Inicio > Reportajes > “Ángeles y demonios”: Tócala otra vez, Ron̷...

“Ángeles y demonios”: Tócala otra vez, Ron…

¿Tiene usted, amigo lector, algunos millones de euros escondidos bajo una loseta de su casa y sin saber dónde “ubicarlos”? No lo dude, buen hombre, invierta en cine. Eso sí, siga estos tres elementales consejos que le proporciono a continuación y sin cobrarle nada a cambio. Uno: adquiera los derechos de un best-seller de relumbrón, más o menos reciente (cuanto más, mejor), y póngalo en manos de un buen equipo de guionistas, para que lo trabajen convenientemente. Dos: fiche a una pareja estelar de protagonistas, de esos que no suelen pinchar en taquilla, sin reparar en cachees ni manías de primadonna (todo negocio conlleva su punto de sacrificio, y no me cabe la más mínima duda de que usted aguanta en su trabajo a más de un par de especimenes que, además de insoportables, no se parecen en nada a George Clooney o Julia Roberts). Y tres, y más importante: contrate a Ron Howard. Le aseguro que no se arrepentirá.

Ampliar imagen

Y es que la carrera como director hollywoodiense de Ron Howard es un catálogo de megahits de difícil parangón. Algo difícil de vaticinar cuando, tras una intensa y extensa actividad como actor infantil tanto en cine como en series televisivas (Howard tomó contacto con la industria bien pronto), hacía su primera aparición pública destacada como actor juvenil en el reparto de ese filme seminal que fue “American graffiti”, con ese aspecto entre ingenuo y apajolado que tan poco casa con lo sólido y discreto de su hacer tras las cámaras.

Una factura que deja poca impronta —parece que Howard siempre se tomó tremendamente en serio el aserto hictchcockiano de la “mano invisible” en la dirección—, pero que, vistos los resultados, elimina cualquier opción al estropicio: los resultados en taquilla de las películas dirigidas por este realizador ofrecen un historial impresionante. La relación de títulos deja poco lugar a la duda: desde su primer éxito, con “Cocoon”, a títulos como “Willow”“Llamaradas”, “Un horizonte muy lejano” o “Apolo XIII”. Filmes que, si algún rasgo comparten, amén de su generosa extensión y sus más que deslumbrantes repartos, es el de su correctísimo empaque visual, su vigoroso ritmo narrativo y una identificación absoluta con los cánones estilísticos imperantes en el cine mainstream. Los mismos con los que dicho cine —y, por ende, el de Howard— ha conseguido un impacto tan importante en la estima de un público amplio y universal.

Otro cantar es el de su estima y reconocimiento por parte de la crítica. Encuadrado con toda lógica en la categoría de pulcro artesano —Howard casi siempre trabaja con guiones ajenos—, ni siquiera su entronización por el establishment vía aluvión de Oscars©, en el 2002 —a cuenta del estampado de su firma en “Una mente maravillosa”—, hizo que a Ron Howard se le empezara a considerar un “autor” —tampoco con la celebrada “El desafío: Frost contra Nixon” lo ha conseguido—. ¿Le reporta tal circunstancia muchos sufrimientos a nuestro hombre? Si hemos de creer en la veracidad del aserto que reza aquello sobre las penas y el pan, podrán convenir conmigo en que la conclusión es no.

Y, más allá de eso, a Howard nunca le van a faltar encargos en la línea danbrowniana marcada por su anterior entrega (unánimente señada como un producto de ramplonería formal y temática apabullante, y no será este humilde escribiente quien lo cuestione), la adaptación cinematográfica del mayor éxito editorial a nivel mundial de la última década, “El código Da Vinci”. Una cinta que, con el mero efecto arrastre de su referente en letras, reventó las taquillas de medio mundo (además de dejar seriamente tocadas las del otro medio), como es previsible que haga, igualmente, su secuela “Ángeles y demonios”. Una obra de cuya existencia, a buen seguro, y para no “desmerecer” a su predecesora, los pocos que se acuerden dentro de unos años apenas recordarán el nombre de su protagonista (el “repetidor” Tom Hanks). Y quizá, quién sabe, tampoco el del autor de la novela en que se basó (Dan Brown). Quede aquí constancia de que tal película, como todas, ya sean buenas, malas o regulares, tuvo a alguien que la dirigió. ¿Su nombre? Ron Howard.

Ampliar imagen

En las imágenes: Ron Howard en el rodaje de “Ángeles y demonios” © 2009 Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados. Fotograma de “American graffiti” © 1973 Universal Pictures. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Willow” © 1988 Imagine Entertainmente, MGM y LucasFilms. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Una mente maravillosa” © 2001 Imagine Entertainment y UIP. Todos los derechos reservados. Fotograma de “Ángeles y demonios” © 2009 Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



3 - LA BUTACA - 19:19 - 24.10.09

“Ángeles y demonios”: El código Langdon…

Con más de 15 millones de euros recaudados a su paso por la taquilla de nuestro país, “Ángeles y demonios” se ha convertido en uno de los éxitos de la temporada. La adaptación del best-seller de Dan Brown ha ratificado el éxito de la novela…



2 - LaButaca.net » Opinión de cine - 20:50 - 16.05.09

“Ángeles y demonios”: La incompetencia de Dan Brown frente al buen hacer de Ron Howard…

A pesar de que el desarrollo de su trama es delirante y de que sus personajes resultan ridículos, al menos la mano firme de Ron Howard consigue que la película posea un ritmo vertiginoso y que nos entretenga durante un rato.
Aunque no soy lo que se d…



1 - LaButaca.net » Reportajes de cine - 10:43 - 15.05.09

“Ángeles y demonios”: Un camarlengo más otros nueve “sexis” con sotana…

Las iras, indignaciones y desprecios, o como se prefiera apelar a la rabieta, que el título arriba indicado podría provocar en las filas eclesiásticas palidecen ante la tajante condena del Vaticano a todo lo que lleve impreso el nombre de Dan Brown…



1
Cincuenta sombras más oscurasRingsBatman: La Lego películaLa gran muralla

Cincuenta sombras más oscuras
Rings
Batman: La Lego película
Jackie
La gran muralla
El fundador
T2: Trainspotting
Logan
El guardián invisible
Kong: La Isla Calavera
El bar
La bella y la bestia
Los Pitufos: La aldea escondida
Ghost in the shell
Fast & furious 8
Alien: Covenant

 
Vídeos Películas Más cine Facebook     Twitter     Instagram     YouTube                   
Destacados:  Estrenos 17 de noviembre | Seminci de Valladolid | Festival de Sitges | Festival de San Sebastián

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.