que representaba al espíritu de las chicas pasadas, con su fatal estética muy 1985 de pelo frito y brackets.

Hasta que la gamberra “Bienvenidos a Zombieland” (Ruben Fleischer, 2009) explotó la faceta que todos sospechaban en la tierna Stone: la tipa dura de corazón e imbatible de pulso, sin tiempo para amoríos mientras haya que descerebrar zombis, recargar motosierras —antes de que lo pusiera de moda Leticia Dolera— y velar por la salud de una no menos brava hermana pequeña. La puerta de entrada a películas cada vez más interesantes, como “Rumores y mentiras” (Will Gluck, 2010), perspicaz e inteligente adaptación a las aulas hormonadas del siglo XXI de “La letra escarlata”, novela de Nathaniel Hawthorne y lectura obligada en los programas escolares estadounidenses —y que la actriz ha reconocido no haberse leído nunca—. También, aunque más contaminadas por cierto espíritu sensiblero, “Crazy, stupid, love” (Glenn Ficarra y John Requa, 2011), en la que se marcaba un anti-baile a lo “Dirty Dancing” con Ryan Gosling —y volverán a derrochar química como pareja de ficción en “Gangster squad” (Ruben Fleischer, 2012)—; y “Criadas y señoras” (Tate Taylor, 2011), adaptación de un best seller de sello Oprah con todos los tics de la literatura de periodismo (rosa) denuncia que mostraba, no obstante, el rostro más apto para el drama de Stone.

Dosificado con nuevos papelitos insulsos —“Con derecho a roce” (Will Gluck, 2011)— o aprovechamientos de la versatilidad del timbre único de su voz —“Marmaduke” (Tom Dey, 2010)—. Mientras continúa confiando en los directores que le brindaron sus primeras oportunidades de lucirse como algo más que el nuevo rostro bonito de Hollywood, Emma Stone parece sentirse cómoda y agradecida con la comedia, un género, en cambio, completamente ajeno a la identidad de Andrew Garfield. Ni su apellido de gato pelirrojo lo acerca un poquito a la trayectoria de su compañera (dentro y fuera de la pantalla) Stone, y tras algunas series británicas de prestigioso calado —“Sugar rush” (2005), “Doctor Who” (2007) o la imprescindible miniserie “Red Riding”  (2009)—, Garfield se convierte en un “Boy A” (John Crowley, 2007), poco antes de que Stone consiguiera su “Easy A” —título en inglés para “Rumores y mentiras”—.

El ceño intenso y la amplia mirada desvalida del joven actor encajaban sin fisuras con ese retrato de chico conflictivo, carne de reformatorio y mula de carga de muchos traumas del pasado. Posee la estampa de un Holden Cauldfield, aunque en Hollywood, adonde regresó tras pasarse toda su infancia y adolescencia viviendo en Inglaterra, prefirieran aprovecharlo como estudiante modelo —era el pupilo preferido de Robert Redford en su trabajo como director “Leones por corderos” (2007), algo así como Parker lo será para el doctor Curt Connors en “Spider-Man”—. Esa actitud de joven esforzado con heridas nunca cicatrizadas —tan hondas como las que le llevaban a oscilar entre dos mujeres y a morirse lentamente en “Nunca me abandones” (Mark Romanek, 2010)— vale una preminencia mayor que la tangencial de “Las hermanas Bolena” (Justin Chadwick, 2008) o “El imaginario del doctor Parnassus” (Terry Gilliam, 2009), en las que el espectador podía empezar a cuestionarse la procedencia de ese joven tembloroso y espigado.

Y quien sí se fijó fue David Fincher, atento como una liebre a las nuevas promesas que aportasen credibilidad y vivacidad a su diálisis de Facebook en la redonda y maestra “La red social” (2010). En ella, Garfield interpretaba a Eduardo Saverin, el mejor amigo de ese Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg) con el que terminará rompiendo a costa de las denuncias y piques por apropiación de ideas y por la delicada gestión de un negocio de tanta envergadura. Tras el salto, sobre decenas de rascacielos, que emprende en “The amazing Spider-Man”, Andrew Garfield sólo debe tomar aliento para afrontar la dirección de una trayectoria interpretativa que, como la de Emma Stone, podrá adoptar el rumbo que quiera.


En las imágenes: “The amazing Spider-Man” © 2012 Columbia Pictures, Laura Ziskin Productions, Marvel Enterprises y Marvel Studios. “Rumores y mentiras” © 2010 Screen Gems y Olive Bridge Entertainment. “Nunca me abandones” © 2010 DNA Films, Film4 y Fox Searchlight Pictures. “La red social” © 2010 Columbia Pictures, Relativity Media, Michael De Luca Productions, Scott Rudin Productions y Trigger Street Productions. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - andrea stone garfield - 3:00 - 21.05.14

Es mucho y a mi me parece que emma es buena actora en el sorprendete hombre araña al igual que andrew garfield son actores increibles.



1 - Kike - 21:02 - 10.07.12

Emma Stone es en realidad rubia, es aquí donde no se tiñó.



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Resident Evil: El capítulo final | Manchester frente al mar | Múltiple | La La Land | Lion | Figuras ocultas | Vivir de noche

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.